lunes, julio 26, 2021
SociedadMedio AmbienteCalentamiento global en California: expertos suenan la alarma

Calentamiento global en California: expertos suenan la alarma

“Estamos pasando por una sequía histórica, sin precedentes… pero no es que llueva menos. Llueve igual, pero el suelo está más caliente y se rompe el balance climático”, dijo este viernes el Dr. Daniel Swain, un científico de clima, advirtiendo sobre consecuencias dramáticas sobre la vida de la población a corto plazo. 

Las declaraciones de Swain, así como las de otros dos expertos, tuvieron lugar en un evento en línea organizado por Ethnic Media Services (EMS) que contó con la presencia de decenas de periodistas de la prensa comunitaria de California. 

Los panelistas, uno tras otro, coincidieron en la gravedad de la amenaza para nuestra civilización que representa el calentamiento global y la urgencia de que los gobiernos finalmente reaccionen al peligro y pongan, juntos, la cuestión del medio ambiente a la cabeza de sus preocupaciones. 

Se puede ver el video con la totalidad del evento en video, aquí.

Dra. Kristie L. Ebi

Dra. Kristie L. Ebi
Dra. Kristie L. Ebi

“El calor mata, las temperaturas altas matan a los seres humanos”, dijo la Dra Kristie L. Ebi, recalcando que la temperatura que permite la supervivencia está en un espectro muy limitado, y que cambios relativamente pequeños inciden drásticamente en nuestra vida como especie. 

La Dra. Ebi es profesora del Centro de Salud y Medio Ambiente Global en la Universidad de Washington, y coautora de un nuevo informe sobre el impacto del aumento del calor en la mortalidad.

“Las olas de calor en Europa en 2003 mataron a decenas de miles de personas”; esas muertes se podrían haber prevenido. “También en Estados Unidos muere mucha gente a causa de la temperatura; los números oficiales son subestimados… los reales son 5,500 víctimas por año… y se pueden prevenir”. 

El problema es que «las olas de calor están ahora incrementando su frecuencia, intensidad y duración, simultáneamente, causando cambios severos en la temperatura central del cuerpo», esto es, de los órganos internos, explicó la científica. 

Esto es lo que causa tanta mortandad.  

Las olas de calor tienen un nexo estrecho con la justicia de medio ambiente. Las víctimas del clima por lo general son personas de bajos recursos y minorías étnicas. Son los pobres, los marginados, los que viven en áreas más calientes, con menos árboles, menos circulación del aire y otros elementos que hacen que el daño que causa el calor sea peor, y que la salud sufra más, dijo la Dra. Ebi.

Responsables del calor son las emisiones de gases de invernadero, causadas principalmente por la quema de combustibles fósiles y la deforestación. Por ejemplo, el dióxido de carbono tiene actualmente una concentración de 412 partículas por millón en la atmósfera terrestre. Pero en la época industrial la concentración era de solamente 280 por millón. Y ahora nos estamos dando cuenta de que el atrapamiento de calor en la atmósfera es mucho más rápido de lo que se pensaba. 

“La muerte no sobreviene inmediatamente durante una ola de calor”, dijo la experta. Lleva tiempo. Se acumula, Primero estrés por calor, luego golpe de calor… la ola de muertes  comienza unas 24 horas desde el inicio de la ola de calor. 

Las soluciones son escasas. Puertas y ventanas abiertas, ventiladores, ropa liviana, mucha agua. En numerosas ciudades se ofrecen centros de enfriamiento. 

Lo peor sucede cuando también las noches son muy calurosas. No hay tiempo para que baje la temperatura del cuerpo. En consecuencia y permanentemente, la tercera parte de las muertes por calor se deben directamente al cambio de clima. 

“Lamentablemente, existen muy pocos datos sobre lo que sucede en los países pobres, donde al mismo tiempo hay menos recursos para hacerle frente al problema. Lo que sí  sabemos es que  experimentan una alta tasa de riesgo y que no tenemos los datos para elaborar”. 

Dr. Daniel Swain

Dr. Daniel Swain
Dr. Daniel Swain

El Dr. Swain se refirió a la gravedad de la sequía imperante en varios estados del suroeste del país como Arizona, Utah, Colorado o California. En este último estado es donde la sequía es extremadamente severa.

“Es una sequía histórica. Pronto vamos a sobrepasar la severidad de la última sequía de 2013 que fue de por sí la peor en la historia del estado”, dijo Swain. 

El Dr. Swain es un científico del clima de UCLA y figura en el Centro Nacional de Investigaciones Atmosféricas y Conservación Natural. Además, edita el sitio de internet especializado Weatherwest.com, dedicado al clima de California y sus perspectivas climáticas

“La sequía”, dijo Swain mostrando un mapa de California,  “abarca casi todo el estado, y la crisis solamente puede escalar en los próximos meses… porque se viene la estación seca que durará hasta por lo menos el mes de septiembre”.

Las olas de calor son cada vez más frecuentes, más intensas y duran más, explicó el portavoz, haciéndose eco de lo ya enunciado. . 

Además, “está el problema de las lluvias. Se disloca el balance del agua cuando la evaporación es mayor que las precipitaciones… No es que llueva menos sino que la temperatura es más alta, y eso es lo que vemos en California. Las tasas de evaporación crecen y aunque llueve lo mismo, hay cada vez menos agua en el suelo, que luego es más seco. Las plantas necesitan más agua por el calor y el agua a su vez es cada vez menos disponible». 

“Estamos viviendo una crisis histórica de sequía, con consecuencias directas sobre la agricultura” de la que dependemos.. 

La atmósfera tiene cada vez menos capacidad para amortiguar el impacto de las olas de calor extremas. Hay cada vez menos agua disponible, advirtió Swain.. 

La severidad del calor es obviamente peor en los sitios más secos, en donde el terreno es menos húmedo. Todo esto es un ciclo, hay más materia inflamable y más incendios, que son cada vez más difíciles de controlar. 

Swain enfatizó repetidamente: no es que llueva menos. “Cuando el clima no cambiaba la cantidad de energía que entra era equivalente a la que usábamos. El sistema estaba balanceado. La energía proporcionada por el Sol no ha cambiado. Pero ahora, la energía que viene de la tierra subió. 

Y esto sucede porque estamos emitiendo todos estos gases de invernadero a la atmósfera. 

Son gases que se acumularon durante décadas en la atmósfera y están ahí todo el tiempo. No dejan que parte de la energía de la tierra escape. Permiten que la luz del Sol entre pero no que salga. Y aunque se trata de una diferencia pequeña, una pequeña fracción, el impacto sobre la humanidad es enorme. 

Estos gases que se acumularon vienen de que estamos quemando gasolina, cuando lo usamos para el transporte, la generación de electricidad, especialmente fábricas. Y en la agricultura, el ganado vacuno representa una parte importante de la generación de gases de invernadero. «Casi todo aspecto de nuestra vida está motivado hoy por el cambio climático». 

“Estamos empezando a tomarlo seriamente… pero incluso si hacemos lo necesario ahora, hasta que llevemos las emisiones de carbón a cero, transcurrirán por lo menos dos décadas adicionales de calentamiento”.

“Mientras tanto, tenemos que adaptarnos a la nueva realidad del clima”. 

Aradhna Tripati 

Aradhna Tripati
Aradhna Tripati

“Ya estamos pagando un alto precio por el cambio climático: los huracanes Katrina y Maria, los incendios en Paradise, California”, que causaron 85 muertos, dijo por su parte Aradhna Tripatiuna investigadora del Instituto de Medio Ambiente y Sostenibilidad en la Universidad de California Los Angeles (UCLA)..  

“Vemos a partir de los modelos científicos de que los problemas se hacen más severos, y que son particularmente devastadores para comunidades de bajos incresos y de color.

La gente de mayores recursos pueden mudarse a otra parte. Pero tenemos que prevenir que la desigualdad se perpetúe en las próximas generaciones, comentó. 

“Hay soluciones no son tantas, a menos que se ataque la cuestión de la desigualdad desde un comienzo”, dijo. “Ahí existen ideas que parten de la comunidad hacia arriba y a las que tenemos que seguir si queremos mitigar el desastre”.

“Se trata no solamente de proporcionarles información, sino de que participen en el proceso de toma de decisiones”, dijo Tripati. 

Respecto a las soluciones, “sabemos que nuestra nación se convierte en un país de color y tenemos que hacer que las comunidades participen, incluyendo que todo esté en múltiples lenguajes”.

Los espacios verdes no están distribuidos de manera equitativa. «La cuestión de los parques no es solamente de justicia social sino también de justicia climática”, aseveró. “Donde hay árboles, las temperaturas son quince grados más templadas, y esa es una cuestión de distribución de recursos”.

Otro ejemplo de las políticas correctas en este sentido serían los derechos territoriales a los pueblos indígenas. Hay que apoyar su soberanía, trabajar con las autoridades tribales y prevenir el desarrollo de construcciones en esos terrenos”. 

Además, en lugar de comprar autos eléctricos caros, hay que llevar a que todo el mundo pueda comprar un Kit de conversión de automóvil eléctrico, incrementar la distribución de la energía solar, generalizar el acceso a agua gratuita o de bajo costo, y limpia. 

Después de los incendios los esfuerzos de reconstrucción deben concentrarse en viviendas para la gente de bajos recursos, que actualmente son desplazados.

Y si bien la ciudad de Los Ángeles ahora tiene una nueva oficina de movilización de emergencia climática, todavía no es lo suficientemente efectiva para sus metas. 

A nivel nacional, ahora tienen lugar audiencias y paneles del Congreso donde discuten la formación de un servicio nacional de clima. 

Si lo hacen, tiene que ser igualitario, en donde los líderes comunitarios tengan una voz y que funcione en varios idiomas. Y tiene que ocuparse no solamente de la diseminación de información sino también de la creación de estrategias conjuntamente con los líderes y expertos de las comunidades. 

«Espero que esta administración y el congreso lo impulsen», acotó.

Lo que necesitamos es regulación que ayude a la gente y necesitamos que la gente lo demande; convocar asambleas populares, ciudadanas,  para comunicarse con las autoridades…

A la pregunta de: qué tipos de historias deberían los reporteros escribir, contestó Tripati:

“Hay decenas de millones de personas cuya vida cambia dramáticamente ahora… son otras tantas historias. El cambio climático sucedió varias veces en los últimos dos mil años; la gente tuvo que migrar. Hubo confrontaciones sociales, escasez de comida en China, la India, África, México. Comunidades enteras tuvieron que abandonar sus lugares.

Pero nunca hubo nada como ahora. La escala es mucho peor.

 

Gabriel Lernerhttps://hispanicla.com
Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. Tiene tres hijos adultos que son, dice, "la luz de mi vida".

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESDE LOS ANGELES

Autor

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Lo más reciente

Los 5 temas más buscados

LOS 5 COMENTARIOS MÁS RECIENTES