jueves, julio 9, 2020
More
    Etiquetas Desarrollo empresarial

    Tag: desarrollo empresarial

    La maldición de Bell, por Gabriel Lerner

    El resultado: desprecio por todos los políticos. Los más capaces y dedicados de ellos se ven manchados por el escándalo al igual que los venales y mediocres. Se alejan. Los brillantes se abstienen así de interesarse en mejorar la situación de la población, que de por sí, casi no vota.

    Publicaciones recientes

    Benjamín Cuéllar: Por culpa del estado salvadoreño sólo Montano es enjuiciado

    El experto en DDHH, Benjamín Cuéllar, sostiene que el proceso en España terminará en justicia y que todos los reclamados por Caso UCA tendrán...

    El condado San Mateo y el censo, una historia de éxito

    Muchos residentes inmigrantes en el condado San Mateo tienen desconfianza debido a su experiencia en sus países de origen, pero la organización ha utilizado su relación con esas comunidades y familias para que participen en el censo

    La corrupción judicial en México es crimen autorizado

    lLs ministerios públicos integran mal las acusaciones; los jueces se encargan de destacar las fallas y los abogados se convierten en coyotes que articulan la disfuncionalidad del sistema

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    De cómo hablamos por teléfono

    Imagino que ya debe haber habido más de un sociólogo que se haya planteado la pregunta de cómo nos comportamos al descolgar el teléfono y cuáles son las señas de identidad rastreables en ese acto tan sencillo y automático. Personalmente no conozco ningún estudio sobre la materia, y la verdad es que me interesa mucho.

    Mi vieja Remington y la web 3.0

    El cambio global viene de la mano de la web 3.0 (web semántica), la cual no es la continuación de la 2.0, sino que es una reestructuración completa de los nuevos lineamientos en Internet.

    Alfredo Le Pera… y un destino atado al de Carlos Gardel

    Quien mencione a Alfredo Le Pera necesariamente recordará a Carlos Gardel. Es un binomio que en condición de autoría resulta indisociable.