viernes, agosto 7, 2020
More
    Etiquetas Locura

    Tag: locura

    Guillermo Vidal: Matarile y la crucifixión de la mariposa, por Manuel Gayol

    La palabra de este protagonista es el hilo conductor que va descubriendo un contexto escalofriante de insensatez e intolerancia que termina por llevarlo —dentro de la grotesca comicidad de la risa y la tragedia— a la locura de la impotencia, una especie de calvario y crucifixión.

    Publicaciones recientes

    América Latina: la economía del consumidor durante COVID-19

    El COVID-19 ha puesto al descubierto la extrema fragilidad del actual modelo de desarrollo, donde los consumidores de bienes y servicios enfrentan amenazas y vulneraciones a sus derechos fundamentales. Estos son los datos de la economía del consumidor

    Armas de fuego: a un año de la masacre, a 13 semanas de las elecciones

    Fue hace un año: 30 personas fueron asesinadas en dos ataques racistas por personas que compraron libremente armas de fuego letales. Puede volver a pasar

    Trump prepara caótico escenario electoral a su favor

    El objetivo de Trump es empañar la legitimidad de la elección porque a Trump solo le importa Trump y no el sistema electoral democrático.

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    Bienes Raíces: Preparándose para vender

    Cuando una propiedad permanece más del tiempo prudencial en el mercado, tiende a sufrir decadencia en el interés de los compradores y producto de ello puede hasta venderse por debajo de su precio real.

    Los ataques de Calderón al PRI

    Calderón debe estar preparado para que estos ataques no se le reviertan. No debe olvidar que, a la hora de hacer el recuento de los daños, la ciudadanía no sólo incluirá a los gobiernos priistas sino también a los panistas.

    En el día de la mujer ‘gorda’

    En pleno siglo XXI y en un mundo globalizado, con el portafolios en una mano y el vaso de Starbucks en la otra, las mujeres seguimos sometidas, esta vez por algo tan banal como nuestro propio aspecto.