El retorno del sindicato de campesinos
Nadya Suleiman

Entonces, ¿cuál es el escándalo? ¿Por qué hay cien fotógrafos siguiendo a esta mujer, Nadya Suleman,  a todas partes? ¿Qué ve usted aquí, en estas fotos? Absolutamente nada. Va de compras, va al médico, se va a la manicura. Quienes quieren mostrarla como cruel, semuestran crueles y despiadados. Quienes ven en ella un monstruo se convierten en monstruos al desnudarla, exponerla.

[imagebrowser id=7]

Si sufre de una enfermedad, que la atiendan los médicos. Si es irresponsable, que la juzguen en corte. En lugar de ello, se premia su irresponsabilidad y se reprime su frescura; se condena a la madre soltera y se felicita a quien, entre ellas, hace dinero de la desgracia ajena.

Y ahora -actualizado a principios de junio- que tendrá su propio “reality show”, primero en Gran Bretaña y después en Estados Unidos, se saciarán todas las sedes: la de ella de publicidad, la de sus hijos de recursos, la de los medios de un escándalo permanente, la nuestra de un objeto, antes sagrado, para la denigración.

Lea también / Read Also
Wikileaks: Una historia de injusticia con sede en Guantánamo