Despidos angustian a los maestros
Los Oscar
    • Una película hindú, con caracteres hindúes y cultura hindú, ganó el premio a la mejor película del año por parte de la Academia hollywoodense, el Oscar. Y al mejor director, la mejor música, la mejor canción, la lista sigue larga: Slumdog Millionaire.
  • Pero ¿por qué ocultaron a Dev Patel, el principal actor? Confuso y tímido, no se lo vió más que por un instante, casi olvidado por los actores menores mientras todo el elenco subió al estrado para recibir el premio y las ovaciones.
  • Además, ¿notaron que muchísimos acentos eran ingleses? Los talentos aquí están demasiado ocupados en ser estrellas.
  • Luego, en Hollywood como en Hollywood, estar muerto se convirtió en un punto de ventaja para los actores postulados. Así le fue al australiano Keith Ledger, cuyos padres recibieron la presea en uno de los momentos de real seriedad y solemnidad. Ser actor muerto se unió entonces a las películas con niños pequeños y aquellas con perros, gatos o cerditos.
  • En fin: ganó una película buena y aunque con final feliz y apto para telenovelas -el pobre se hace rico contestando fortuitamente unas preguntitas-  mostró un lado estremecedor y demasiado frecuente de casi todos los países, a excepción de los más desarrollados: la niñez en la calle.
  • Además, fue un Oscar de derechos humanos. Quizás los secundarios (según yo) pero que merecen apoyo y solidaridad. La apelación a la tolerancia hacia los matrimonios gay se dió en la coronación del mejor actor, Sean Penn (que es realmente el mejor actor) y en la de Tony Black, quien escribió el libreto y quien se dirigió a los muchachos y muchachas gay: “Son ustedes personas maravillosas. Dios los ama”.
  • El Oscar es internacional y se expande. Todo funciona con tal de publicitar los filmes que todavía están en las taquillas.
  • Estuvo anunciado. Me lo dijeron. Me cantaron los nombres de los principales ganadores días antes de descubrirse. No que sabían fehacientemente, sino que conocían cómo funcionaba la maquinaria de los estudios para convencer a los votantes. No nos olvidemos que los Oscar no los elige ni el pueblo ni un jurado de expertos, sino la totalidad de los Miembros de la Academia, los profesionales en general. Me dijeron la pelicula, los principales actores.
  • De que Kate Winslet iba a ganar estaban todos tan seguros que la revista Time la saco en portada, anunciándola, una semana antes.
  • Hubo buenos y malos. Tanto entre candidatos como entre quienes los presentaron. El Curioso Caso de Benjamin Burton despierta los temores de un final: final de la relación o la muerte. Fue un buen conglomerado de tecnologías. Pero no fue una buena película.
  • Sofía Loren, momificada como nunca, junto con Shirley McLane, fueron las divas del pasado distante. No sé por qué no asume su edad como el resto.
  • Diecisiete minutos en la ceremonia y el primer premio, el de la mejor actriz de reparto, cayo finalmente para la española y maja Penélope Cruz. Agradeció como es rigor, pero después le dio las gracias a Pedro Almodóvar por su carrera. Y terminó hablando en español, sobre “todos los actores de mi país”.
  • El show tuvo que continuar, y no faltó la lista de artistas que fallecieron este año. Harold Pinter y Sydney Pollak. Claude Berri y Anthony Mingella. Roy Scheider, el de “2010”, el de Tiburón, y Paul Newman, y muchos más.
Lea también / Read Also
En el día de la mujer 'gorda'