jueves, diciembre 3, 2020
Más

    Carta urgente a Barack Obama

     

    Hemos seguido, por casi cuarenta días, la terrible historia del derrame de petróleo en las profundidades del Golfo de México. Hemos leído sobre los intentos para detenerlo, las posibles consecuencias, los esfuerzos para contenerlo y, también, sobre sus visitas a la zona afectada. Hemos visto, de igual forma, cómo se compara esta catástrofe con otras que tuvieron que enfrentar sus predecesores, y las repercusiones políticas que tuvieron que asumir, a causa de sus errores o de su demora para tomar una decisión ejecutiva.

    Y es, precisamente, sobre esta tardanza en la toma de decisiones ejecutivas, que me dirijo hoy a usted. No es posible que miles y miles de barriles de petróleo se derramen diariamente en el océano, y la respuesta de su gobierno sea fijar una indemnización a la compañía petrolera. Del tamaño que sea. Creo que hay un error de concepción en lo referente a la responsabilidad del gobierno de Estados Unidos frente a esta tragedia. No queremos una revancha o una sanción, queremos nuestros mares. Queremos nuestro ecosistema limpio.

    Queremos que nuestros hijos puedan ir a la playa como lo hicimos nosotros, como lo hizo usted mismo, y no encontrar sino el milagro de la vida, arenas blancas, aguas azules, animales y vegetación en armonía perfecta. O dígame, ¿cómo podremos explicarles a las generaciones futuras que el derrame haya sido tan grave, que se haya prolongado por tanto tiempo, que tantos animales hayan desaparecido, que el ecosistema haya sido herido de muerte? ¿Les diremos, acaso, para tranquilizarlos, que el Golfo de México se convirtió en el Mar Muerto, pero al menos BP tuvo que pagar una multa?

    ¿Que un par de personas fueron a prisión? ¿Que usted no fue reelecto?

    Le repito, no queremos venganza. No queremos, en este momento, que algún directivo irresponsable pague con cárcel el crimen del océano. Queremos, exigimos, demandamos, una acción de parte del gobierno que usted representa.

    Queremos ver a los ingenieros militares norteamericanos, que son capaces de transformar el mundo con fines de guerra, poner todo su esfuerzo en contener el derrame.

    Queremos ver a los Marines, con la determinación que el mundo tristemente conoce de sobra, luchando contra el avance de la marea negra. Queremos ver el poderío de los Estados Unidos trabajando por una causa que sin duda alguna es justa, necesaria, e impostergable.

    Usted tiene el poder y las facultades, ordinarias y extraordinarias, para hacerlo. La catástrofe en el Golfo de México ha pasado, de ser un asunto nacional para Estados Unidos, a ser un asunto internacional en el que la humanidad entera tiene derecho a pedirle, como lo hacemos ahora, que tome las medidas necesarias para frenar, a como dé lugar, el derrame, y para revertir unos efectos que al día de hoy son completamente inaceptables.

    Tal vez éste sea el papel que le tenía reservado el destino. Usted, cuando fue electo, representó el cambio y la esperanza para millones de estadounidenses. Ahora, puede representar el cambio, y también la esperanza, para el resto de nosotros al poner los recursos de la nación más poderosa del mundo al servicio de la tierra misma.

    Porque, si dejamos que la naturaleza muera, para nosotros no quedará la vida, sino la sobrevivencia.

    Avatar
    Victor Beltri
    Víctor Beltri nació en la Ciudad de México y se crió en Guadalajara. Escritor y analista, trata de encontrar sentido a la vida a través de los demás: no soporta la soledad ni el silencio. Ha vivido en varios países tan solo para reconocer que su hogar está en dondequiera que esté su esposa. Sus textos se publican con regularidad en algunas revistas y diarios regionales y nacionales, y se encuentran recopilados en www.victorbeltri.com. El espera sus comentarios en contacto@victorbeltri.com o bien en http://twitter.com/vbeltri

    Notas relacionadas

    Cruzando Líneas: Morir por vivir

    Llega el momento de plantearnos los propósitos de Año Nuevo cuando el 2020 no nos ha dejado cumplir los viejos; pero ahora no nos preguntados a dónde se nos fue el tiempo, lo sabemos bien, lo tenemos encapsulado en una cuarentena sin fin.

    De tangos y tangueros: Francisco García Jiménez

    Nació en Buenos Aires, pero sus amigos le decían “El Gallego”, o más c...

    Opinión: Basta con los ridículos ataques al alguacil Villanueva

    Es hora de que la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles deje de intentar arruinar la carrera del Alguacil Villanueva y trabaje con él

    2 COMENTARIOS

    1. Lo que resulta increíble es que no se analicen y se estudien todas posibles ctástrofes que le puede ocurrir a una plataforma petrolífera para en caso de que suceda una actuar y se deje instalarlas así como así. Quizás por eso hace ya muchos años que escribo cosas de humor, para no amargarme y pensar. Un fuerte abrazo

    2. Estoy de acuerdo totalmente con esta carta de Victor Beltri; y además pienso que si no se actúa rápido este derrame de petróleo va a ser —sin querer ser alarmista— un Apocalipsis para este país y para muchos otros países. Coincido punto por punto con Beltri de que quizás éste era el destino de Obama: demostrar el cambio por el que supuestamente hizo su campaña. Me parece que esta carta debería ser firmada por miles y miles de persona, para ver si el gobierno de Estados Unidos se percata de una vez de la enorme responsabilidad que tiene en esto. Si el derrame llega a romper el ecosistema de la Florida, del golfo de México y de otros países alrededor no sólo será una debacle para la ecología de varias regiones internacionales y de este mismo país, sino además significara un cataclismo económico para Estados Unidos. Y ya lo dije: no quiero ser alarmista, pero no puedo dejar de decir las cosas como realmente las siento y me las ha revivido esta misiva de Bieltri; por ello he tenido que emplear palabras más cercanas a la ciencia ficción que a la realidad cotidiana que vivimos, pero es que “Apocalipsis”, “debacle” y “cataclismo” creo que son los términos exactos que más se adaptan a lo que está por venir si el ejército de Estados Unidos y los científicos y tecnólogos más sesudos del mundo no forman parte ya de una ofensiva de contención para acabar de detener esta barbarie industrial. Gracias por sus palabras.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    3 − dos =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Cruzando Líneas: Morir por vivir

    Llega el momento de plantearnos los propósitos de Año Nuevo cuando el 2020 no nos ha dejado cumplir los viejos; pero ahora no nos preguntados a dónde se nos fue el tiempo, lo sabemos bien, lo tenemos encapsulado en una cuarentena sin fin.

    De tangos y tangueros: Francisco García Jiménez

    Nació en Buenos Aires, pero sus amigos le decían “El Gallego”, o más cordiales, Paco. Era de padre español y madre argen...

    Opinión: Basta con los ridículos ataques al alguacil Villanueva

    Es hora de que la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles deje de intentar arruinar la carrera del Alguacil Villanueva y trabaje con él

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,571FansMe gusta
    1,974SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Navidad o la historia del Dios Sol

    Los romanos festejaban el 19 de diciembre el Saturnal Romano en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones, esta fiesta comenzaba el 17 y terminaba el 23 de diciembre, con grandes banquetes, donde la comida, el vino y el sexo, tenían un protagonismo importante, y el día 25 de diciembre era la fiesta de la exaltación del Sol

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Cuatro poemas de Roque Dalton

    Cuando sepas que he muerto di sílabas extrañas. Pronuncia flor, abeja, lágrima, pan, tormenta. No dejes que tus labios hallen mis once letras. Tengo sueño, he amado, he ganado el silencio.

    Comunismo y fascismo, el mismo perro

    Parafraseando a José Martí –y salvando las circunstancias y el simbolismo patriótico de la frase martiana—es evidente que el comunismo y el fascismo son del totalitarismo las dos alas. O dicho popularmente, son el mismo perro con diferente collar.

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    Los 5 comentarios más recientes