El regreso de Andrés Manuel y el pacto para frenarlo

 

Si observamos con atención, en los últimos meses Andrés Manuel López Obrador ha vuelto al espacio público. Es por ello que sus adversarios se comienzan a poner nerviosos y ya están preparando la nueva versión de la campaña de desprestigio.

Y claro, al igual que como sucedió en la época del torpe Fox y su ambiciosa esposa Marta Sahagún, Felipe Calderón no pierde la oportunidad de meterse en el proceso electoral y ha lanzado el ingenuo pacto de neutralidad electoral, de cara a los comicios del 2011 y 2012.

Dicho pacto, en voz del secretario de Gobernación Francisco Blake Mora, dice que se trata de favorecer «un clima de armonía y unidad nacional y competencia comicial basada en el respeto a las reglas de la democracia vigentes».

Sin embargo, la primera pregunta que surge es, qué entenderá el gobierno federal por reglas de democracia vigentes, porque si se refiere al: «haiga sido como haiga sido» y las campañas que acusan al adversario de peligroso, todo indica que nuevamente tendremos una ruptura nacional.

Si bien la idea de un pacto de neutralidad que invite a construir y consolidar nuestra democracia es políticamente correcta, quién la propone es el menos indicado.

Recordemos, Felipe Calderón no goza de solvencia política necesaria para proponer un pacto de esta naturaleza. Primero porque con él se vivió la guerra sucia de descalificación y luego por haber asaltado la presidencia de la República y negarse a contar los votos, siendo que era un reclamo ciudadano, que de haber aceptado y realmente hubiese ganado, le hubiera dado la legitimidad que desde entonces ha buscado con su guerra contra el crimen organizado.

Lee también:   Instituciones y respuestas en medio de la triple crisis: pandemia, inflación y el clima

No obstante, hoy Calderón propone la no intervención de autoridades locales y federales, en los procesos electorales; pero más aún, teme por la intervención de dinero de procedencia ilícita en las campañas políticas. Temor que debería explicar en detalle.

Es un hecho que este tipo de pactos y demás artimañas que se les ocurra de aquí al 2012, tendrán la clara intención de frenar nuevamente el repunte de AMLO, sobre todo aprovechándose de la actual fractura de la izquierda que, de no resolverse el próximo diciembre (al menos en el PRD), se convertirá sin duda en el partido satélite del PAN.

Twitter: @juanjosesolis

Perfil del autor

Juan José Solis Delgado
(Ciudad de México, 1973) Es licenciado en Comunicación Social por la Universidad Autónoma Metropolitana, unidad Xochimilco. Cursó estudios de Economía en la UAM-I. Tiene un diplomado en creación literaria por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Cuenta con una especialidad en Desarrollo de Habilidades Docentes por la Universidad Tecnológica de México y cursó la maestría en Comunicación en la Universidad Iberoamericana, especializándose en la comunicación política.
Por más de 12 años ha trabajado como productor y locutor de radio en emisoras como Radiofórmula, Cambio 1440, Radio Capital, Radiorama y ABC Radio.
Ha sido coordinador de producción en programas de televisión en las empresas Televisa y Tv Azteca.
Ha sido responsable de la Comunicación Social de la Subprocuraduría de Justiticia del Estado de México sede en Tlalnepantla.
Fue coordinador de comunicación social en campañas políticas en las elecciones federales intermedias del 2003.
En el campo editorial, se desempeñó como Director Editorial y editor responsable de la revista Alas de papel de Editorial Noctua.
También ha laborado como docente en diversas instituciones de educación superior, como la Universidad de la Comunicación, la Universidad del Claustro de Sor Juana, la Universidad Tecnológica de México y actualmente en Escuela de Periodismo "Carlos Septién García" y en la Universidad Iberoamericana.
Su principal afición es la lectura y en particular las novelas de escritores iberoamericanos. Sus autores favoritos son Mario Vargas Llosa y Juan Carlos Onetti.
Actualmente está encargado de la difusión de la investigación en la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

Lee también:   Abuso sexual en uniforme

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado