Frecuentemente vamos a ver películas infantiles cursis solo por el amor que le tenemos a nuestros hijos. Fingimos entender todo de lo que hablan, y adoramos todo lo que remotamente les importa porque… es lo que como madres debes hacer. Assassin’s Creed, por ejemplo. ¿Me gusta Cal Lynch? Mmm, bueno, ¿quién era ese otra vez?

Pero si le preguntas a mi hijo qué es lo que creo de Assassin’s Creed te dirá que me encanta. Es lo que hacemos como padres. Adoramos a nuestros carajos hijos y queremos encontrar cosas en común con ellos. Pero me he dado cuenta de que my hijo y yo de hecho tenemos algo en común. ¡Los dos amamos el cine! A principios de mes vimos una previa de “Maleficent: Mistress of Evil”.

A mi hijo le encanta la ciencia ficción y las comedias. Yo adoro los dramas, las comedias románticas y los filmes de aventuras. Encontrar películas que unen nuestro amor es difícil. “Maleficent”, sin embargo, nos puso a los dos al borde de nuestros asientos, esperando ansiosos que pasaría después. La película en sí envía muchos mensajes poderosos. Esta retorcida fantasía era todo lo que esperaba, y más.

Sinopsis: Una formidable reina ocasiona un distanciamiento entre Maleficent y la princesa Aurora. Juntas, deben enfrentar nuevos aliados y enemigos en una treta por proteger las tierras mágicas que comparten. En esta cinta, verán efectos especiales inteligentes y cinematográficos. My hijo señaló que las mujeres en el filme no tenían miedo y eran únicas, justo como deben ser presentadas las mujeres.

La mitología que acompaña al elenco ofrece una presentación espectacular, embona perfectamente en la lista de los clásicos de Disney. Angelina Jolie va más allá para no solo encuadrar en las cualidades físicas del personaje, sino que representa con exactitud las cualidades emocionales de una bruja mal entendida. A través de esta cinta, la audiencia aprenderá la importancia de la confianza y la individualidad.

Como mujer de 43 años, me sentí increíblemente empoderada con la forma en que representaron a las mujeres en este filme. Que mi hijo sea testigo de personajes como Maleficent es extremadamente importante para mí. Honestamente, es importante para el desarrollo de todos los niños. Este filme no tiene damiselas en apuros, no tiene a una mujer dependiendo de un hombre y eso es lo que me gusta y espero ver más en las futuras películas del mundo.

¡Bravo, Disney! Esta cinta es para todas las mujeres, y niñas, alístense para ser representadas como las heroínas fuertes que son. “Maleficent: Mistress of Evil” ya está en la lista de mis favoritas. ¡Estoy feliz de haberla visto con mi hijo pequeño!

Fans de Disney, esta película la deben ver. Ya está en los cines.

Ángela Saldaña Camacho es Colaboradora de Ser Mamá Latina (sermamalatina.com). Publicado originalmente en Ser Mamá Latina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí