En las iglesias se arrepienten los culpables y se casan los inocentes

De la serie MAXIMAS Y MINIMAS por Rafael Carvajal

Maximas y minimas: en las iglesias se arrepienten los culpables y se casan los inocentes
Esta es la parte 17 de un total de 101 partes en la serie Aforismos / Rafael Carvajal
Lea también / Read Also
Coachella: al calor de la música
“Gloria a Dios en las alturas y en la Tierra paz a los hombres de buena voluntad”…que ya no van quedando.
*

Por lo general el hombre conquistador siempre se queda con la peor de sus conquistas.

*

George W Bush se lamentó de haber dicho algunas cosas que dijo; pero no se arrepintió de haber hecho ciertas cosas que hizo.

*

De jóvenes la sonrisa muestra un esplendor en la cara. De viejos muestra las arrugas.

*

Me pregunto si entre la gente fea hay discriminación facial.

*

Una amiga a otra: “¡Yo acostumbraba a dormir como un bebé! Hasta que tuve uno”.

*

Debido a la crisis económica, la Nochebuena para muchos será una mala noche.

*

En las iglesias se arrepienten los culpables y se casan los inocentes.

*

Me he puesto a pensar que mientras tengamos todos que compartir el mismo planeta, respirar el mismo aire y lidiar con los mismos problemas, debemos entonces, hacer lo posible por llevarnos bien.

*

Hay quienes nunca tienen la oportunidad de aprovechar una oportunidad.

*

El colmo de un músico es no saber cómo tocar a una mujer.

*

Definición de Santa Claus: Icono de la sociedad de consumo, y personaje de la estrategia comercial.

*
*

Quiero agradecer a todos aquellos que se tomaron el trabajo de escribirme para comentar mis maximinismos, pero quisiera pedirles que por favor, no dejen de hacerlo. ¡Felices Fiestas!

Rafael Carvajal
Acerca de Rafael Carvajal 167 Articles
Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.