El mundo consume un 30% más de los recursos que el planeta puede producir

“El mundo consume un 30 por ciento más de los recursos que el planeta puede producir, los desastres naturales directamente relacionados con el clima afectan a unas 250 millones de personas. Si no se toman medidas adecuadas, estos cambios medioambientales causarán 375 millones de víctimas en cinco años”, dice un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Este informe, entre muchos otros, es el “regalo” con que se festeja hoy el Día de la Tierra.

Han pasado cuarenta años desde que se señaló por primera vez, a instancias del senador estadounidense Gaylord Nelson, quien abogaba por la creación de una agencia ambiental en Estados Unidos. Si bien ha corrrido mucha agua bajo ese puente, aún se puede afirmar que el fin del mundo está más cerca de lo que se pensaba.

La tierra se está calentando y según la mayoría de los científicos, gran parte del calentamiento observado en los últimos cincuenta años ha sido producido por actividades humanas.

El tema del calentamiento global se viene debatiendo desde hace décadas,  aunque parece haber explotado en el año 2007 cuando Hollywood puso su toque mágico y premió con un Oscar al más famoso de los abanderados del tema (o quizás el que más ruido hace), Albert (Al) Gore, por su documental “Una verdad inconveniente”, ( An Inconvenient Truth), donde pone el asunto en perspectiva y bajo un ángulo alarmante.

“El mundo no se destruirá en diez años, pero al paso que vamos, su destino será la destrucción” dice Gore.

Con estadísticas claras y pruebas contundentes, el ex vice-presidente norteamericano avala su punto de vista y sacude conciencias.

Según los resultados de las investigaciones suministradas por Gore, los años más calientes de la historia moderna han ocurrrido durante estos dos últimos decenios.

En 2005,  América del Sur experimentó su primer huracán y estos últimos años ha sufrido inundaciones nunca antes vistas. Las islas del Pacífico registraron un número récord de tifones y aquí más cerquita nuestro, ¿quién no recuerda lo que Katrina le hizo a Nueva Orleans.

¿Cúal es la causa de semejante desbarajuste?

El “malo de la película” es el dióxido de carbono(CO2), un gas de efecto invernadero, indispensable para la vida en la Tierra siempre y cuando se mantenga en un rango determinado.

El uso y abuso de gas natural, carbón y petróleo perpetuado por el hombre, en busca de mayor comodidad y riquezas, ha hecho aumentar el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera en un 30% desde la Revolución Industrial.

Las naciones industrializadas y por ende con más recursos son las que más contaminan.

A la larga lista de calamidades perpetuadas en las últimas cinco décadas se agrega que se han cortado más del 50% de los méjores árboles del planeta responsables por una gran parte del equilibrio ecólogico.

Y es este país, justamente donde nació Gore, el que tiene el dudoso honor de ser la segunda nación industrializada que más contamina y que más madera usa.

Aunque estos datos son conocidos por muchos, seguimos aquí viendo a tantos choferes, ignorantes del problema ecológico o irresponsables,  manejando solos en sus tremendas camionetas utilitarias devoradoras de gasolina, que ni el astronómico precio del combustible ha podido declararar obsoletas .

Si seguimos escudriñando encontraremos, por ejemplo, que en muchas escuelas de este país siguen quemando cientos de troncos de árboles  en fogatas como modo de celebración en eventos deportivos.

Si ya se sabe que el destino de la humanidad está en peligro, ¿qué motivo justifica cortar y quemar un árbol por placer cuando cada uno elimina una tonelada de dióxido de carbono a lo largo de su vida?

Si usted no se ha convencido que es tiempo de tomar medidas drásticas para salvar nuestro planeta… Yo comencé a comprar menos ropa, usar los mismos zapatos de tenis, apagar luces innecesarias, manejar lo menos posible y plantar árboles. ¡Ah! Del aire acondicionado no le digo nada, lo dejé de usar luego que me llegó la última factura de luz.

Es tiempo que comencemos todos a prepararnos… para cuando el destino nos alcance.

Perfil del autor

María del Rosario Burgues nació en Uruguay y desde que aprendió a leer hizo de la lectura su inseparable compañera lo que le valió de parte de sus seis hermanas el mote de “ratón de biblioteca”. Cursó sus estudios en su tierra natal en momentos cruciales de la historia política moderna de ese país y fue justo ahí cuando descubrió que el periodismo era lo suyo, buscar en el silencio verdades que no se dicen y sacarlas a la luz, orientar al que está confundido, dar voz al que no la tiene. Ama la familia, la diversidad cultural, los animales y Los Ángeles.

Vive en California desde hace dos décadas donde su naturaleza inquieta y curiosa aunada a la necesidad de supervivencia la ha llevado a trabajar en diferentes campos. Ha colaborado en la producción de shows académicos en televisión y en videos musicales en español. Le gusta instruirse y tomar cursos de todo tipo, entre otros, tiene un diploma de enfermera, de auxiliar contable, de locutora…su mamá dice que “le gusta coleccionar diplomas” aunque el que más quiere es el de periodista que obtuvo en UCLA.

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado