Hispanic L.A.El juez John Roberts...

El juez John Roberts es un reflejo del Trumpismo

En un sistema democrático, la estabilidad de las instituciones radica en diversos factores: una constitución, precedentes legales, la libre expresión y el lugar de la prensa libre, o la posibilidad para cambiar un gobierno por vía electoral.

Un pilar adicional e imprescindible es el respeto de la ciudadanía al poder judicial. La confianza de que la justicia se ajusta a las leyes, y viceversa. Y que no participa en el debate público más que a través de sus deliberaciones y decisiones. Que es, en pocas palabras, “objetiva”, aunque sea casi una mala palabra, porque en el fondo, eso no existe.

Dentro de este marco de pensamiento, el presidente de la Suprema Corte, John Roberts, acaba de violar las bases de ese pilar y de contribuir al declive de la confianza pública en la neutralidad de su institución.

Roberts, en un gesto extraordinario, publicó una declaración de repudio a expresiones del líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, quien a su vez había criticado a los más radicales miembros de la Corte Suprema, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh, ambos nombrados por Trump.

Al unísono, el Presidente Trump envió desde su plataforma de propaganda favorita, Twitter,  una crítica similar, con la demanda de que Schumer “pague un serio precio” por sus declaraciones.

Lo cual encontró, naturalmente, eco en miles de propagandistas que amplifican las opiniones de Trump, de sus huestes incondicionales para las cuales él es caudillo indiscutivo  y quienes exigieron el enjuiciamiento, encarcelamiento, etc., de Schumer.

Lee también:   Las mentiras hunden al periodismo en México

Roberts se encontró en medio de este debate partidario. Y tomó parte en él. Mal.

Pero no hizo lo mismo cuando el propio Trump atacó en público a cualquier juez federal que no estuviese sometido a él. Ni defendió a la corte de los ataques del mandatario contra las juezas Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor, de quienes demandó que se recusaran de cualquier caso que tenga que ver con él mismo.

Ni dijo nada cuando Trump atacó en público a la jueza Amy Berman Jackson previo a su  sentencia de su aliado Roger Stone. Roberts no defendió a sus jueces.

Ni se escuchó ningún comentario de Roberts cuando el mismo Kavanaugh, durante sus audiencias de confirmación en el Senado, expresó dirigiéndose a los senadores demócratas:

“Desde mi nominación en julio, ha habido un frenesí en la izquierda para encontrar algo, cualquier cosa, para bloquear mi confirmación”.

Básicamente, Kavanaugh, miembro de la corte que Roberts preside, hizo lo mismo que Schumer. Pero ni una palabra.

Además, Roberts eligió hacer pública su crítica a Schumer a través de un comunicado público y no por canales privados.

Con sus declaraciones y con sus silencios, el presidente de la Suprema Corte ha elegido un bando en el debate político que nos consume desde la elección de Donald Trump. Y se insertó en ese debate. Si alguien aún abrigaba la esperanza de que Roberts detuviese a Trump en su carrera por debilitar la democracia, este incidente sirvió para desilusionarse. Roberts no será ese héroe. Y fue un escalón más en el descenso de nuestro país a la confrontación.

Lee también:   El nuevo conflicto bélico desnuda la hipocresía republicana

Finalmente, es un triste recordatorio que incluso si Trump perdiese las elecciones de noviembre, incluso si entregase el poder (cosa que muchos dudan) quedarían tras él los jueces que nombró y cuyo ejercicio es vitalicio. Y quedarían los añicos de nuestra tradición democrática.

Lee también

Juez Kavanaugh acusado de abusador

Kavanaugh, el perro faldero de Trump

Lo que ocurrió en la corte de la jueza Ana María Polo

 

Gabriel Lerner
Gabriel Lernerhttps://hispanicla.com
Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. Tiene tres hijos adultos que son, dice, "la luz de mi vida".

“Los educadores californianos son el corazón de nuestra comunidad. Y la razón por la que la Asociación de Maestros de California sabe que escuelas públicas de calidad son lo que hace una California mejor para todos nosotros”.


“California Educators are the heart of our community. And why the California Teachers Association knows quality public schools make a better California for all of us.”

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Comenta aquí / Comment here

En portada

«Dime con quién andas» y te diré por quién votaré

"Dime con quien andas", una campaña pro inmigrante que enfatiza la importancia de conocer sobre las posturas y “amistades” de algunos políticos que se rehúsan a denunciar a individuos con ideas extremistas;

EDITORIAL

Comunidad LGBTQ atacada durante el Mes del Orgullo 

LGBTQ, mes del orgullo,
0
La comunidad LGBTQ en este mes del Orgullo sufre agresiones y amenazas por extremistas, tropas de milicias y personalidades de la extrema derecha y no menos por la legislación discriminatoria aprobada en muchos estados

Lo más reciente

Relacionado