viernes, diciembre 4, 2020
Más

    La vuelta a Manhattan en 365 días: una culona en el penthouse

    Día 14

    Allí está Nadia, aburrida de mirar las novelas del canal 47, de leer El Diario La Prensa y, de tratar de decifrar el Daily News, descifrando alguna que otra palabra en las hojas enormes del New York Times.

    No. No es una mujer de la calle que mata Pedro Navaja en la canción de Rubén. Tampoco la del periódico del olvido que canta el guajiro Hector Lavoe. No es la que llorará en la penosa salsa de Willie Colón.

    Es la niñera culona que trabaja en el décimo piso de 1090 de Park Avenue, la niñera con nariz respingona y cuero canela. Pero no es Gabriela.

    Nadia es la que viste y calza, entrada en carnes en las caderas cuya mínima cintura mira el botones de ascensores, un serbio que se mete las manos al bolsillo y se soba el pene cada vez que ella, Nadia, sube sobando el lomo de Candy, la chihuahua de la familia la cual, oh suerte, le toca a la fiel niñera cuidar cada verano que su patrona se queda en los Hamptons.

    Allí está ella, housesitter, penthouse vacío, 30 años,  frescosa con patrones vacacionando en los Hamptons y sus respectivos hijos en el campamento francés en las playas de Niza, sentada en el sillón de cuero, hojea que hojea, busca que busca.

    Quien busca obvio, encuentra.

    Nadia abre la computadora del hijo de la patrona. Entra en Internet. Coloca un aviso en Craigslist. “Mulher souteira, brazileira du vacacioneis in un apatameunto de Park Avenue busca acompaneunte”, escribe en un portugués de dudosa calaña, aprendido en la novela Doña Beija.

    Elige, acto seguido entre una lista interminable de especies que envían fotos de cuerpo entero y de presas erectas.

    Selecciona a uno fornido, con tatuajes en los muslos y pinta de galán de Televisa  híbrido, mitad Andrés García y mitad Javier Solís. Le escribe en un inglés dudoso su teléfono. Concertan: un bar de la esquina, Arriba Arriba, dice él.

    Se encuentran en veinte minutos.

    El pide dos caipirinhas para impresionarla. Ella sonríe y abre la blusa que le ha pedido prestada sin preguntarle a la patrona. Se llama Sonia, le dice, Sonia Nascemento Braga. Es brasileira y está de vacaciones, cuenta en aspavientos. No entiende cómo se llama él. Beben, se tocan, bailan suave, él, erecto, la siente mojada, riendo y paga la cuenta.

    Toman un taxi, se besan y se palpan mientras el conductor bangladeshi los espía por el espejo retrovisor. Pide parar a la volta del edificio “hay preublemas co la porta do delante”, dice Nascimento Braga. Entre abrazos y apretujones, agarradas de culo y apretones de cierre lo sube por la puerta de atrás.

    En diez minutos, desnudos los encuentra el portero serbio dentro del penthouse.  Los ha mirado por la cámara. Ha pedido relevo. El con las manos en su enorme culo. Ella sobándole la nuca. El serbio se saca los pantalones y a través de muecas gesticula en inglés-español y serbio. Promete guardar silencio, dice,  si lo invitan a jugar.

    Liza Rosas Bustos
    Liza Rosas Bustos
    Profesora chilena (Valparaíso, 1970). Reside en Nueva York (EUA) desde hace doce años. Ha colaborado para el periódico literario Puente Latino, Hoy de Nueva York. Forma parte del Espacio de Escritores del Bronx Writer’s Corps. Cuentos suyos han aparecido en las revistas Hybrido y Conciencia. Sus poemas, ensayos, artículos y cuentos han sido publicados por la Revista virtual Letralia de Venezuela. Sus poemas aparecen en las publicaciones mexicanas La Mujer Rota y la Revista Virtual Letrambulario además de Centro Poetico, publicación virtual española. Actualmente se desempeña como profesora de español de segunda lengua en Frederick Douglass Academy II de Harlem y realiza estudios de Doctorado en Literatura Hispánica y Luso Brasileña en Graduate Center, City University of New York.

    Notas relacionadas

    El lenguaje de las elecciones: monolitos y odiseas

    La votación democrática, vista como un avance en la socialización moderna, no debiera ser tratada como un duelo entre ciudadanos o partidos. La rutina de conseguir más votos y llegar a la Casa Blanca debe apartar todo lenguaje que insinúe una pelea

    Prueba: Audi RS 7 Sportback del 2021, la versión más poderosa del A7

    El RS 7 Sportback del 2021 es una variante de alto rendimiento del hatchback de estilo fastback de la marca, que se basa en el sedán mediano de cuatro puertas A6 regular de Audi, y representa la versión más poderosa del Audi A7.

    Cruzando Líneas: Morir por vivir

    Llega el momento de plantearnos los propósitos de Año Nuevo cuando el 2020 no nos ha dejado cumplir los viejos; pero ahora no nos preguntados a dónde se nos fue el tiempo, lo sabemos bien, lo tenemos encapsulado en una cuarentena sin fin.

    2 COMENTARIOS

    1. muy bien construído este relato, los personajes eficazmente esbozados a trazos rotundos como hizo Valle Inclán en Tirano Banderas, el efecto total es de erotismo

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    19 − diez =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    El lenguaje de las elecciones: monolitos y odiseas

    La votación democrática, vista como un avance en la socialización moderna, no debiera ser tratada como un duelo entre ciudadanos o partidos. La rutina de conseguir más votos y llegar a la Casa Blanca debe apartar todo lenguaje que insinúe una pelea

    Prueba: Audi RS 7 Sportback del 2021, la versión más poderosa del A7

    El RS 7 Sportback del 2021 es una variante de alto rendimiento del hatchback de estilo fastback de la marca, que se basa en el sedán mediano de cuatro puertas A6 regular de Audi, y representa la versión más poderosa del Audi A7.

    Cruzando Líneas: Morir por vivir

    Llega el momento de plantearnos los propósitos de Año Nuevo cuando el 2020 no nos ha dejado cumplir los viejos; pero ahora no nos preguntados a dónde se nos fue el tiempo, lo sabemos bien, lo tenemos encapsulado en una cuarentena sin fin.

    De tangos y tangueros: Francisco García Jiménez

    Nació en Buenos Aires, pero sus amigos le decían “El Gallego”, o más cordiales, Paco. Era de padre español y madre argen...

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,574FansMe gusta
    1,976SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Navidad o la historia del Dios Sol

    Los romanos festejaban el 19 de diciembre el Saturnal Romano en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones, esta fiesta comenzaba el 17 y terminaba el 23 de diciembre, con grandes banquetes, donde la comida, el vino y el sexo, tenían un protagonismo importante, y el día 25 de diciembre era la fiesta de la exaltación del Sol

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Why do Mexicans Have so Many Kids?

    To those of you who are waiting to start a family I would suggest this: don’t even look at a Mexican woman the wrong way, especially if she still has her catholic school uniform, because you could end up a daddy before you know it.

    Cuatro poemas de la revolución mexicana

    Pablo Neruda: A Zapata; Salvador Novo: Del pasado remoto; Salvador Novo: Del pasado remoto; Manuel Maples Arce: Vrbe, superpoema bolchevique en 5 cantos

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    Los 5 comentarios más recientes