Dudas sobre el Fiat y el Alfa Romeo

Los analistas de Consumer Report y J.D.Power ponen a estos vehículos italianos en el lugar más bajo de confiabilidad.

2017 Fiat 500 Abarth. FOTO: EK

Una de nuestras principales prioridades cuando buscamos un auto nuevo, es ver si es seguro y confiable, ya que la seguridad y la confiabilidad es un factor importante en cualquier vehículo.

Si hablamos de confiabilidad, me pregunto, ¿por qué aquellos que buscan compran un Fiat o un Alfa Romeo no ven las estadísticas de confiabilidad?

Estos “masoquistas sobre ruedas” como los llamo, son llevados a comprarlos porque su origen italiano los hace distinto o porque no quieren ser como el vecino que tiene un Honda o Toyota.

Se sabe que cualquiera que compre un Fiat o un Alfa Romeo lo hace con el corazón en lugar de la cabeza, porque ninguna persona que necesita su automóvil para ir al trabajo, comprará un vehículo que no tiene confiabilidad, salvo que esa persona lo haga por impulso.

No son vehículos confiables

Los factores de una reparación, que no todos los mecánicos saben hacerla, el alto costo de las partes, y para peor, la alta frecuencia de las fallas en todos los modelos de estas marcas Italianas, las hacen la peor compra del mercado.

Algunos se preguntan por qué siguen pululando en Estados Unidos. Y es porque son las propietarias de Chrysler.

Sí, como leyó. En 2009, Chrysler presentó bancarrota y el gobierno estadounidense no tuvo mejor idea que otorgársela a Fiat, que también es propietaria de Alfa Romeo.

Tanto Fiat como Alfa Romeo y Lancia, la otra marca de la misma propiedad italiana, estuvieron vendiendo sus ´limones´ en los 90. No sé si se acuerdan del Fiat Strada o el Alfa 164, autos que dejaron a sus propietarios en las calles en múltiples ocasiones.

Hubo modelos de Lancia y Fiat que se vendieron en los 80 con tantos problemas eléctricos, que ni los concesionarios sabían cómo arreglarlos.

Les doy un ejemplo: Si usted compra un Toyota, Honda, Kia, Hyundai, Chevy o Ford y tiene un problema con una parte específica, le puede costar, digamos, 700 dólares, y el arreglo unos 800 más en un concesionario de la marca.

La misma pieza en un auto italiano puede costar el doble o triple y muchas veces no entran en las garantías, o hasta no se consiguen.

Fiat vendió solo 9,200 vehículos en 2019. Una baja del 40.73% respecto al 2018. Mientras Alfa Romeo vendió, en el 2019, solo 18,292 vehículos. Una baja del 23,14 respecto al 2018. Nadie sabe por qué siguen en el país.

Peor. Disfrazados de Jeep, hay varios modelos italianos, como el jeep Renegade, que es un Fiat 500X con disfraz de un Jeep.

No digo que no suena mejor decir: “Poseo un Alfa Romeo Stelvio”, pero comprar un modelo distinto no quiere decir que nos hace distinto. Por el mismo precio se puede comprar un Audi o un Land Rover, que tampoco son los reyes de la fiabilidad, pero si son mejores que los Alfa y los Fiat.

A medida que el propietario de estas marcas Italianas, que se involucra en comprarlas por una corazonada de que lo italiano es bueno, y se encuentra con un inesperado ´limón´, no solo le hará la cruz a estos vehículos, sino que será su peor publicidad.

Mi recomendación es de alejarse de estas marcas italianas. No dejarse llevar por el corazón y usar la cabeza, porque si usted es una persona que necesita su automóvil a diario, mejor evitarlas para no tener que incurrir en gastos y dolores de cabeza.

Syndicate Auto News Wire

2 COMENTARIOS

  1. Pues yo tengo Fiat, desde hace + de 30 años y ningún problema en ningún sentido.
    No hay malos coches, hay malos mecánicos al igual que malos informadores, que es lo que eres tu por tu ninguna imparcialidad, lo cual es tu obligación.Por esa regla de tres, que te despidzn y te quiten el título de periodista.Asi de claro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.