Quieren deportar a inmigrantes con residencia permanente

0
29
Quieren deportar a inmigrantes con residencia permanente

Nadie duda del desprecio que Donald Trump siente hacia los inmigrantes indocumentados. Ahora queda claro que esa animosidad también se extiende hacia todos los inmigrantes. Incluyendo los que comúnmente decimos que tienen una ´green card´ o residencia permanente.

Borrador del Departamento de Justicia

Esto quedó en claro con reportes que indican que hay un borrador del Departamento de Justicia en el que se evalúa deportar a aquellos inmigrantes con residencia permanente que hayan usado servicios gubernamentales de asistencia social en contravención de la legislación en vigencia.

Se supone que quienes inmigran, salvo algunas excepciones, deben poder sustentarse durante los primeros 5 años sin asistencia estatal. Durante ese período de tiempo, no tienen derechos a programas gubernamentales como ´welfare´ (TANF y SSI), estampillas para alimentos (SNAP), subsidios habitacionales (Sección 8) y Medicaid.

Pero hasta ahora ninguna administración ha deportado a inmigrantes que han utilizado estos servicios. Un dictamen judicial de 1948 estableció que solamente podrían ser deportados aquellos que se negaran a pagar al gobierno si se les requería una devolución de fondos después de utilizar los servicios.

Ignorar precedentes

El borrador que se maneja en el Departamento de Justicia ignoraría este precedente legal y autorizaría la deportación de aquellos que usaron programas de asistencia gubernamentales en sus primeros cinco años en el país.

Aunque las regulaciones federales no permiten que un inmigrante con residencia permanente obtenga beneficios los primeros cinco años, algunos estados son más flexibles. Muchas inmigrantes embarazadas y con niños, por ejemplo, califican para asistencia de programas estatales, como el Medical en California. Estos programas, en algunos casos, no incluyen límites de tiempo de cuando pueden empezar a utilizarlos. Consecuentemente, algunos inmigrantes reciben los beneficios mucho antes de los cinco años establecidos por las leyes federales. En teoría, eso implica que miles de inmigrantes que han estado utilizando estos programas podrían estar afectados por las propuestas del Departamento de Justicia.

Aparentemente, el objetivo detrás de esta propuesta de la Administración Trump es limitar el número de inmigrantes en el país. Un esfuerzo que es parte de una estrategia que incluye una política ultra-agresiva contra los inmigrantes indocumentados. Al igual que cerrar las fronteras a los refugiados y negar el ingreso al país de personas de ciertos países musulmanes.

El borrador del Departamento de Justicia, que ha sido visto por Reuters, está en una etapa preliminar. Tal vez nunca llegue a implementarse o si llegase a ser promulgado seguramente será cuestionado en las cortes judiciales.