Votaremos por Biden, pero no mientan

No tenemos otra opción. Al igual que hace cuatro años, una vez más el Partido Demócrata y el Comité Nacional Demócrata (DNC) hicieron lo necesario para someter a millones de personas y obligarlas a votar por un candidato que no querían: el ex vicepresidente Joe Biden De acuerdo, ya ganaron. Pero ya no mientan. No nos digan que Biden es la mejor opción del Partido Demócrata, que es un hombre decente y un político que siempre ha defendido a la clase media. Porque sus acciones han demostrado lo contrario.

No tenemos otra opción. Al igual que hace cuatro años, una vez más el Partido Demócrata y el Comité Nacional Demócrata (DNC) hicieron lo necesario para someter a millones de personas y obligarlas a votar por un candidato que no querían: el ex vicepresidente Joe Biden

 De acuerdo, ya ganaron. Pero ya no mientan.

 No nos digan que Biden es la mejor opción del Partido Demócrata, que es un hombre decente y un político que siempre ha defendido a la clase media. Porque sus acciones han demostrado lo contrario.

Para empezar, ya tiene siete acusaciones de acoso y abuso sexual, de las que ahora ha estado librado por el apoyo de los medios de comunicación. Pero las versiones de las víctimas cada vez tienen más fuerza.

Segundo, decir que es una persona decente, está muy lejos de ser cierto. La corrupción a la que se ha prestado es más que evidente. Particularmente en el caso de su hijo en Ucrania y China. Allí, claramente, su familia fue beneficiada por su posición de vicepresidente en la Casa Blanca. Es el mismo tipo de corrupción que se le ha criticado a Trump.

 Tercero, con su tipo de política de siempre estar bien con los republicanos, en 1994 el Senador Biden ayudó al entonces presidente Bill Clinton a convencer a los demócratas para que se firmara la ley que dio incentivos para la construcción de más cárceles a nivel nacional, incrementó sentencias y estableció la pena de cadena perpetua a 60 crímenes que antes no la tenían.

Lee también:   Sin puntos medios y defendiendo nuestra voz en la democracia

 Esta ley, conocida como Biden Bill Crime, ha afectado más a las personas de los grupos afroamericanos y latinos. Ha contribuido a que actualmente EEUU es el país que más encarcela a su gente, muy por arriba de Rusia y China. Y  Biden fue uno de sus arquitectos.

Cuarto, es un hecho de que Biden trabajó con las corporaciones de tarjetas de crédito para hacer más difícil la opción de bancarrota para las personas. Esta medida ha afectado a los jóvenes en su deuda estudiantil. No obstante, las corporaciones pueden optar por ese recurso más fácilmente que las personas.

 Y por último, es obvia la pérdida de la memoria del candidato.  Su problema cognitivo es cada vez más evidente. Eso le sucede incluso en conversaciones cortas o cuando no está frente a un telepromter.

 Decir que Biden era la mejor opción cuando Elizabeth Warren, Tulsi Gabbard o Kamala Harris eran candidatas, es una falta de respeto. No solo hacia las mujeres, sino también el pueblo estadounidense que quiere sacar a Trump de la Casa Blanca. Pero con Biden al frente se le complica todo.

No obstante, votaremos por Biden. Sería una calamidad permitir cuatro años más a Trump en la Casa Blanca. Pero por favor, ya no nos mientan. El problema ahora es saber sin con los problemas mencionados, Biden puede todavía ganar la presidencia.

Lee también:   Ethnic Media Services y California Black Media reconocen al periodismo étnico

 Agustín Durán es editor de la sección de Metro de La Opinión.

 

Perfil del autor

Agustín Durán es un inmigrante que ha ejercido el periodismo en diferentes medios de Los Ángeles por 23 años y actualmente es editor de Metro de La Opinión. Es graduado de Ciencias de Comunicación en Ciudad de México y tiene una maestría en Comunicación Masiva de la universidad de Northridge. Es padre, esposo y es tan escéptico que no le cree ni a su madre cuando le dice ´te quiero´, se lo tiene que probar.

Comenta aquí / Comment here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba