lunes, julio 13, 2020
More
    Inicio Arte Artistas hispanos en LA Abya Yala América, un poema de Valentín González-Bohórquez

    Abya Yala América, un poema de Valentín González-Bohórquez

                                         “Todo gira, y al girar, las cosas cambian de rostro”
                                         —Del poema nahua “Kauitl Iixayak”,
                                            de Delfino Hernández Hernández

    Cuando digo América no digo el nombre de un país
    Digo la vastedad de un continente
    Tiene que ver conmigo y con todos
    Los que la habitamos desde el polo norte hasta el sur
    Con migrantes de todos los espacios de la tierra
    Tiene que ver con espolio saqueos invasiones
    Poblamiento muerte dominación esclavitud
    Con la supresión —y el intento de supresión—
    De los primeros pobladores
    Tiene que ver con la implantación y el traslado
    De la cultura europea a una tierra ya ocupada
    Por innumerables pueblos
    Tiene que ver con Europa en esta tierra
    A la que le impusieron el nombre América
    Con la huella que esta recién estrenada y antigua América
    Dejó en Europa y transformará a Europa

    Cuando pronuncio escribo leo la palabra América
    Pronuncio escribo leo un acto de suplantación:
    El borramiento de Abya Yala
    Que nunca fue para los pobladores originales un continente
    Sino una parte del todo: Borinquen Aztlan Uxmal Tikal Ñuke Mapu
    (y todos los demás nombres en la memoria de los vivos
    los moribundos los resucitados y los muertos)
    Hablo de la América de José Martí de Andrés Bello
    de José Vasconcelos de José Enrique Rodó
    que la vieron como una construcción múltiple fecunda de pasado
    cargada de futuro de lenguas ansiosas en el exilio y la agonía
    de pueblos nuevos que todavía no se encuentran
    que coexisten separados en sus dilemas e identidades
    que sobreviven enfrentados dóciles resignados resistentes a la nación
    que les usurpa también el nombre impuesto la fortuna y la historia

    Cuando murmuro el nombre América hablo de los pies cansados
    que han recorrido esa misma ruta
    Por milenios en todos los destinos de esta tierra
    Unos se dirigen al norte y el este, otros al occidente y al sur
    La ruta es solo un camino de escape
    Y sus pies son una suma infinita de pisadas
    Incansable arqueológica herida como el desasosiego y la orfandad
    Cuando digo América pienso en el mundo antes de los mapas del mundo
    En las geografías inexistentes en los verdes templados bajo el sol
    Y en la caricia implacable de los océanos
    Pienso en la ondulación de tu pelo en el aire frío de enero
    Y en tu risa que desborda todas las porciones de la tierra

    Cuando pienso pronuncio escucho y escribo este nombre
    Es también un nombre como otro nombre
    Como Alberto Julio María Madre líbranos con tu fertilidad
    De las plagas del etnocidio   de todas las guerras
    Menos de la guerra del amor que gesta la música y las palabras
    Yo no digo América como una mantra ni como un amuleto
    Lo digo como el segundo o el tercero de un nombre superpuesto
    Como una denominación desbordada de prefijos y sufijos
    Para la ganancia y la usurpación de los viejos y los nuevos imperios
    Digo tu nombre asociado con otras voces
    Las de los pájaros y los jaguares —los asesinados y los vivos
    Las de los recién nacidos y los que nacerán
    Que inundarán el aire una y otra vez de canciones risas gritos
    Y nos devolverán la rabia y la esperanza
    Cuando digo América también digo tu nombre
    Como un escudo que compartimos en las noches de invierno
    Digo esta canción que se parece a ti en todos sus versos:
    Despojado nombre que nos contiene a todos

    (Los Ángeles, 10 enero 2020

    Valentín González-Bohórquez
    Valentín González-Bohórquez
    Actual profesor en Pasadena City College que ejerció la docencia en otras instituciones como la Universidad de California Riverside y Biola University. Entre sus publicaciones se destacan Arbol Temprano. Poemas selectos (Page Nine, 2012), Exilio en Babilonia y otros cuentos (Page Nine 2005), e Historia de un rechazo (Alternative Publishers, 2001). También es co-autor de A History of Colombian Literature (Cambridge University Press, 2017) y The Reptant Eagle. Essays on Carlos Fuentes and the Art of the Novel (Cambridge Scholars Publishing, 2015). Es aficionado del arte, cine, ajedrez, tenis, viajar, el medio ambiente y camping.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Publicaciones recientes

    Los Misterios del Anáhuac, un poema de Adriana Citlali Brenes-Ríos

    Ave María Purísima...   Primer Misterio Doloroso Huyendo de la madre patria Santa María, ruega por ellos   Segundo Misterio Doloroso El Rio Bravo y la travesía del desierto Nuestra Señora de...

    Comadreando desde Los Angeles

    Eso eran: comadres. En México el concepto puede tener mas de un contexto negativo, sin embargo aquí en donde lo añorado es lo lejano, y donde las bases de lo que la palabra comadre o comadrazgo en términos religiosos y de camaradería significa, fue grandioso tener la oportunidad de ser una de ellas

    Purga de latinos en el comité de distritos electorales de California

    Es inconcebible que un grupo tan vasto como el latino, el mayor del estado, haya quedado totalmente fuera del proceso de determinar la división de los distritos del Congreso federal y la Legislatura estatal

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    La generación X

    La teoría económica ondulatoria de la edad, sugiere que la desaceleración económica 2008-2011, ocurre debido a que los W o Baby Boomers se retiran en estos años.

    Estados Unidos no enseña

    Sé que aún no he tenido muchos años de vida. Pero en mi breve experiencia he notado que en cualquier parte de la historia del...

    Urge la unidad entre demócratas

    Los demócratas, en vez de atacarse entre ellos, deben marcar sus diferencias con Trump exponiendo como piensan rescatar los valores de este país que a diario son pisoteados por este presidente y sus defensores.