Biden: en vez de agregar jueces de inmigración, cambie los criterios de deportación

Uno de los peores legados de la administración Trump es el sabotaje que sus personeros emprendieron contra las cortes de inmigración. 

No son jueces verdaderos

Estos son tribunales administrativos, dependientes de la Secretaría de Justicia y no del poder Judicial. En ese sentido, no son jueces verdaderos. Son funcionarios. Su independencia es relativa y limitada por directivas del Ejecutivo.

Al tratar como criminales a todos los inmigrantes Trump inundó estos tribunales, obstaculizando su labor. Y las directivas que les dio eran ejercer una política de mano dura que reflejara la aversión del gobierno de aquel entonces contra los inmigrantes, fuesen o no indocumentados, de América Latina. 

Así, el número de casos pendientes creció durante su gobierno a casi 1.3 millones, incluyendo 360,000 de asilo, contra solo 542,000 cuando asumió en 2017.

En promedio, la solución de los expedientes de asilo y deportación están tardando 755 días, un 60% más que hace cuatro años. Pero en algunas ciudades duran mucho más: en Los Ángeles, 1,054 días, y en Baltimore 1,282.

En todos los estados, hay gente que está esperando cinco o más años a que se ventilen sus casos de asilo o deportación. Ojo, recordemos, no es lo mismo que esperar a una «green card» o ciudadanía. Son decisiones relativamente más sencillas y además, en carácter de urgencia. 

Lee también:   Biden bloquea el petróleo ruso: una decisión errónea

Juegan con las esperanzas

Se trata de las esperanzas de familias de normalizar su residencia, de hacer de este país el propio y de contribuir a su crecimiento por generaciones. 

Son millones que permanecen en el limbo, sin protección migratoria, derechos o beneficios, y sin la posibilidad de conseguir un trabajo en forma legal. La inacción del gobierno los condena a una vida de inestabilidad y sobresalto e impide el proceso normal de aclimatación e integración a su nuevo país, en el que están tratando de ser ciudadanos. 

En sus primeros meses en el poder, el presidente Joe Biden, entre otras medidas, envió al Congreso un plan inicial de reforma migratoria, reactivó el programa DACA y dio fin al controversial Protocolo de “Protección al Migrante” que conminaba a solicitantes de asilo a esperar su destino en México. 

Pero sin abordar la acumulación de casos en los tribunales federales de inmigración no habrá solución al problema migratorio y ni siquiera a la crisis actual. Y simplemente agregar más jueces para acelerar los procedimientos no alcanza. 

Prioridades y no jueces de inmigración

La administración debe además modificar los criterios según los cuales se deciden las prioridades de deportación. 

Los jueces, que dependen de directivas oficiales, necesitan libertad para usar su discreción para así poder eliminar o desestimar de sus expedientes a quienes no son riesgos de seguridad. Especialmente si han estado pendientes por años.

Lee también:   Perspectivas políticas en Brasil: Lula parece imbatible

Y el Departamento de Seguridad Nacional debe limitar su política de deportación a aquellos indocumentados que sí son criminales y cuya permanencia en nuestro país atenta contra la seguridad de la sociedad toda, incluyendo la de otros inmigrantes.

De lo contrario el atraso seguirá creciendo y el legado malévolo de Trump tendrá una presencia permanente. 

 

Gabriel Lerner
Gabriel Lernerhttps://hispanicla.com
Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. Tiene tres hijos adultos que son, dice, "la luz de mi vida".

“Los educadores californianos son el corazón de nuestra comunidad. Y la razón por la que la Asociación de Maestros de California sabe que escuelas públicas de calidad son lo que hace una California mejor para todos nosotros”.


“California Educators are the heart of our community. And why the California Teachers Association knows quality public schools make a better California for all of us.”

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Comenta aquí / Comment here

En portada

Crisis de seguridad alimentaria en Brasil

La crisis de seguridad alimentaria en Brasil, refleja que un 60% de la población no tienen acceso a los alimentos básicos. Esta crisis demanda un esfuerzo imperativo para conseguir un resultado con un impacto inmediato.

EDITORIAL

Comunidad LGBTQ atacada durante el Mes del Orgullo 

LGBTQ, mes del orgullo,
0
La comunidad LGBTQ en este mes del Orgullo sufre agresiones y amenazas por extremistas, tropas de milicias y personalidades de la extrema derecha y no menos por la legislación discriminatoria aprobada en muchos estados

Lo más reciente

Relacionado