viernes, julio 10, 2020
More
    Etiquetas Etnias

    Tag: etnias

    Una boda interracial en Los Angeles

    Danzan mujeres jóvenes de escote generoso y cinturas amplias. Danzan señores con botas y camisas abiertas. Y muy cerca, de smoking negro, sólo entre la multitud de hispanos, baila un hermano del novio afroamericano.

    El ser diverso, un ensayo de Manuel Gayol

    Cuba empezó con la pura diversidad del aborigen, el caucásico y el africano, y después continuó con el mulato, el chino y muchísimos más que ya no son sólo pintas genéticas, sino además categorías humanas de otras geografías que vinieron surgiendo a través del tiempo.

    Publicaciones recientes

    Benjamín Cuéllar: Por culpa del estado salvadoreño sólo Montano es enjuiciado

    El experto en DDHH, Benjamín Cuéllar, sostiene que el proceso en España terminará en justicia y que todos los reclamados por Caso UCA tendrán...

    El condado San Mateo y el censo, una historia de éxito

    Muchos residentes inmigrantes en el condado San Mateo tienen desconfianza debido a su experiencia en sus países de origen, pero la organización ha utilizado su relación con esas comunidades y familias para que participen en el censo

    La corrupción judicial en México es crimen autorizado

    lLs ministerios públicos integran mal las acusaciones; los jueces se encargan de destacar las fallas y los abogados se convierten en coyotes que articulan la disfuncionalidad del sistema

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    Folklore y cultura contra el racismo

    Fue hace más de 20 años que se creó la Fundación Nuestras Raíces con el objetivo de enseñar acerca de la cultura mexicana a...

    Proposición 4: Para los niños

    Como hijo de padres que emigraron de México y quienes trabajaron duro por darme mejores oportunidades, sé por mi experiencia personal la importancia del...

    El Juan no Juan de 34th Street

    Había comprado cigarrillos anteriormente en aquel lugar, ignorando el espectáculo de sus manos que aquella noche me parecieron las más grandes del mundo. Fue imposible no imaginarme, sus manos grandes como abanicos, perdiéndose entre mis muslos y fue así como todo comenzó.