Frontera México-EE.UU: la segunda zona más mortal para migrantes en el mundo

Datos basados en los números de muertes de migrantes que son recopilados por la Organización Internacional para las Migraciones que monitorea los movimientos migratorios a nivel mundial.

Frontera méxico-ee.uu: la segunda zona más mortal para migrantes en el mundo
Las cruces en la frontera entre Tijuana y San Diego representan a migrantes que murieron. FOTO: Wikipedia

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), a través de su división “Missing Migrant Project” expuso recientemente los  números totales de la muerte y desaparición de migrantes a nivel global, y aunque en general la cantidad de muertes ha disminuido, hay ciertos puntos del planeta donde el problema va en ascenso. 

Quizá el más alarmante de todos es el ascenso por sexto año consecutivo de muertes de migrantes en la frontera entre México y Estados Unidos, que en 2019 alcanzó 497 muertes (número hasta el momento de publicación de este artículo) lo que la ubica como la segunda zona (frontera) más mortífera del mundo, dejándola solo por debajo del mar mediterráneo en el que murieron 1318 personas durante el mismo año.  

Screen Shot 2020-01-17 at 9.36.33 PM.png

(Fuente Imagen: Missing Migrant Project).

Causas

Alberto Cabezas Talavero,  Oficial de Comunicación de esta organización, explica que hay varios elementos que contribuyen al alto número de muertes en esa zona. El primero es que es históricamente un área de alto tráfico migratorio; el segundo es la gran extensión de terreno que comprende la frontera (aproximadamente unos 3.144 km o 1.954 millas) y el tercero son las bestiales condiciones geográficas que presenta el terreno en toda esa área. 

De hecho, la principal causa de muerte registrada por esta organización fue ahogamiento, la cual terminó con la vida de 128 personas, número que no sorprende si se tiene en cuenta que solamente el caudaloso Río Grande actúa como la barrera natural de mayor extensión en la frontera, cubriendo más de un 60% de ésta. La segunda causa de muerte identificada como de mayor peligro es la exposición a temperaturas extremas, las cuales ocasionaron 51 decesos por hipotermia e hipertermia. 

Y es que las extensas áreas desérticas y montañosas  que bordean la frontera, combinadas con el deseo de los migrantes de pasar lo más desapercibidos posible, los lleva a circular por áreas inhóspitas por periodos de tiempos más largos, lo cual los expone a la deshidratación y el desgaste físico.  

“El crimen organizado es un factor de riesgo para las personas migrantes; en México hay organizaciones delincuenciales que llevan años lucrándose con migrantes tanto en lo que se refiere a tráfico y trata de personas como a secuestros de migrantes y pedir fondos a las familias de estas personas en los Estados Unidos” dijo Cabezas Talavero, quien resaltó que no creen que el aumento en las cifras de migrantes muertos se deba a mayor incidencia del crimen pero sí aseguró que la existencia del crimen organizado en las rutas es una amenaza latente para los migrantes quienes hacen todo lo posible para evitar encontrarse con estos grupos o pasar por zonas donde ellos están operando. Ello los empuja aún más, a transitar por zonas mucho más remotas donde no hay señal telefónica, ni forma de pedir ayuda por muchos kilómetros y en esos casos mueren sin que siquiera puedan ser encontrados.

Screen Shot 2020-01-19 at 9.03.48 PM.png