sábado, octubre 24, 2020
Más

    Somos esclavos compulsivos y necesitados

    Los filósofos estoicos me fascinan. Ellos mostraron al mundo griego de entonces (y siguen mostrando al mundo de hoy) que prácticamente todo en la naturaleza escapa a nuestro control. De tal modo, es un absurdo anclarnos emocionalmente a ello, mostró Epicteto. Sólo depende de nosotros el deseo, pero no el cuerpo. La opinión, pero no la reputación. El impulso, pero no la función. ¿Qué lecciones podría darnos la filosofía estoica en esta época llena de angustia por el futuro y una necesidad casi patológica por ser aceptado?

    Al respecto, pienso que una de las máximas expresiones de caos en la era posmoderna es el consumo.

     

     

    Los seres humanos en la mayoría del globo estamos expuestos al marketing. Por su intermedio se pretende crear necesidades que desaten una compulsión a comprar. El plan es sencillo: primer paso, crear la necesidad. Segundo paso, ofrecerte la solución. Y al cabo del tiempo, miramos los estantes de nuestras casas llenos de cosas que no hemos ocupado en meses.

    ¿Qué nos ha convertido en esta especie de esclavos del usufructo?

    Feuerbach explico que la naturaleza es materia, y nada en ella escapa a tal concepto. No obstante, la abstracción del materialismo ha sido corrompida por el magisterio cristiano en definiciones que nada tienen qué ver con lo que el filósofo alemán que inspiró el pensamiento de Karl Marx, dijo. Según este, una persona materialista no es quien atiende la fenomenología del mundo no-ideal. Es quien abreva a su existencia sólo elementos “materiales”, en tanto objetos, descuidado –se piensa–, la sustancia o espíritu.

    Pero ni siquiera tal concepción cristiana alcanza para definir lo que un materialista hace en esta época, ya que no se compra por el fin material de las cosas, es decir, su utilidad, sino por su valor social. Es por tal razón que alguien posee más de un reloj. Su motivación no se encuentra en un fanatismo exacerbado por la medición del tiempo, sino por lo que para éste significa tener relojes de tales marcas de tantos modelos. Existe en ello un importe simbólico que trasciende totalmente a la utilidad del objeto en sí. Se paga por el estatus.

    Así se justifica la compra de un auto, por ejemplo. Casi todos los coches hacen lo mismo, pero no todos me hacen lucir igual. Al comprar un Porsche en vez de un sedán, estoy adquiriendo una posición dentro de lo que percibo como sociedad. Sublimo mediante la idea de posesión emociones que justifican mi falta de responsabilidad existencial.

    El filósofo estoico y al mismo tiempo rey de Roma, Marco Aurelio, bien podría sonreír satisfecho por descubrir cuánta razón tienen sus elucubraciones al observar las conductas consumistas de la época contemporánea. A pesar de ser el emperador romano que venció a las hordas bávaras y aplastó las insurrecciones de Avidio Casio en las provincias occidentales, el llamado “rey filósofo” consideraba que es un error suponer que nuestra posición social está bajo nuestro control. En sus Meditaciones, dijo que la infelicidad proviene de ese equívoco pues, quien busca elevar su estatus (mediante posesiones, por ejemplo), sufrirá a causa de quienes ignoran sus ascensos o, por el contrario, quienes sólo le buscan para eso, descubriéndose solo y dañado en el fracaso.

    De tal modo que poseer es una ilusión, al mismo tiempo que el control. Somos como un perro atado a una carreta. Las fuerzas de la naturaleza y el caos intrínseco de la humanidad nos arrastran. Podemos ir en dirección opuesta y morir ahorcados, o caminar en su misma dirección. Somos esclavos del consumo.

    ¿Cómo liberarnos?

    ¿Quién nos amarró?, hay que preguntarse primero. Al filósofo cínico Diógenes le causaba risa el apego de la gente a cosas que él no necesitaba. Para él, el mercado era un centro de ambición, de ambición de poder, lo cual finalmente es el propósito del consumo. Compro lo que me coloca por encima de los demás. Es decir, lo que me arroga poder. ¿Y si dejáramos de consumir y le diéramos a las cosas una verdadera utilidad? Nuestros roperos quedarían a la mitad, pero al perder cosas, nos ganamos a nosotros mismos

    Avatar
    Alberto Buitrehttps://albertobuitre.com/
    Periodista mexicano, autor, bloguero, profesor de filosofía y comunicación. Mitiga escribiendo cuentos su irremediable adicción a la política. Ganador del Premio Nacional de Periodismo contra la discriminación, por la Oficina de la ONU para los derechos humanos en México. Amante de la cerveza, del metal y del buen comer, se pregunta: ¿La humanidad tendrá remedio o, simplemente --como dijo Schopenhauer--, el destino está marcado por nuestra estupidez?

    Notas relacionadas

    Trump y los evangélicos por una agenda neoconservadora

    Para los evangélicos Trump es un instrumento de Dios; por eso pasan por alto su falta de ética, mentiras, hipocresía religiosa, corrupción, tráfico de influencias, discriminación y racismo, misoginia y abuso a las mujeres, egomanía y burlas a personas con discapacidades físicas.

    Con Amy Coney Barrett, nos siguen robando

    Millones de mujeres miramos con incredulidad, indignación e impotencia un espectáculo sexista cuando los republicanos alabaron la cantidad de hijos de la candidata a la Corte Suprema Amy Coney Barrett

    HispanicLA apoya a Holly Mitchell para supervisora del Condado

    Mitchell traerá a la junta su visión progresista, su incansable trabajo por los más pobres y relegados por la justicia y su independencia política. Será un privilegio tenerla en la junta de Supervisores

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Trump y los evangélicos por una agenda neoconservadora

    Para los evangélicos Trump es un instrumento de Dios; por eso pasan por alto su falta de ética, mentiras, hipocresía religiosa, corrupción, tráfico de influencias, discriminación y racismo, misoginia y abuso a las mujeres, egomanía y burlas a personas con discapacidades físicas.

    Con Amy Coney Barrett, nos siguen robando

    Millones de mujeres miramos con incredulidad, indignación e impotencia un espectáculo sexista cuando los republicanos alabaron la cantidad de hijos de la candidata a la Corte Suprema Amy Coney Barrett

    HispanicLA apoya a Holly Mitchell para supervisora del Condado

    Mitchell traerá a la junta su visión progresista, su incansable trabajo por los más pobres y relegados por la justicia y su independencia política. Será un privilegio tenerla en la junta de Supervisores

    ‘Felipe el oscuro’, un libro que debe quedar en la memoria de la gente

    Olga Wornat, autora de Felipe el Oscuro, sobre su motivación: “se arriesga la vida pero no por un libro, sino por la verdad”.

    36 aforismos para gozar en el mundo cibernético

    Hay que reflexionar en el valor de la vida; llamar la atención sobre la necesidad de rescatar a la humanidad del caótico mundo cibernético de la virtualidad

    Los más populares de la semana

    Trump y los evangélicos por una agenda neoconservadora

    Para los evangélicos Trump es un instrumento de Dios; por eso pasan por alto su falta de ética, mentiras, hipocresía religiosa, corrupción, tráfico de influencias, discriminación y racismo, misoginia y abuso a las mujeres, egomanía y burlas a personas con discapacidades físicas.

    Cuatro poemas de Roque Dalton

    Cuando sepas que he muerto di sílabas extrañas. Pronuncia flor, abeja, lágrima, pan, tormenta. No dejes que tus labios hallen mis once letras. Tengo sueño, he amado, he ganado el silencio.

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Comunismo y fascismo, el mismo perro

    Parafraseando a José Martí –y salvando las circunstancias y el simbolismo patriótico de la frase martiana—es evidente que el comunismo y el fascismo son del totalitarismo las dos alas. O dicho popularmente, son el mismo perro con diferente collar.

    Los 10 temas más buscados en HispanicLA

    Los 5 artículos más recientes

    Trump y los evangélicos por una agenda neoconservadora

    Para los evangélicos Trump es un instrumento de Dios; por eso pasan por alto su falta de ética, mentiras, hipocresía religiosa, corrupción, tráfico de influencias, discriminación y racismo, misoginia y abuso a las mujeres, egomanía y burlas a personas con discapacidades físicas.

    Con Amy Coney Barrett, nos siguen robando

    Millones de mujeres miramos con incredulidad, indignación e impotencia un espectáculo sexista cuando los republicanos alabaron la cantidad de hijos de la candidata a la Corte Suprema Amy Coney Barrett

    HispanicLA apoya a Holly Mitchell para supervisora del Condado

    Mitchell traerá a la junta su visión progresista, su incansable trabajo por los más pobres y relegados por la justicia y su independencia política. Será un privilegio tenerla en la junta de Supervisores

    ‘Felipe el oscuro’, un libro que debe quedar en la memoria de la gente

    Olga Wornat, autora de Felipe el Oscuro, sobre su motivación: “se arriesga la vida pero no por un libro, sino por la verdad”.

    36 aforismos para gozar en el mundo cibernético

    Hay que reflexionar en el valor de la vida; llamar la atención sobre la necesidad de rescatar a la humanidad del caótico mundo cibernético de la virtualidad

    Los 5 comentarios más recientes