El minotauro fascista de San Fabián de Alico, por Jorge Muzam

La severidad del rector Bustos era conocida en todo el pueblo. Ese día formó a los acusados de robar guindas del gran árbol que coronaba el escenario de las veladas colegiales.

Entre los que estaban formados había al menos dos miembros de los Chaicanes, familia donde todos eran alcohólicos; dos Sepúlveda, vástagos de una miserable familia evangélica; estaba el Perfume, huérfano fornido y descalzo; el Caldillo, campeón de los puñetes y otros cuatro menores de sectores rurales que aún no popularizaban algún apodo.

El rector Bustos, director supremo de la Escuela E-10 de San Fabián de Alico, un gigante obeso y muy moreno, de cabello rizado cortado militarmente y voz y rostro intimidante, era conocido también por su adicción extrema al régimen de Pinochet.

Ese día, Raúl Bustos, imbuido de su enorme poder, se paseó largo rato ante los acusados con el ceño fruncido y las manos tomadas en su espalda.

Luego, se detuvo ante cada acusado, lo miró a los ojos y sin avisar dejó caer sobre ellos toda la fuerza de sus manos en un sonoro platillo. Los jóvenes gritaron de dolor y miedo y luego se desplomaron ante sus pies. Al instante, Bustos les ordenó:¡párate mierda!¡date vuelta! y nuevamente una patada en el culo a cada uno que los levantó por los aires. ¡¿Qué dijiste?! ¡no escuché bien!

Lee también:   Las relaciones entre México y El Salvador

-Perdón señor, nunca más, nunca más- dijeron entre sollozos uno a uno los castigados.

-¡Ándate a tu sala mierda!

Todo el resto de los que estábamos en el colegio, profesores, auxiliares, algunos apoderados y nosotros mismos estábamos aterrorizados ante ese cruel castigo. Pero era 1980 y de seguro nadie estaba dispuesto a arriesgar el propio pellejo para defender a una mocosada atorrante y efectivamente nadie dijo ni hizo nada hasta el día de hoy.

Años después, en 1983, Bustos fue alejado del colegio. Se le trasladó a cumplir labores administrativas a Chillán, pero fue por una causa muy diferente. Había abusado y embarazado a una menor de edad al interior del internado que estaba en la misma Escuela E-10 de San Fabián de Alico.

Perfil del autor

Escritor chileno. Licenciado en Historia en la Universidad de Chile. Nació en San Fabián de Alico en 1972. Ha publicado ensayos, crónicas y relatos en diversos medios americanos y europeos. Es autor de las novelas Ameba y El odio, y de los libros de relatos La vida continúa y El insomnio de la carne. Todas sus obras han sido publicadas por Sanfabistán Editores. Columnista en HuffPost Voces (EEUU) e HispanicLA (EEUU) y controvertido bloguero político cuya voz independiente se ha expandido a todo el mundo hispanohablante. Se le ha descrito como un autor de pluma corrosiva, provocadora y amarga.

Lee también:   Perón, Martín Fierro y ciertas luces que no se apagan

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado