sábado, noviembre 28, 2020
Más

    El amante ilegal, un cuento de Liza Rosas Bustos

    “Reconozco que la razón se confunde ante el prodigio del amor frente a esa extraña obsesión por la cual la carne, que tan poco nos preocupa cuando comprende nuestro propio cuerpo y que solo nos mueve a lavarla y a alimentarla, puede llegar a inspirarnos un deseo tan apasionado de caricias”

    Memorias de Adriano
    Margarite Yourcenar

    ***

    Te juro Soledad, que era un asco
    Por tres días estuvo viniendo para acá
    Se chupaba los muslos, el torso y las presas que alcanzaba la lengua en los baños turcos de la 125 antes de que los cerraran.

    Te juro Soledad

    Cuando lo vimos, todos nos miramos horrorizados. Y habíamos visto transfers con tetas grandes, chicas y pequeñas. Habíamos visto híbridos con silicona u inyecciones. Pero este joto nos pareció el más raro de todos. Mire que sonreirse a sí mismo, mire que besarse las manos, los brazos el vientre , mire que venir a acariciarse los muslos, los glúteos.

    Horror. Cuando lo vieron los otros jotos, llamaron al guardia. Vino con una toalla y cubrió al desnudo, escandaloso, impúdico que se besaba a sí mismo. Asco.

    El guardia vino, lo cubrió y se lo llevó. Lo último que supe antes de que los cerraran es que lo echaron de los baños, que no lo dejaron más entrar. Dicen que él fue quien dio aviso a las autoridades para que los cerraran. Qué vamos a hacer sin los baños en Harlem. Por lo menos se lo llevaron a Belleview.

    Mal ejemplo para otros que buscan otros cuerpos para darse placer y que sí saben amar…

    Lee también

    Presunto culpable

    Los niños en jaula ya no son noticia

    El origen de la soledad

    Liza Rosas Bustos
    Liza Rosas Bustos
    Profesora chilena (Valparaíso, 1970). Reside en Nueva York (EUA) desde hace doce años. Ha colaborado para el periódico literario Puente Latino, Hoy de Nueva York. Forma parte del Espacio de Escritores del Bronx Writer’s Corps. Cuentos suyos han aparecido en las revistas Hybrido y Conciencia. Sus poemas, ensayos, artículos y cuentos han sido publicados por la Revista virtual Letralia de Venezuela. Sus poemas aparecen en las publicaciones mexicanas La Mujer Rota y la Revista Virtual Letrambulario además de Centro Poetico, publicación virtual española. Actualmente se desempeña como profesora de español de segunda lengua en Frederick Douglass Academy II de Harlem y realiza estudios de Doctorado en Literatura Hispánica y Luso Brasileña en Graduate Center, City University of New York.

    Notas relacionadas

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    1 COMENTARIO

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    dieciseis − ocho =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,573FansMe gusta
    1,976SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Ay, Guatemala: cinco poemas de Otto René Castillo (1937-1967)

    Amor, nosotros somos invencibles. / De historia y pueblo estamos hechos. / Pueblo e historia conducen al futuro. / Nada es más invencible que la vida; / su viento infla nuestras velas. (Otto René Castillo)

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    Why do Mexicans Have so Many Kids?

    To those of you who are waiting to start a family I would suggest this: don’t even look at a Mexican woman the wrong way, especially if she still has her catholic school uniform, because you could end up a daddy before you know it.

    Cuatro poemas de Roque Dalton

    Cuando sepas que he muerto di sílabas extrañas. Pronuncia flor, abeja, lágrima, pan, tormenta. No dejes que tus labios hallen mis once letras. Tengo sueño, he amado, he ganado el silencio.

    Los 5 comentarios más recientes