Hispanic L.A.CaliforniaLa Proposición 21 ya...

La Proposición 21 ya fue rechazada

Gavin Newsom, uno de los gobernadores más progresistas de la nación, se opone a esta medida, al igual que varios sindicatos de trabajadores de la construcción

La Proposición 21 es como ver una película dos veces. Solamente dos años atrás, el electorado californiano ya rechazó, en un voto masivo de 59% en contra, la Proposición 10 que, en muchos sentidos, es la misma que se presenta ahora con un disfraz diferente.

Nadie puede negar que California tiene un serio problema habitacional. Después de todo no es casualidad que haya más de 151,00 personas viviendo en la calle. Pero a veces las medidas que se proponen con buenas intenciones terminan teniendo efectos opuestos a lo que se desea.

Ese es el caso de la Proposición 21 que, si bien busca controlar de rentas, podría terminar desalentando a empresas constructoras que optarían por directamente no construir viviendas en momentos en que la crisis habitacional es candente.

Lee también:   Las mujeres son las víctimas principales del odio racial: ¿por qué?

Lo que se propone

La proposición, que reemplazaría el Acta Costa-Hawkins de Renta de Vivienda de 1995, incluye control de rentas para viviendas que hayan sido ocupadas 15 años atrás o más. Además, las rentas solo podrían crecer un 15% en el período de tres años después que la vivienda quede vacante y solamente serían exceptuados pequeños propietarios que tengan no más de dos viviendas.

Quiénes están detrás de la proposición

Como con la Proposición 10 de 2018, detrás de la propuesta está Michael Weinstein, presidente de la Fundación para el Cuidado de la Salud por SIDA (AHF) quien argumenta que el derecho a la vivienda es un derecho humano. Y en California, con 17 millones de personas que rentan, hay que recordar que muchos hasta pagan la mitad de sus salarios en renta.

Lee también:   Sobre los rostros políticos de los evangélicos

En el campo de la oposición está el gobernador Gavin Newsom y varios sindicatos de trabajadores de la construcción. No extraña que el gobernador Newsom, uno de los gobernadores más progresistas de la nación, se oponga a la proposición. Después de todo, solamente meses atrás aprobó una ley de control de rentas que limita aumentos y establece protecciones para quienes rentan, incluyendo la prohibición temporaria de desalojos. Una ley que muchos han caracterizado como la más progresista en la nación.

Consecuencias

La Proposición 21 no solo sabotearía la ley de Newsom, limitaría la construcción de nuevas viviendas, generaría pérdidas millonarias a agencias gubernamentales locales y estatales, sino que también afectaría a los millones cuyo único patrimonio es ser dueños de su casa. Más específicamente, un estudio de MIT concluyó que medidas de control de rentas extremas, como la Proposición 21, terminan reduciendo el valor de una casa en un 20%. En California esto representaría una pérdida de hasta $115,000 para el propietario promedio.

Lee también:   Justicia 40: una potente herramienta al servicio de la comunidad

California tiene un problema habitacional serio que requiere una análisis global y soluciones globales. La Proposición 21 no parece ser la solución ni para quienes rentan ni para quien son dueños de las viviendas.

Visitas de hoy a esta página: 91
Ultima hora 1
Hispanic L.A. últimos 30 días: 684842

1 COMENTARIO

  1. ¿Qué es realmente ser progresista?

    Si entendí bien este artículo, entonces estamos del lado del progresista. ¿Es correcto? 🤔

Responder a Marco Antonio Hernandez Cancelar respuesta

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Lo más reciente

Relacionado

Los 5 temas más buscados

LOS 5 COMENTARIOS MÁS RECIENTES