lunes, julio 26, 2021
PoliticaNagorno-Karabaj, un conflicto milenario en pleno siglo 21

Nagorno-Karabaj, un conflicto milenario en pleno siglo 21

Disputas tribales de miles de años pasando por la Edad Media y el siglo XIX resucitan en el panorama geopolítico posmoderno, poscovid, posverdad. El conflicto de la autollamada República de Nagorno-Karabaj, con 70 % de armenios y controlada por Armenia, atacada por el Ejército de Azerbaiyán, de 86,600 Km2., diez millones de musulmanes y presupuesto militar de 2 mil millones de dólares anuales, ejemplifica el retorno a los arcaicos nacionalismos que la globalización y la posmodernidad dieron por cadáveres.

El supuestamente fenecido Estado-nación goza de buena salud y amenaza protagonizar los conflictos locales de esta década en el noreste del Oriente Medio, abarcando Armenia, Azerbaiyán, Georgia, norte de Irán, norte de Turquía y los pueblos musulmanes del Cáucaso Ruso como Chechenia, Osetia, Ingushetia, Abjasia, Circasia.

Armenia, 28,000 Km2., tres millones de habitantes cristianos y una diáspora de veinte millones,  presupuesto militar de 500 millones de dólares anuales, luchando en desventaja contra Azerbaiyán y aliados como Turquía, Pakistán, Israel (vendedor de armas), y combatientes del Estado Islámico, rodeada territorialmente por Turquía y con un respiradero en su frontera con  Irán, ha llamado a movilización general.

Como telón de fondo está el Gasoducto TurkStream que pasa por Azerbaiyán viniendo de Rusia, ricos en petróleo y gas natural, atravesará Georgia llegando a Turquía en ruta hacia Grecia, Serbia, Italia y el sur de Europa.

Tras este proyecto y el intervencionismo turco en otros países, está la nostalgia de revivir el Imperio Otomano y de islamizar la región, fomentando las luchas musulmanas integristas en los pueblos rusos del Cáucaso. La contradicción geopolítica estriba en que la fuente gasífera y energética es Rusia.

Francia, Rusia y Estados Unidos abogan por un alto al fuego en Nagorno-Karabaj que beneficie a Armenia. La Unión Europea (UE) está contra la injerencia turca en el conflicto, que tiene uno de sus puntos álgidos en el Holocausto Armenio o Gran Crimen que entre 1915-1923 costó la vida a 1,5 millones de armenios asesinados por el ejército y la población de Turquía, que se niega a reconocer este genocidio, una de las razones que vetan su ingreso a la UE.

La diáspora de 1.5 millones de armenios en Estados Unidos, 2.5 millones en Rusia y 1 millón en Francia, constituyen los apoyos financieros, logísticos y de lobby político armenio, al grado que EE.UU. reconoció la culpa de Turquía en el Holocausto armenio en diciembre de 2019 así como más de 30 países entre ellos Alemania y Francia.

Turquía es actor clave en este  conflicto de Nagorno-Karabaj, pues apoya con armas y hombres a Azerbaiyán. Obsesionado por reeditar el Imperio Otomano, su presidente Recept Tayyip Erdogan ha desafiado a Rusia con su injerencia en Siria, Libia, Azerbaiyán, a Irán apoyando a los separatistas sunitas azeríes, a la UE provocando incidentes contra Grecia y Chipre, miembros de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN), y a EE.UU. coqueteando con la compra de sistemas antimisiles S-400, la joya del Ejército ruso que Occidente mira con recelo.

Turquía, con un millón de soldados, es el ejército más numeroso de la OTAN después de Estados Unidos, y podría ponerla en crisis debido al rol desestabilizador de Erdogan en Grecia y Chipre.

El factor Estado-Nación en Armenia, Azerbaiyán, Turquía y otros territorios del Cáucaso ruso pueden detonar el siguiente polvorín mundial.

 

      

David Hernández
David Hernández (1955). Poeta, escritor y periodista salvadoreño. Formó parte del grupo literario “La Cebolla Púrpura”, fundado por jóvenes escritores de El Salvador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

DESDE LOS ANGELES

Autor

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Lo más reciente

Los 5 temas más buscados

LOS 5 COMENTARIOS MÁS RECIENTES