sábado, julio 11, 2020
More
    Inicio Arte

    Arte

    Por qué no estuve en el final de la función

    Me hubiera gustado estar hasta el fin, pero hubo quienes ya olían la muerte y como dicen por ahí el león y el  ladrón creen que todos son de su condición, se me restringió todo contacto con él.

    Deudas equivalentes, un cuento de Liza Rosas Bustos

    La princesa Asisa Molahuddin, casada a los 16 con un Sheik de la dinastía suni visita a su hermano en Nueva York. La turista se baja de la limo en Lexington, cubierta la cabeza con un ajab que le deja sólo los ojos

    La pitonisa distraída

    Es una vidente verdadera. Cara, como las verdaderas, localizada en un lugar de lujo (86th Street) como las verdaderas. Sabe quien es ella, como las verdaderas. No es una pitonisa de cuarta. O sino no sabría tanto que sabe de ella.

    El Juan no Juan de 34th Street

    Había comprado cigarrillos anteriormente en aquel lugar, ignorando el espectáculo de sus manos que aquella noche me parecieron las más grandes del mundo. Fue imposible no imaginarme, sus manos grandes como abanicos, perdiéndose entre mis muslos y fue así como todo comenzó.

    Vigílenme vigilantes, un cuento de Liza Rosas Bustos

    Lo vi caminando compulsivo por la Quinta avenida mientras pedía un café en uno de los carritos que venden pasteles y cafés de segunda. Mejor dicho, vi lo que no veía. No vi sus ojos lánguidos no mirarme ni su caminar a no menos de 100 metros de distancia, manía que, sin embargo llegaría a hostigarme.

    MAXIMAS Y MINIMAS: a los dementes les encanta la locura

    Hay que ser tolerante con el que no piensa como uno. Tiene derecho a ser estúpido.

    Lo rico de ser pobre es que nadie nos envidia.

    Jesús: ¿cuál es el papel que me has destinado en la Tierra?
    Dios: ¡el de víctima, hijo mío!

    El salmo del hipster

    Mi IPod es mi pastor;
    nada me faltará.
    En lugares de delicados pastos de Central Park
    me hará descansar

    José Latour: Mundos sucios, un realismo sin fronteras

    Entre las disímiles lecturas que se podrían hacer de esta novela de José Latour, está el encuentro con la impunidad, que es consustancial con cualquier tipo de poder

    Los niños perdidos del franquismo

    Difícilmente podremos perdonar, aceptar y seguir adelante, si aún continuamos en la ignorancia de los sucesos. No se trata de encontrar culpables, o de buscar venganza, sino simplemente de enfrentarse a “lo que es” y a “lo que fue”, sin el condicionamiento ideológico, con objetividad

    TINTA ROJA: Perdida en Madrid por Laura Fernández Campillo

    Madrid tiene el encanto de una gran ciudad hecha a base de gentes de todas partes. Tiene la mirada plural y la piedra pulida por la disparidad de opiniones. Madrid tiene calles en las que la historia hace presencia, y calles en las que se gesta la historia a partir del futuro

    Dos finales

    Ana se busca un trabajo de mesera y se entretiene con el pianista del bar mientras trabaja medio tiempo y estudia en la universidad.  Queda embarazada tres veces y se hace dos abortos. El último hijo, se lo deja.

    Aparece Palabra Abierta número 9

    Palabra Abierta les invita a disfrutar otra edición que podría llevarlos a realizar un viaje al infinito del pensamiento. En esta ocasión se trata de la inmensidad del ensueño, tema que se encuentra más desarrollado en su editorial de este número 9.

    Publicaciones recientes

    Purga de latinos en el comité de distritos electorales de California

    Es inconcebible que un grupo tan vasto como el latino, el mayor del estado, haya quedado totalmente fuera del proceso de determinar la división de los distritos del Congreso federal y la Legislatura estatal

    La realidad nacional de El Salvador, por Roberto Cañas

    El Salvador necesita un acuerdo nacional inclusivo de largo alcance que salve a la Nación de la grave crisis en la que se encuentra sumergida. Ya es tiempo de iniciar procesos para rescatar el país social, política y económicamente

    Historias de inmigrantes: Ontario, California

    A las desventajas de no tener, en casi todos los casos, preparación académica, de ser pobre, de ser latino, hay que agregar lo que puede ser el colmo de las desventajas: ser indocumentado

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    Qué harán ahora con el odio

    Para ellos, una joven latina embarazada de pronto es como una bomba de tiempo. Un muchacho de los barrios con el pelo rapado es un criminal en ciernes.

    Mario Beltrán, fin de carrera

    Mario Beltrán, el fin. Mario Beltran, electo concejal de Bell Gardens, que en agosto de 2006 fue uno de los personajes catalogados como...

    Quizás no todos somos Americans

    En California en general y en esta ciudad en particular se está desmantelando el estado social, aquel que considera que el gobierno es ante todo responsable por el bienestar de sus habitantes.

    Estos son los sonidos del Este de Los Angeles

    De pronto se oyen los chasquidos inequívocos de los fuegos artificiales. En pleno octubre, a alguien le sobraron petardos de la larguísima noche incendiaria del Cuatro de Julio. Desde Boyle Heights vienen ecos de disparos: cinco a ocho balazos. Después llegarán los helicópteros policiales.

    Andate, Maradona, por Gabriel Lerner

    Diego Armando Maradona no armó un equipo. Lo armaron a él. Como si supiese algo, se paseó por el espacio reservado al DT y atrajo miradas, cámaras, críticas, simpatía y hostilidad en todo el mundo. Pero entrenador no es, ni fue, ni será.