Maximas y mínimas: de a poco se aprende mucho

Entendiendo de a poco, se aprende mucho.

La experiencia no la obtenemos de las cosas que nos suceden sino de cómo reaccionamos ante las cosas que nos suceden.

Para los teólogos las cosas son como Dios manda. Para los astrólogos, como los astros lo indican.

Desperdiciar el dinero es una de las extravagancias más costosas.

Hay que quitarse el sombrero ante el pasado y el abrigo ante el futuro.

Aviso clasificado: «Si detesta que se le olviden las cosas, le conviene leer este anuncio. ¡Pero hágalo ya, antes de que se le olvide!

Sin filosofía alguna, nuestro carácter será inestable.

La astucia consiste en cometer errores sin que nadie los note.

Soy como soy porque así soy.

El amor es como el escalofrío: se siente por todo el cuerpo.

No es difícil encontrar justificación para que una mujer sea fácil.

Definición de Hogar: Casa matriz.

Perfil del autor

Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.

Lee también:   Máximas y Mínimas de la vida diaria

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado