Hispanic L.A., se habla español

HispanicLA
HispanicLA

HispanicLA comenzó en 2008 como un proyecto personal, un esfuerzo individual para crear un espacio en donde pudiese expresar ideas, preocupaciones, emociones, manifestaciones artísticas, todo sobre la vida de gente como yo en Los Ángeles. 

Como ciudadano me interesaba la politica; como periodista, la vida de la gente en la comunidad; como poeta… la poesía, y como curioso quise navegar el internet y tener la capacidad de llegar a millones aprendiendo el oficio de publicar y empapándome de nombres nuevos.

En esos días, esto era HispanicLA: una ventana individual, abierta en ambas direcciones, al mundo, sin planes ni definiciones. A todo eso, varias personas, sean amigos, conocidos del trabajo en La Opinión o lectores, se comunicaban “Hey, ¿aceptas contribuciones?” “Hey, tengo una nota sobre el mate, o unos poemas no muy largos, o una entrevista que me hicieron allá en el 58…

Incorporando cuidadosamente a cada nueva pluma, HispanicLA se volvió un sitio colectivo. Con una meta, lo que los gringos llaman challenge, es decir una dificultad: que se publica en español en el país de la lengua inglesa. Eso es significativo. Eso limita mucho. Es una meta que aunque se alcanzara es insatisfactoria. Porque significa que tu audiencia es limitada. Significa que cada una de tus historias será leída, inevitablemente, por mucho menos gente que si estuviese en inglés.

Dejé a un lado HispanicLA por varios años por motivos laborales en 2011. Cuando regresé en 2015 introduje cambios destinados a que HispanicLA tenga una presencia significativa en la comunidad latina, que se convierta en un sitio abierto para las posiciones progresistas, sin censura. Para comprender quiénes somos como latinos y para poder criticar lo que nos rodea.

Así nos convertimos en un foro de debate de latinos progresistas que quieren una sociedad mejor. 

En medio de todo eso el sitio enfrentó y enfrenta desafíos económicos, porque carece de recursos financieros y de ingresos y porque limita al mínimo el tema de publicidad.

¿Cuáles eran esos cambios? Primero, convertir a HispanicLA en una voz política estentórea y real. Segundo, que sea un sitio profesionalmente hecho. Y tercero, expandir la base de participantes. Para ello, fue necesario incorporar nuevas fuerzas, para empujar juntos, en el mismo espíritu, porque con uno no alcanza.

El sitio ha crecido lenta pero firmemente.

HispanicLA tiene que ser un lugar donde la gente vuelve, pero no porque creamos una historia bombástica, sexy, trendy, clicky y viral. La gente vuelve por el nombre, porque nos conocen. Cada historia es concebida, no como un anzuelo sino como una contribución a la sociedad. Este es un foro de debate de latinos progresistas que quieren mejorar lo que vivimos.

HispanicLA está viva, vive fuera del internet, se expande en eventos. Sale afuera. Incluso anunció su apoyo a un candidato presidencial previo al Súper Martes. Así participamos en la vida de la comunidad, honrando a quien contribuye con su arte al crecimiento de nuestra sociedad a lo largo de los años.  

Al día de hoy 301 autores han escrito en HispanicLA. Muchos de ellos lo hacen ahora. Ellos definen qué es este sitio, con cada una de sus publicaciones. Ellos son HispanicLA. 

En un mundo en el que los sitios exitosos tienen que ser sexy, trendy, clicky y virales, hay lugar para HispanicLA. 

Allí donde ya no existen la buena escritura, el buen periodismo, el arte y la literatura, el debate político progresista, el diálogo en español, hay lugar para HispanicLA. 

Y allí donde muere el periodismo, la palabra impresa, donde la verdad muere, debemos hacer lugar para HispanicLA.

De modo que te recomiendo volver a HispanicLA. Hazle click a las historias. Y leer, leer, leer. Gózalo.

Anuncios

Comenta / Comment