viernes, noviembre 27, 2020
Más

    Haití: orgullo en la desgracia

    En medio de la desgracia incalculable del pueblo haitiano, que vivía en una ignominiosa miseria antes del sismo y que ahora está siendo destruido, al menos dos noticias me permitieron hoy recuperar la confianza en la capacidad mágica de la solidaridad y sentir orgullo por mi gente.

    El primero es leer en La Opinión los artículos de Claudia Núñez sobre cómo los californianos -no el gobierno, ni sus organizaciones, sino la gente, los latinos, la gente humilde digo- corrían a ayudar:

    Rosalba Arteaga decidió recurrir a la cocina y se puso a preparar tamales, venderlos y así aportar su granito de arena para los damnificados.

    Rosalba preparó diez docenas de tamales que vendió entre sus familiares y amigos y recolectó más 100 dólares que personalmente entregó en un centro de acopio para los damnificados en la ciudad de Fontana.

    Los ochenta mil niños de las escuelas católicas del condado donan un dólar. Grupos de adolescentes nos tratan de detener en las avenidas para lavar nuestro coche y donar los cinco dólares para ayudar a Haití. Y así, repetido, barrio por barrio, calle por calle. La ganas de ayudar se convierten, usando la terminología del internet, viral, es decir, contagiosa. Es cuando uno detiene su rumiar de amargura y predice la esperanza: después de que esto pase, que sigan así, ayudándose mutuamente aquí mismo, rebuscando más y mejores recursos para compartir y contribuir, en una fase superior de conciencia humana.

    El segundo es este vídeo de Youtube. Los primeros segundos son de maravilla. Una jovencita haitiana mira temerosa y extasiada, en el más exquisito de los asombros, el nacimiento de su hijo en un hospital militar israelí establecido en una cancha de fútbol en Puerto Príncipe. Y mi emoción y orgullo crecen, porque he sido hace muchos años enfermero en el mismo ejército, consciente de que entre tanta violencia y destrucción mi misión era la de curar, prevenir el mal, y asistir siempre y más allá de lo posible, al otro lado en la desgracia que a su vez sufren palestinos e israelíes. Y fui uno de muchos inmersos en el mismo propósito. De modo que al ver a los jóvenes enfermeros sentí que redimía un poquito de mí y que también, espero, se redima Israel en los ojos de quienes lo vean. Que, dicho de paso, es el nombre (Israel) del recién nacido.

    Gabriel Lerner
    Gabriel Lernerhttps://hispanicla.com
    Editor en jefe del diario La Opinión en Los Angeles. Fundador y co-editor de HispanicLA. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California desde 1989. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y anteriormente editor de noticias, también para La Opinión.

    Notas relacionadas

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Feliz Día de Gracias de Hispanic LA

    Sea lo que sea, historia, religión, familia, sea lo que sea que signifique para cada uno.

    Los niveles de seguridad que propone Fauci durante COVID-19

    ¿Enviaría a mis hijos a la escuela con las precauciones adecuadas? ¿Cuándo confiaré en una vacuna? A la última pregunta, siempre respondo: cuando vea a Anthony Fauci recibir una.

    1 COMENTARIO

    Comments are closed.

    Lo más reciente

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Feliz Día de Gracias de Hispanic LA

    Sea lo que sea, historia, religión, familia, sea lo que sea que signifique para cada uno.

    Los niveles de seguridad que propone Fauci durante COVID-19

    ¿Enviaría a mis hijos a la escuela con las precauciones adecuadas? ¿Cuándo confiaré en una vacuna? A la última pregunta, siempre respondo: cuando vea a Anthony Fauci recibir una.

    Entre Maradona y yo

    Nuestro encuentro fue un asunto de vida ante la muerte Dicen que escapó de un sueño En casi su mejor gambeta Que ni l...

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,573FansMe gusta
    1,976SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Chau, Diego del alma

    A Maradona, lo vi jugar por primera vez en la cancha de Atlanta cuando yo tenía unos 11 años. Debe haber sido a fines de 1976 o comienzos del 77.

    Entre Maradona y yo

    Nuestro encuentro fue un asunto de vida ante la muerte Dicen que escapó de un sueño En casi su mej...

    Los pensamientos de José Saramago

    Esta es simplemente una recopilación de rayones en libros, suficientes para quienes nunca lo “conocieron”, sepan lo que se están perdiendo. Porque como él mismo nos repitió hasta el cansancio: mientras se esté vivo, nunca es tarde.Esta es simplemente una recopilación de rayones en libros, suficientes para quienes nunca lo “conocieron”, sepan lo que se están perdiendo. Porque como él mismo nos repitió hasta el cansancio: mientras se esté vivo, nunca es tarde.

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    AD10S DIEGO, por Allan Mcdonald

    Diego Armando Maradona, 30 de octubre de 1960, Lanús, 25 de noviembre 2020, Tigre, Argentina ...