Tendencia

Iván: el ´asesinato colectivo´ de un trans

En la enciclopedia de la intolerancia, seguramente incorporarán toda una sección sobre el caso de Iván.

Uso el nombre de Iván, que refleja la identidad de género que él eligió, pero en realidad todos lo conocían como Alana. Ese es el nombre que, incluso después de su suicido, siguen utilizando los ignorantes, los irrespetuosos y, por supuesto, los intolerantes ideológicos.

Una familia de inmigrantes

Iván y su gemela Leila, de solo 12 años de edad, vivían con sus padres y un hermano menor en Sallent, una pequeña localidad de unos 6,000 habitantes que se encuentra a 43 millas de Barcelona.

La familia de Iván. FOTO: NS

Los padres, inmigrantes argentinos que como muchos latinoamericanos buscan mejores oportunidades en otros rincones del mundo, habían arribado a Sallent hace menos de dos años y, como es de esperar, experimentaban las dificultades típicas del recién llegado.

La migración, generalmente, implican tensiones, desilusiones, tener que adaptarse a nuevos espacios que a veces son hostiles. Esa adaptación puede ser particularmente problemática para los más pequeños que han dejado atrás familiares, amigos, compañeritos de escuela. Así parece haber sido el caso de los niños, que no cabe la menor duda que no la estaban pasando bien.

Perdón, no era que no la estaban pasando bien. Seamos bien claros, La estaban pasando muy mal, como lo sugiere el constante hostigamiento al que eran sometidas en la escuela, el Instituto Llobregat de Sallent. Un centro educativo en donde se asume que los niños están seguros y emocionalmente protegidos. Para Iván y Alana, era todo lo contrario.

El ´bullying´

“Un grupo las acosaba, instigado sobre todo por tres chavales que las llamaban ´las argentinas´ y se reían de ellas por el acento y la identidad sexual de Alana”, comentó una de las compañeras del instituto.

Pero el hostigamiento no se limitaba a palabras o risas, sino que “las rodeaban, les pegaban y les decían cosas”.

Incluso el abuelo de Iván y Leila, Gustavo Lima, dijo que al identificarlas como argentinas, les gritaban “que se volvieran a su país”.

La misma compañera de escuela, que fuera entrevistada por varios medios españoles, sugirió que el personal escolar estaba al tanto del acoso y que en ocasiones hasta “culpaban a las gemelas por defenderse, y eran ellas las que terminaban castigadas”.

Ese era el mundo de insultos grotescos y brutalidad física en el que sobrevivían Iván y Leila.

Las cartas

Pero cansados de tanto acoso, derrotados, Iván y Leila escribieron dos cartas   en la que explicaron su desesperante situación.

“Yo quiero ser feliz, pero evidentemente yo a esto lo voy a sufrir el resto de mi vida”, escribió Iván.

A eso de las tres de la tarde del 21 de febrero, dice el reporte policial, Iván y Leila llevaron dos sillas al balcón de ese departamento del tercer piso de la calle l´Estació y se tiraron al vacío.

Iván murió, Leila sufrió heridas gravísimas y, en un helicóptero, la transportaron a un hospital.

Después del incidente, vino la congoja. El sentido de culpa. Las explicaciones. Las excusas.

Un juzgado investiga. El municipio declaró tres días de luto. Se suspendieron todas las festividades, incluso el carnaval. Los compañeros de aula escribieron cosas lindas en el pupitre: “Iván te queremos”. “Te vamos a echar de menos”. “Descansa en paz”.

Banco escolar de Iván en el que se escribieron notas de despedida. FOTO: NS

Los culpables

El suicidio, más allá de consideraciones psicológicas, tiene una dimensión sociológica que es difícil ignorar. Somos animales sociales que coexistimos en grupos en los que competimos por recursos limitados, seguridad, afecto.

En ese mundo de competencia, a muchos hombres, mujeres y niños “lo diferente” les atemoriza: el color de la piel, el acento, la vestimenta. Las costumbres que no reflejan los valores y la moral hegemónicas, son percibidas como una amenaza cultural.

Y se crean y socializan narrativas intolerantes, se cuentan chistes racistas, se hacen burlas, se humilla, se deshumaniza.

Es de ese mundo que surgen los ataques a lo diferente: “porque son argentinas”, “porque es trans…” Cualquier variación de lo normativo se transforma en una excusa para que las hienas huelan sangre y ataquen. Y cuanto más herida la presa, más se envalentonan los atacantes y más salvaje es la embestida, más cruel los insultos, la agresión.

El Observatorio contra la Homofobia calificó la muerte de Iván como un “asesinato colectivo”. Un asesinato, agregaría, de hienas.

Este artículo fue apoyado en su totalidad, o en parte, por fondos proporcionados por el Estado de California y administrados por la Biblioteca del Estado de California.

Autor

  • Néstor M. Fantini

    Nestor M. Fantini, M.A., Ph.D. (ABD), is an Argentine-American journalist, educator, and human rights activist based in California. Since 2018, Fantini has been co-editor of the online magazine HispanicLA.com. Between 2005 and 2015 he was the main coordinator of the Peña Literaria La Luciérnaga. He is the author of ´De mi abuela, soldados y Arminda´ (2015), his stories appear in ´Mirando hacia el sur´ (1997) and he is co-editor of the ´Antología de La Luciérnaga´ (2010). He is currently an adjunct professor of sociology at Rio Hondo College, Whittier, and at AMDA College of the Performing Arts, Hollywood, California. As a refugee and former political prisoner who was adopted as a Prisoner of Conscience by Amnesty International, Fantini has dedicated his life to promoting the memory of the victims of state terrorism of the Argentine civil-military dictatorship of the 1970s and is currently coordinator of Amnesty International San Fernando Valley. Fantini graduated from Woodsworth College and the University of Toronto. - - - Néstor M. Fantini , M.A., Ph.D. (ABD), es un periodista, educador y activista de derechos humanos argentino-estadounidense que reside en California. Desde 2018, Fantini es coeditor de la revista online HispanicLA.com. Entre 2005 y 2015 fue el coordinador principal de la Peña Literaria La Luciérnaga. Es autor de De mi abuela, soldados y Arminda (2015), sus cuentos aparecen en Mirando hacia el sur (1997) y es coeditor de la Antología de La Luciérnaga (2010). Actualmente es profesor adjunto de la cátedra de Introduction to Criminology, en Rio Hondo College, Whittier, California, y de The Sociological Perspective, en AMDA College of the Performing Arts, Hollywood, California. Como refugiado y ex prisionero político que fuera adoptado como Prisionero de Conciencia por Amnistía Internacional, Fantini ha dedicado su vida a promover la memoria de las víctimas del terrorismo de estado de la dictadura cívico-militar argentina de la década de 1970 y actualmente es coordinador de Amnesty International San Fernando Valley. Fantini se graduó de Woodsworth College y de la Universidad de Toronto.

    Ver todas las entradas

Néstor M. Fantini

Nestor M. Fantini, M.A., Ph.D. (ABD), is an Argentine-American journalist, educator, and human rights activist based in California. Since 2018, Fantini has been co-editor of the online magazine HispanicLA.com. Between 2005 and 2015 he was the main coordinator of the Peña Literaria La Luciérnaga. He is the author of ´De mi abuela, soldados y Arminda´ (2015), his stories appear in ´Mirando hacia el sur´ (1997) and he is co-editor of the ´Antología de La Luciérnaga´ (2010). He is currently an adjunct professor of sociology at Rio Hondo College, Whittier, and at AMDA College of the Performing Arts, Hollywood, California. As a refugee and former political prisoner who was adopted as a Prisoner of Conscience by Amnesty International, Fantini has dedicated his life to promoting the memory of the victims of state terrorism of the Argentine civil-military dictatorship of the 1970s and is currently coordinator of Amnesty International San Fernando Valley. Fantini graduated from Woodsworth College and the University of Toronto. - - - Néstor M. Fantini , M.A., Ph.D. (ABD), es un periodista, educador y activista de derechos humanos argentino-estadounidense que reside en California. Desde 2018, Fantini es coeditor de la revista online HispanicLA.com. Entre 2005 y 2015 fue el… More »

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo