martes, diciembre 1, 2020
Más

    Crónicas desde el Hipódromo: Quesadillas de queso

     

    No se que se consuma en este lugar de altas ínfulas. Seguro habrá aperitivos y digestivos, bocadillos y comida completa de la cocina europea o criolla.

    Pero quisiera consumir en estos días de desgaste veraniego, algo con tortilla, queso y frijoles, que estoy seguro encuentraré saliendo de aquí a unos cuantos metros a la redonda.

    ¿Le gustarán las quesadillas a La Condesa de Miravalle?

    A un tianguis

    Me han dicho que no hay mejor lugar para probar los antojitos de estas tierras que un tianguis, aunque alguien me corrige y me dice que se llaman mercados sobre ruedas.

    Recorro todos los puestos en busca de algo que atraiga mi apetito, aunque las propias frutas coloridas y de buen tamaño también juegan con mi conciencia.

    Me detengo en un local que me inspira confianza, en cuyo letrero se puede leer “La Güera”, aunque no identifico quién pueda ser de todas las despachadoras. Una mujer desdentada se dirige a mi con una sonrisa.

    – ¿Qué le vamos a servir, joven?

    – ¿Qué vende señora? – pregunto como un despistado forastero que tiene la comida en sus narices.

    – Lo que ve joven, lo que ve. Todo está muy sabroso. ¿Qué se le antoja?

    – ¿Estas cómo se llaman? – señalo uno de tantos preparados de maíz azul que están sobre un comal, rodeado de ollas con diferentes platillos.

    Esos son tlacoyos, joven. Esas, gorditas, y esas quesadillas. ¿No quiere un taco de chile?

    Veo pequeños chiles rellenos pero no comprendo como lo sirven en un taco.

    – ¿Es la tortilla con el chile encima, joven, o quiere una quesadilla?

    [bctt tweet=”Sigo cuestionando y me dicen que en estas tierras es cuestión de protocolo. Hay que especificar de que quieres la quesadilla, sea o no con queso ” username=”hispanicla”]

    – Quesadillas con qué tiene?

    – De lo que quiera joven, de los guisados que ve aquí.

    – Me da dos quesadillas sencillas por favor.

    – ¿Quesadillas con queso, joven?

    – Las quesadillas son con queso,  ¿no?

    – No, hay quesadillas sin queso, joven.

    Tlacoyos, gorditas, quesadillas, tacos…

    Me quedé callado un rato y terminé por ordenar un taco de chile relleno, un tlacoyo de requesón y una quesadilla… con queso.

    Me dicen que se nota que soy de provincia al no saber que las quesadillas no necesariamente son con queso.

    Veo el diccionario a ver si no estoy viviendo en un mundo paralelo, pero las quesadillas siguen siendo preparadas de queso.

    Sigo cuestionando y me dicen que en estas tierras es cuestión de protocolo. Hay que especificar de que quieres la quesadilla, sea o no con queso.

    Según yo, si le quito el queso es taco, pero todo termina siendo un barroquismo idiomático más de estos lares.

    Sólo espero la llegada del próximo viernes para adentrarme con “La Güera” para probar más variedades y de ser posible pedir una quesadilla sin queso.

    Regreso a mi posición en el Hipódromo y sigo con el antojo de una quesadilla, con una tortilla de maíz azul, que le da más realce que el aburrido maíz claro del norte.

    El servicio a mi mesa me pone pan y mantequilla. Prefiero voltear a ver a mi jinete para determinar su posición en la carrera.

    Avatar
    Ricardo Trapero
    Arquitecto por vocación y destino, escritor por convicción. Desde muy joven emprendí el viaje por la libertad. En mi camino he visto, percibido y palpado tanto, que un día decidí plasmarlo de la mejor forma que entendía. Las letras que han sido mis entrañables compañeras, cada día me acercan un poco más a la libertad, la cual aún no he encontrado pero que ya siento cerca. Creatura hombre, mexicano y sibarita en entrenamiento.

    Notas relacionadas

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    3 COMENTARIOS

    1. Gracias por el comentario Rafael.
      Enriqueces mucho la entrada y amplias mi conocimiento sobre el tema.
      Saludos desde La Condesa y recibe un abrazo de un provinciano en DF.

    2. Ah las quesadillas! Soy originario de la Ciudad de México, de la Colonia Escandon a un lado de la Condesa, la otra mitad de mi vida la he vivido en Phoenix Arizona. Como extraño los antojitos Mexicanos! y no es que hagan falta acá en la ciudad de Phoenix pero el sabor es diferente. Las quesadillas, con todas sus variaciones (al igual que los tacos y tortas), serán un reflejo de la capacidad inventiva de la gente? de crear algo con pocos recursos? La tortilla la doblas a la mitad y es quesadilla, y si la enrollas es taco, o si la extiendes y doras ya es tostada, sin importar lo que le pongas adentro o encima. Recuerdo al pobre trabajador llenar su estomago con un poco de tortillas, sal y chile, y pues el queso ya seria un lujo. También recuerdo a mi vecino que a pesar de vivir en la misma vecindad en la Colonia Escandon creía que el era de la alta sociedad por que le alcanzaba para comer carne decía “me llaman Don, por que como carne!”

      Saludos, y gracias por tu narrativa que me trajo muy queridos recuerdos. Recuerdo que en la Colonia Roma había un restaurancito de comida Yucateca con una delicia de tamales preparados a ese estilo.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    15 + 16 =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,572FansMe gusta
    1,974SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    Cuatro poemas de la revolución mexicana

    Pablo Neruda: A Zapata; Salvador Novo: Del pasado remoto; Salvador Novo: Del pasado remoto; Manuel Maples Arce: Vrbe, superpoema bolchevique en 5 cantos

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Esperando a Godot en EE.UU. o una democracia en vilo

    Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro q...