Trabajadores del campo en California, una comunidad que vive en el miedo

'California ha puesto mucho énfasis en que el odio no es permitido, si no hablamos y denunciamos, no habrá cambios. Por eso tenemos que reportar”. explica en esta nota Luz Gallegos, directora de TODEC Legal Center'

Alrededor del 75% de los trabajadores del campo en California son indocumentados, lo que hace muy difícil que se animen a reportar los incidentes y crímenes de odio.

El miedo inmoviliza, la organización libera

«Aún vemos el miedo entre los trabajadores del campo, por lo que nuestra labor de educación y concientización para que reporten el odio toma tiempo”, dice Luz Gallegos, directora de TODEC Legal Center, una organización que durante cuatro décadas, ha servido como salvavidas para los inmigrantes y sus familias en el Inland Empire y Coachella Valley.

Luz Gallegos, la líder de TODEC Legal Center dice que son comprensibles sus temores porque muchos creen que denunciar los puede exponer a la separación familiar. «Trabajadores del campo tienen miedo de reportar el odio«.

Luz Gallegos

“Los trabajadores del campo son una comunidad que quiere sentirse segura y evita ponerse en riesgo; creen que si denuncian, pueden impactar su estadía en Estados Unidos”, dice la activista.
Considera que no podemos criticar a la comunidad por no querer reportar el odio.
“Apenas ellos saben su miedo, nadie lo conoce, y lo que tienen que hacer para permanecer unidos con sus familias”.
Dice que aunque TODEC les informa sobre sus derechos y los motivan, la comunidad tiene que decidir si da los pasos necesarios para denunciar los incidentes y crímenes de odio.
“No se les puede criticar si lo deciden hacer o no”.

TODEC Legal Center ofrece servicios legales, organización comunitaria, abogacía y compromiso cívico.

“En la lucha contra el odio nos involucramos desde que el estado de California estableció el Departamento de Derechos Civiles y creó la Iniciativa contra el Odio; entonces comenzamos a mandar el mensaje y elevar la voz sobre esta problemática en la comunidad”.
Dice que California se ha mostrado como un estado líder en la lucha contra el odio.
“Es muy importante que la comunidad esté educada sobre el odio, el racismo, los diferentes tipos de discriminación y que sepan que tienen derechos”.
Gallegos dice que en tiempos de elecciones, observan mucho más temor a alzar las voces, pero cuando hay una injusticia deben reportar y documentar.
Parte del trabajo que ha hecho TODEC legal Center ha sido ofrecer talleres o ir directamente al campo con los trabajadores y la comunidad inmigrante a enseñarles que si son víctimas de crímenes de odio y discriminación, deben denunciar.

“Lo que hemos visto recientemente es que muchos trabajadores del campo cuando queda cosecha, los patrones se las regalan; y muchas veces hacen sus vendimias, y en algunas ocasiones, hemos documentado que por vender, los golpean o los agreden verbalmente”.

Luz Gallegos

Enfatiza que este tipo de agresiones, las están viendo más y más, y ya no se esconden.
“El odio ya se expresa abiertamente. Ante los de Ku Klux Klan estaban todos cubiertos, no se dejaban ver las cara; hoy en día, los que odian muestran sus sentimientos reales y no se quedan callados para hacer patente su odio hacia las personas que no se ven como ellos, como son los inmigrantes y los trabajadores del campo”.
Lo que sucede con frecuencia es que los campesinos sienten que no tienen derechos y que no pueden reportar estos incidentes,dice.
“California ha puesto mucho énfasis en que el odio no es permitido, si no hablamos y denunciamos, no habrá cambios. Por eso tenemos que reportar”.
La líder Gallegos explica que la campaña contra el odio la realizan a diario a través de sus equipos que van al campo, pero también tocando puerta por puerta en los vecindarios o a través de talleres.

Foto: TODEC Legal Center.

“Es parte de nuestro trabajo diario de integración de los inmigrantes, hablarles de sus derechos laborales, sobre la vivienda, y de la importancia de denunciar los crímenes e incidentes de odio. Si uno no habla, Dios no lo oye, y no se hace justicia”.
Una de las fases de la campaña Infórmate, Prepárate y Resiste de TODEC, es educarlos para que sepan que no están solos y que deben denunciar el odio.

Foto: TODEC Legal Center

“No solo nuestra organización los apoya sino que también tenemos un departamento estatal para reportar que les ofrece muchos apoyos”.
Gallegos dice que enseñan a los campesinos que los crímenes de odio son un delito en California y lo deben ser en toda la nación.
“Este tipo de delitos ya no deberían existir, pero van a continuar mientras no se reporten”.
Agrega que los ataques de odio siempre han estado ahí, pero los trabajadores del campo se quedan callados porque son una comunidad vulnerable que vive con temor a la deportación y la separación familiar.
“Nosotros estamos pasando el mensaje, que sin importar el estatus migratorio pueden reportar incluso de manera anónima; y por eso deben saber sus derechos, denunciar y aprovechar los recursos que existen para ayudarlos”.
La defensora lamenta que el odio persista, y que sean las comunidades de color las más expuestas a sufrir estos ataques.
“Nunca hay que olvidar como llegamos y de donde venimos, todos somos inmigrantes, y debemos tener compasión por aquellos que no tienen los mismos privilegios que nosotros”.
Afirma que están muy orgullosos de trabajar en alianza con el Departamento de Derechos Civiles de California para crear conciencia entre los más vulnerables sobre cómo enfrentar el odio y las injusticias.

Foto: TODEC Legal Center

El Departamento de Derechos Civiles informa que las denuncias contra el odio se pueden realizar online en cualquier momento en 15 idiomas.
Las personas también pueden denunciar un incidente llamando al (833) 866-4283 o al 833-8-NO-HATE, de lunes a viernes de 9 a. m. a 6 p. m., y hablar con un agente de derechos civiles.
Fuera de ese horario, las personas pueden dejar un mensaje de voz o llamar al 211 para denunciar un incidente de odio y buscar apoyo de un profesional capacitado en comunicación culturalmente competente y experto en el trauma.


Este artículo está respaldado en su totalidad o en parte por fondos proporcionados por el Estado de California, administrado por la Biblioteca del Estado de California en asociación con el Departamento de Servicios Sociales de California y la Comisión de California sobre Asuntos Estadounidenses Asiáticos e Isleños del Pacífico como parte del programa Stop the Hate. Para denunciar un incidente de odio o un delito de odio y obtener apoyo, vaya a CA vs Hate.

This article is supported in whole or in part by funding provided by the State of California, administered by the California State Library in partnership with the California Department of Social Services and the California Commission on Asian and Pacific Islander American Affairs as part of the Stop the Hate program. To report a hate incident or hate crime and get support, go to CA vs Hate.

Autor

  • Araceli Martinez Ortega

    Araceli Martínez Ortega tiene más de 20 años de experiencia como periodista en California. Trabaja para La Opinión desde 2006, fue corresponsal de este diario en el capitolio estatal de Sacramento; y desde 2013, está en Los Ángeles, cubriendo temas de la política local y estatal, además de asuntos comunitarios. Antes de unirse a La Opinión, trabajó para Univision San Francisco, y ha sido colaboradora constante de Radio Bilingüe. En México, trabajó para el diario El Universal, y diferentes medios impresos y de radio en Sonora, México como el diario El Imparcial, Radio S.A. y Radio Mujer, entre otros. Ha recibido una variedad de reconocimientos. Los más recientes son los dos premios que se llevó este año, otorgados Ethnic Media Services.

    Ver todas las entradas

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo