Juicio a Donald Trump en 2022

De los testimonios presentados bajo juramento hasta ahora al Comité Selecto para investigar el ataque del 6 de enero al Congreso de Estados Unidos se desprende claramente la responsabilidad del expresidente Donald Trump en la intentona de golpe de estado. La lógica es clara y apunta a la necesidad de llevar a juicio a Donald Trump. No un juicio político, sino criminal. Este año. 

Conspirando para la guerra

El exmandatario estaba en conocimiento de que muchas de las personas en la multitud portaban armas, mientras los azuzaba a tomar el Capitolio. No le importó, porque “no estaban allí para lastimarlo”. Él sabía que los reclamos de fraude electoral eran falsos, así como lo sabían también su jefe de campaña y su propia hija y asesora presidencial. El supuesto “Fondo de Defensa Electoral” con el que recaudó centenares de millones de dólares en pequeñas donaciones de sus adeptos jamás existió.

Trump estaba de acuerdo con la idea de que el vicepresidente Pence merecía la horca por haber certificado la victoria del presidente Joe Biden, como lo demandaba la turba. Y mucho más. 

Juicio a Donald Trump
Entre las evidencias para enjuiciar a Trump, cuenta el conocimiento del exmandatario de que muchas de las personas en la multitud portaban armas.

Otro carril de la investigación es el de la “sala de guerra” donde los lugartenientes de Trump supuestamente coordinaban sus acciones con los jefes de las milicias armadas durante el ataque. Si es cierto, es un caso típico de conspiración sediciosa.

Lee también:   Amenaza de recesión y crisis económica

Evidencias para llevar a juicio a Donald Trump

Uno de los representantes republicanos en el comité, Adam Kinzinger de Illinois, dijo que están en conocimiento de evidencias aún más inculpatorias contra el presidente, y que se darán a conocer en las próximas semanas. 

Por todo eso, repito, hay que llevar a juicio a Donald Trump.

El comité anunció que este mismo mes celebrará al menos dos audiencias más sobre cómo Trump dirigió ilegalmente a la violenta muchedumbre hacia el Capitolio y luego no tomó medidas para detener el ataque una vez que comenzó. 

El cuadro de lo sucedido el 6 de enero y en los días previos se ha estado aclarando velozmente gracias a la labor del comité. 

En esta situación, el Departamento de Justicia debe concluir su investigación y concretar la presentación de cargos criminales contra Donald J. Trump. 

Nos acostumbramos a pensar que para que ello suceda es necesario que el comité recomiende al Procurador General Merrick Garland el enjuiciamiento, mas no lo es. El Departamento de Justicia puede en cualquier momento presentar la demanda criminal contra Trump. 

En defensa del cumplimiento de la ley

Este es ahora el campo de batalla político, alrededor del cual se decidirá la actual confrontación histórica con los extremistas que perdieron las elecciones en 2020. Este es el tema que ocupará los titulares y que será decisivo en las próximas elecciones generales de noviembre. 

Lee también:   Ataques raciales contra estadounidenses de la India

Somos un país de leyes, basado en una constitución democrática. Hemos gozado durante más de dos siglos de una democracia representativa, con sus límites y flaquezas. Debe prevalecer. 

Hay que enjuiciar a Trump

Es por eso que no puede aceptarse el argumento de que si se lo enjuicia y si Trump gana en 2024, lo primero que hará es encontrar cualquier pretexto para enjuiciar a su vez a Joe Biden.

Pero para respaldar esta decisión se requiere un amplio apoyo de demócratas y republicanos no trumpistas. Es indudable que las revelaciones del comité del 6 de enero pueden dar a estos últimos la oportunidad de finalmente confrontar a Trump. 

El Departamento de Justicia debe emprender seriamente la investigación, concluyendo que Trump debe ser juzgado por sus delitos y de ser encontrado culpable, pagar por ellos.

Perfil del autor

Fundador y co-editor de HispanicLA. Editor en jefe del diario La Opinión en Los Ángeles hasta enero de 2021.
Nació en Buenos Aires, Argentina, vivió en Israel y reside en Los Ángeles, California. Es periodista, bloguero, poeta, novelista y cuentista. Fue director editorial de Huffington Post Voces entre 2011 y 2014 y editor de noticias, también para La Opinión. Anteriormente, corresponsal de radio. Tiene tres hijos adultos que son, dice, "la luz de mi vida".

Lee también:   La amenaza de una guerra nuclear

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado