viernes, noviembre 27, 2020

Nueva York

La tristemente célebre hazaña de hacer clic

Esto de los teléfonos cel...

El cateador de nalgas

En el East Side, las nalgas te han tocado pequeñas, redondas, ajadas, musculosas, hacia Mid Town, cerca de la 42 y por lo de las turistas, te han tocado regordetas, llenitas de carne. En la altura de la 34th Street te han tocado delgadas, mínimas, casi pegadas al hueso

Haiku gratificacion diferida WTC

Haiku de cuatro patas / WTC / Quinientos voluntarios limpian escombros / en seis meses / pulmones, / bolsas de cuero ajado

Mariposa urbana

Mariposa siente / Mariposa miente / Mariposa alada

Orbitas

Souls sharing a subway ride I Pod- I Macs-Nook-Daily News-Mp3

Vagones del tiempo

Estoy en Grand Central Hay un tren de tres vagones El vagón donde fui El vagón donde voy El vagón donde iré

Subliminal urbano Queens-Manhattan

Semáforo Foco Letrero de neón Más focos Letrero con luz

La vuelta a Manhattan en 365 días: Jaque mate

Hoy en la mañana se me vino a la cabeza el tablero de ajedrez de mármol que compranos en nuestro viaje de luna de miel a Rusia. Habrás creído que dormía. Pues no.

La vuelta a Manhattan en 365 días: Especies

Una finlandesa que baila salsa Un cubano que hace tai chi Un chino que hace capoeira

Maldito Güey

¿Para qué me enseñaste a comer churros en la 42?

Especies

Científico Estítico Maniática Exótico

El esclavo del elevador trasero

Un día, sin decirle a nadie, llegó a Nueva York de negocios y se quedó para siempre trabajando en el elevador trasero del edificio más alto de 678 Greenwich, labor que le encanta, que lo excita.

La vuelta a Manhattan en 365 días: Artefactos

Camisa o chaleco manga larga para bancarse el frío de los edificios con aire acondicionado Chalas bajas en la cartera, chalas altas en la calle Impermeable que cubra los talones

Benito Rivera y el conteo regresivo de sus neuronas

Benito Rivera toca que toca la conga. Se salvó del sida en los setenta. Pero con tanta tecata se quedó con tres neuronas: con dos de ellas le pega al cuero de la conga, con la otra mira al público que recuerda sus pasados éxitos en una conocida banda de la isla de Manhattan.

Extracción de muelas, un cuento de Liza Rosas Bustos

El nene está lindo. Lindo, está. Pero las libras que lo acolchonaban se han quedado dentro del cuerpo de Nadia, sin dinero cuya nacionalidad quien está ante la tecla ha querido ocultar.

La placa de Florez

Caminaron calle abajo por la calle Broadway. Los empujones sórdidos de los turistas atontados comprando recuerdos y camisetas ensordecieron su furia por un rato, elevándola al cuadrado, luego la elevaron al cubo.

PUBLICACIONES RECIENTES

Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

Feliz Día de Gracias de Hispanic LA

Sea lo que sea, historia, religión, familia, sea lo que sea que signifique para cada uno.

ESTAMOS EN FACEBOOK Y TWITTER

8,501FansMe gusta
2,450SeguidoresSeguir

[do_widget id=mc4wp_form_widget-3]

LO MÁS POPULAR DE LA SEMANA

Los pensamientos de José Saramago

Esta es simplemente una recopilación de rayones en libros, suficientes para quienes nunca lo “conocieron”, sepan lo que se están perdiendo. Porque como él mismo nos repitió hasta el cansancio: mientras se esté vivo, nunca es tarde.Esta es simplemente una recopilación de rayones en libros, suficientes para quienes nunca lo “conocieron”, sepan lo que se están perdiendo. Porque como él mismo nos repitió hasta el cansancio: mientras se esté vivo, nunca es tarde.

Rock indígena en California

El Rock and Roll, la músi...

Chau, Diego del alma

A Maradona, lo vi jugar por primera vez en la cancha de Atlanta cuando yo tenía unos 11 años. Debe haber sido a fines de 1976 o comienzos del 77.