domingo, julio 12, 2020
More
    Inicio Donald Trump El juez John Roberts es un reflejo del Trumpismo

    El juez John Roberts es un reflejo del Trumpismo

    En un sistema democrático, la estabilidad de las instituciones radica en diversos factores: una constitución, precedentes legales, la libre expresión y el lugar de la prensa libre, o la posibilidad para cambiar un gobierno por vía electoral.

    Un pilar adicional e imprescindible es el respeto de la ciudadanía al poder judicial. La confianza de que la justicia se ajusta a las leyes, y viceversa. Y que no participa en el debate público más que a través de sus deliberaciones y decisiones. Que es, en pocas palabras, “objetiva”, aunque sea casi una mala palabra, porque en el fondo, eso no existe.

    Dentro de este marco de pensamiento, el presidente de la Suprema Corte, John Roberts, acaba de violar las bases de ese pilar y de contribuir al declive de la confianza pública en la neutralidad de su institución.

    Roberts, en un gesto extraordinario, publicó una declaración de repudio a expresiones del líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, quien a su vez había criticado a los más radicales miembros de la Corte Suprema, Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh, ambos nombrados por Trump.

    Al unísono, el Presidente Trump envió desde su plataforma de propaganda favorita, Twitter,  una crítica similar, con la demanda de que Schumer “pague un serio precio” por sus declaraciones.

    Lo cual encontró, naturalmente, eco en miles de propagandistas que amplifican las opiniones de Trump, de sus huestes incondicionales para las cuales él es caudillo indiscutivo  y quienes exigieron el enjuiciamiento, encarcelamiento, etc., de Schumer.

    Roberts se encontró en medio de este debate partidario. Y tomó parte en él. Mal.

    Pero no hizo lo mismo cuando el propio Trump atacó en público a cualquier juez federal que no estuviese sometido a él. Ni defendió a la corte de los ataques del mandatario contra las juezas Ruth Bader Ginsburg y Sonia Sotomayor, de quienes demandó que se recusaran de cualquier caso que tenga que ver con él mismo.

    Ni dijo nada cuando Trump atacó en público a la jueza Amy Berman Jackson previo a su  sentencia de su aliado Roger Stone. Roberts no defendió a sus jueces.

    Ni se escuchó ningún comentario de Roberts cuando el mismo Kavanaugh, durante sus audiencias de confirmación en el Senado, expresó dirigiéndose a los senadores demócratas:

    “Desde mi nominación en julio, ha habido un frenesí en la izquierda para encontrar algo, cualquier cosa, para bloquear mi confirmación”.

    Básicamente, Kavanaugh, miembro de la corte que Roberts preside, hizo lo mismo que Schumer. Pero ni una palabra.

    Además, Roberts eligió hacer pública su crítica a Schumer a través de un comunicado público y no por canales privados.

    Con sus declaraciones y con sus silencios, el presidente de la Suprema Corte ha elegido un bando en el debate político que nos consume desde la elección de Donald Trump. Y se insertó en ese debate. Si alguien aún abrigaba la esperanza de que Roberts detuviese a Trump en su carrera por debilitar la democracia, este incidente sirvió para desilusionarse. Roberts no será ese héroe. Y fue un escalón más en el descenso de nuestro país a la confrontación.

    Finalmente, es un triste recordatorio que incluso si Trump perdiese las elecciones de noviembre, incluso si entregase el poder (cosa que muchos dudan) quedarían tras él los jueces que nombró y cuyo ejercicio es vitalicio. Y quedarían los añicos de nuestra tradición democrática.

    Lee también

    Juez Kavanaugh acusado de abusador

    Kavanaugh, el perro faldero de Trump

    Lo que ocurrió en la corte de la jueza Ana María Polo

     

    Gabriel Lerner
    Gabriel Lernerhttps://hispanicla.com
    Editor en jefe del diario La Opinión en Los Angeles. Fundador y co-editor de HispanicLA. Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California desde 1989. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y anteriormente editor de noticias, también para La Opinión.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Publicaciones recientes

    Purga de latinos en el comité de distritos electorales de California

    Es inconcebible que un grupo tan vasto como el latino, el mayor del estado, haya quedado totalmente fuera del proceso de determinar la división de los distritos del Congreso federal y la Legislatura estatal

    La realidad nacional de El Salvador, por Roberto Cañas

    El Salvador necesita un acuerdo nacional inclusivo de largo alcance que salve a la Nación de la grave crisis en la que se encuentra sumergida. Ya es tiempo de iniciar procesos para rescatar el país social, política y económicamente

    Historias de inmigrantes: Ontario, California

    A las desventajas de no tener, en casi todos los casos, preparación académica, de ser pobre, de ser latino, hay que agregar lo que puede ser el colmo de las desventajas: ser indocumentado

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    El Fondo para la Conservación de las Tierras y Aguas podría acabarse

    Una de las pocas causas apartidistas que todavía existen y apoya economías, ambiente y comunidades sanas, está en jaque. Durante cincuenta años, el Fondo...

    Cátulo Castillo (Buenos Aires, 1906 – 1975)

    MADRID - A José González Castillo, padre de Ovidio Cátulo Castillo, le estallaba la vida en múltiples gestos que convirtieron lo extraordinario en cotidiano. Cuando...

    Outside Lands de San Francisco: Natalia Lafourcade e Ibeyi en su esplendor

    El festival Outside Lands de San Francisco (http://www.sfoutsidelands.com), culminó el domingo 7 de agosto, después de tres días de música, buena comida, vinos y...