El Mal de Chagas Llega a Estados Unidos

0
18
El mal de chagas llega a estados unidos

Le dicen la chinche besucona porque cuando pica generalmente lo hace cerca de la boca. Pero la chinche no da un beso, sino que transmite un parásito llamado trypanosoma cruzi que provoca el Mal de Chagas. Una enfermedad que puede ser mortal.

Las malas noticias no terminan allí. La enfermedad, típica de México, El Salvador y otros países latinoamericanos, ahora se ha extendido a Estados Unidos. Así lo sugiere un preocupante reporte de la American Heart Association firmado por doce doctores que incluyen a Maria Carmo Pereira Nuñes, Andrea Beaton y Harry Acquatella.

Mal de chagasEl parásito, que ya existía en las civilizaciones precolombinas, se puede transmitir a través de una chinche que muchas veces se encuentra en animales domésticos como perros y gatos. También se puede adquirir de una madre embarazada, comida contaminada o a través de transfusiones de sangre. Esta última posibilidad es particularmente problemática porque la sangre donada todavía no se analiza para determinar si incluye el trypanosoma cruzi.

Aunque alrededor de dos tercios de aquellos infectados no desarrollan la enfermedad y son sólo portadores, los otros pueden llegar a experimentar problemas de salud serios. En la mayoría de los infectados, al principio no hay síntomas. Y si los hay es un poco de fiebre, jaquecas e hinchazón en la zona de la picadura. Después de 8 a 12 semanas, la enfermedad es crónica y no se manifiestan síntomas específicos. Pero en algunos casos, surgen problemas cardiovasculares, digestivos y derrames cerebrales entre 10 y 30 años más tarde. Si la enfermedad es detectada a tiempo, puede ser tratada efectivamente. Tiene un 60 a 90 por ciento de posibilidad de éxito.

Zonas pobres, viviendas precarias

El Mal de Chagas está clasificado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una Enfermedad Tropical Desatendida. En esta categoría se incluyen problemas de salud no prioritarios para gobiernos e instituciones sanitarias. Se caracterizan por afectar, fundamentalmente, a poblaciones en regiones rurales y pobres del planeta que habitan en viviendas precarias.

La OMS estima que hay alrededor de 35 millones de personas infectadas por el Mal de Chagas en el mundo. Cada año mueren cerca de 50,000. En Estados Unidos, alrededor de 300,000 personas ya han sido infectadas. La enfermedad ha impactado especialmente al sur y sudoeste del país. Pacientes con el Mal de Chagas han sido reportados en California, Florida, Texas, Arizona y otros 23 estados.