24 aforismos para olvidarnos de las elecciones

Para olvidarnos de las elecciones

  • La pandemia ha llegado a tal extremo, que las mascarillas ya forman parte del atuendo diario. Es más, las hay de diferentes diseños y colores para que hagan juego con la ropa, la cartera o los zapatos.
  • En los países desarrollados la corrupción es la excepción, en los demás es la regla.
  • La vida no es más que un montón de momentos.
  • El Papa es el dictador de los católicos, se queda en el poder hasta que muere.
  • Nunca es tarde para la voluntad cuando a la voluntad le da la gana de querer.
  • Leer libros es echar a volar la imaginación con alas de papel.
  • ¿Cómo hacen los gordos para ocultar sus flaquezas?
  • En vez de mirar hacia atrás con arrepentimiento, sigue adelante con atrevimiento.
  • Dicen que el mundo es un pañuelo, debe ser porque muchos se suenan en él.
  • Lo que más le cuesta a la juventud actual, es soñar sin consumir drogas y conversar sin recurrir al celular.
  • Resulta fútil la búsqueda de la igualdad, en cambio, es un objetivo la igualdad de oportunidades.
  • Por no obtener lo que queremos, olvidamos que hemos obtenido lo que queríamos.
  • Cuando una sociedad abandona sus ideales sólo porque la mayoría de la gente es incapaz de apegarse a ellos, se convierte en suciedad.
  • El verdadero sentido del humor está en reírse de uno mismo.
  • La política sería una actividad noble si no fuera por los políticos.
  • Todo es posible cuando nada es inexplicable.
  • Quienes hablan mucho no saben que tienen el derecho a guardar silencio.
  • El Universo es tan real que parece imaginario.
  • Todos deseamos llegar a viejos; pero nadie quiere envejecer.
  • No solo la gente rica es feliz. También hay gente pobre contenta.
  • Hay mujeres malas que son buenas.
Lee también:   Debaten sobre Milei en El Fogón de Los Ángeles
Perfil del autor
Lee también:   Vinicius de Moraes: 7 poemas y canciones para vivir un gran amor

Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.

Escuelas comunitarias de California

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo