Carne molida de Pavo con papas y espinacas en jitomate

Se tapa otra vez, y en diez minutos más comenzará a salir el aceite en las orillas y ya estará listo para agregar los tres manojos de espinacas. Se cierra nuevamente y apaga la lumbre, se deja reposar por diez minutos más y estará listo para servirse

¿Qué voy a hacer hoy de comer? La pregunta eterna…

Camino hacia la cocina con el hambre apretándome las tripas. Me abre la imaginación y al abrir la puerta del refrigerador, reviso que tenemos, y selecciono lo que guisaré.

Otros, como Paul, hacen diferente. El aprendió de su mamá a primero pensar qué se les antojaba y luego abastecerse de todos los ingredientes. A mí me gusta improvisar.

Los ingredientes básicos deben ser verduras o vegetales como los llaman aquí en Estados Unidos. Luego selecciono el tipo de carne: pollo, pavo, o en raras ocasiones camarones, y, decido como sazonaré ese guisado. Primero ajo y cebolla naturales, y después veo si será con curcuma o tumeric, y jenjibre o ginger, un sabor un tanto asiático. O si hoy se me antoja más albahaca, basil, perejil y oregano, a la italiana. O si a la americana con pimienta y ajo, sal, o de plano quiero el sabor mexicano del epazote y cilantro.

Luego, si se hará en caldillo o salsa, jitomate, o tomate rojo como aquí le llaman o lo haré con tomate verde. Ahí mismo escojo el tipo de chile: puede ser chipotle si es en jitomate, o verde fresco si se hará con tomate verde y poquito chile porque uno de los comensales no come picante.

Y finalmente decido qué carbohidrato nos alegrará la vida: papas o arroz, frijolitos ricos con su cebollita frita, lentejas con su plátano macho, o quinoa tostadita sin aceite.

Lee también:   Crónicas del regreso: Con el corazón dividido

En el refrigerador hay carne molida de pavo y espinacas. Corté unas papas en cuadritos, piqué ajos y cebolla, la sazoné y puse las papas, agregué jitomate molido en la licuadora con orégano – una pizca nada más-, sal de grano, y la carne de pavo molida. Ya que se terminó casi de cocinar, agregué las espinacas, apagué la flama y lo deje enfriar.

Y ahí está el ejemplo de como guisar con lo que se tiene o encuentra en el refrigerador.

Esta mezcla de ingredientes es algo rico y nutritivo que contiene proteínas , verduras o vegetales y carbohidratos.

Ya más a detalle les dejo las cantidades y la receta completa aquí abajo, van a ver que les va a encantar. Escríbanme si les gustó una vez que lo prueben y nos leeremos en la próxima entrega.

Ingredientes

2 lbs. de carne de pavo o de res molida.
4 papas rojas cortadas en cuadritos.
1 cebolla morada o blanca picada en cuadritos.
3 dientes de ajo picados.
3 manojos de espinacas.
4 jitomates molidos con ajo y cebolla.
2 pizcas de orégano fresco o seco.
2 pizcas de sal.
2 cucharadas de aceite de semilla de uva.
1 pizca de pimienta negra molida.

Instrucciones

Se pone el aceite a calentar a fuego lento.
Se agrega la cebolla picada y se deja freír hasta que se empequeñezca, y se agregan los ajos picados, y al mismo tiempo las papas en cuadritos, se tapa por diez minutos, verificando que no se seque el fondo, y se remueve cada cinco minutos, para que las papas se cocinen parejito.

Lee también:   Lorenzo Córdova no sabe que el pueblo mexicano ya no le tiene confianza

A los diez minutos se abre y se agrega la carne molida.
Mientras pasan otros diez minutos, se muele en la licuadora el jitomate con orégano, pimienta y la sal, y se agregan a la mezcla.

Se tapa otra vez, y en diez minutos más comenzará a salir el aceite en las orillas y ya estará listo para agregar los tres manojos de espinacas. Se cierra nuevamente y apaga la lumbre, se deja reposar por diez minutos más y estará listo para servirse.

Perfil del autor

“Librera”, estudiante, Mexicana orgullosa de sus raíces indígenas en la indómita San Salvador Atenco, de padre "bracero" Firme creyente en la pluralidad, el consenso y la tolerancia, idealista por naturaleza, transplantada a los Estados Unidos con todo y raíces desde la ciudad de México. Tomó la encomienda de usar habilidades aprendidas allí para servir a la comunidad hispana en el Inland Empire como activista de inmigrantes. Desde 2000 relacionó grupos como Estamos Unidos y Hermandad Mexicana con la gente inmigrante en busca de una voz y con los medios de comunicacion en beneficio de las causas de Licencias para todos (2001), Paro Económico Latino (2002), Lucha contra las redadas (2004) y finalmente las históricas Marchas de Los Angeles (2006).

Lee también:   En la cocina está prohibido procrastinar

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado