martes, diciembre 1, 2020
Más

    Mirando al Sur: Atento aviso a todos los mexicanos

    ***
    ***


    La semana pasada, Felipe Calderón, el segundo presidente mexicano surgido del Partido Acción Nacional (PAN), se dio cuenta de que los 112.322.757 mexicanos, según el dato del Censo dado a conocer hace apenas unos días, estaban creyendo que el país estaba mal. Calderón los sacó del error. El país no va mal -les dijo-, antes sí, cuando gobernaba el PRI, pero desde hace 10 años, cuando el PAN tomó el poder, las cosas van muy bien (bueno, no lo dijo con esas mismas palabras, pero así se entendió).

    Y entonces, por todos los rumbos del país, se escucharon 112.322.757 suspiros de alivio.

    Calderón hizo algo que deberían hacer todos los presidentes de todos los países de todos los mundos: orientar bien a sus gobernados y sacarlos del error cuando -como éste era el caso- estén equivocados y piensen que la realidad no es como es. Porque tampoco es justo estarse sobando el lomo en una chamba tan dura y mal pagada como la de presidente de México, o de cualquier país, y que no la valoren. No hay que ser.

    Yo entiendo que en ocasiones andamos muy ocupados en tratar de encontrar respuesta a la misteriosa desaparición del Jefe Diego, o en averiguar cosas que no se publicaron y que quisiéramos saber de la boda del gober copetón y La Gaviota, o en estar viendo a Lucero en su telenovela con la atormentante duda clavada en la mente de si se divorció o no de Mijares y eso nos impide darnos cuenta de lo mucho que han hecho el PAN, Calderón y anteriormente Fox (con la ayuda de Martita) por la nación y todos los nacidos en ella.

    Por eso es que se valora inmensamente el buen gesto del chaparrito presidente, porque hay que poner justicia en donde esté haciendo falta.

    Entonces viene el turno de nosotros, cuando con hechos y actitudes debemos apoyar los esfuerzos del presidente y de su partido. Por ejemplo:

    ¿En qué ayuda que siempre nos estemos quejando de que no hay suficientes empleos? ¿Que falta comida? ¿Sirve de algo chillar como si fuéramos unos cobardes porque los asaltos, los secuestros y los asesinatos no nos dejan vivir tranquilos? ¡Pero qué pequeñeces nos asustan!

    ¿A que conduce decirle racista a la gobernadora de Arizona porque maltrata a los indocumentados? ¡Quién les manda abandonar tan bello país y sus bien pagados empleos para lanzarse a la aventura extraterritorial!

    Yo no puedo entender a quienes nada más porque han muerto como 30.000 personas y no se ha podido poner fin al poderío de los narcos afirman que haber lanzado el ejército a las calles ha sido un fracaso. ¿Qué querían? ¿Que los narcos salieran huyendo y chillando como ratas? Cierto que parece que eso es lo que creyó Calderón, pero, bueno, caray, cualquiera se equivoca…

    Yo me sentí muy confundido cuando muchos pusieron el grito en el cielo por lo que dijo Calderón cuando se unió a las voces de celebración al cumplirse el cuarto año de su administración y diez años de que el PAN llegó al poder. Me apresuré a buscar sus palabras en los periódicos y las encontré:

    “Vamos por más, mexicanos, porque México no se merece quedar varado a la mitad del camino del cambio democrático que hemos emprendido y mucho menos la tragedia de regresar a lo antiguo, lo autoritario, a lo irresponsable. Y no se lo merece, porque eso significa pobreza, corrupción, y negación o simulación de la libertad y del derecho”, dijo Calderón.

    Y tiene razón: ¿Cómo vamos a querer regresar a la corrupción, a la pobreza, al desempleo, al crimen, a la injusticia, al fraude electoral, al abuso de poder, a todas esas cosas que han pasado a la historia desde que llegó el PAN, él, Fox y todos los gobiernos panistas estatales y municipales?

    Por todo eso creo que el presidente Calderón hizo lo que debía hacer. Alguien tenía que decirles con claridad a los mexicanos que el México feo y corrupto, sucio y pobre, injusto y sin empleos, con desigualdades y abusos, ya no existe. Ese país se lo llevó el PRI a la tumba.

    ¡Qué bueno que ya todos lo entendieron!

    Director Editorial del periódico La Voz Arizona y miembro del Salón de la Fama de la Arizona Newspapers Association.

    Avatar
    Luis Manuel Ortizhttp://www.lavozarizona.com/
    Luis Manuel Ortiz: nativo de Caborca, Sonora, México, inició su carrera de periodismo en la Ciudad de México, en la Revista Contenido. Posteriormente trabajó en los periódicos Novedades, El Heraldo de México y El Universal de la capital mexicana. En 1984 y 1988, respectivamente, fundó y dirigió en Phoenix, Arizona, las revistas Unidos y Cambio. En noviembre de 1999 dio comienzo al proyecto de La Voz, como editor fundador. Actualmente es Director Editorial de La Voz y de la revista TV y Más. En octubre de 2006, Luis Manuel Ortiz se convirtió en el primer periodista hispano (e inmigrante latinoamericano) en Arizona en formar parte del Salón de la Fama del periodismo de la “Arizona Newspaper Association”. Luis Manuel Ortiz falleció en 2017 en Arizona.

    Notas relacionadas

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    5 COMENTARIOS

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    12 − 1 =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,572FansMe gusta
    1,974SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    Cuatro poemas de la revolución mexicana

    Pablo Neruda: A Zapata; Salvador Novo: Del pasado remoto; Salvador Novo: Del pasado remoto; Manuel Maples Arce: Vrbe, superpoema bolchevique en 5 cantos

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Esperando a Godot en EE.UU. o una democracia en vilo

    Las lágrimas del mundo son inmutables. Por cada uno que empieza a llorar, en otra parte hay otro q...