viernes, septiembre 18, 2020
More

    Cristina Gonzalez Madin

    Avatar
    1 Publicaciones0 COMENTARIOS
    María Cristina González Madín nació en Tijuana, Baja California México el 1 de enero de 1971. Aunque se crió en Mexicali, Baja California y estudió en Monterrey, Nuevo León, Tijuana es la tierra que fue buena con sus abuelos y su madre, de manera que hace ya 15 años vive de manera permanente en la esquina donde inicia América Latina (si se lee de izquierda a derecha y se piensa que en verdad el Polo Norte está al Norte). Cristina aprendió a leer a los 4 años, sola. La primera línea que leyó fue ‘es un tonto’, en un cómic de Disney que relataba la historia de Gulliver, pero con Tribilín y Mickey Mouse. Ese fue sin duda el día más feliz de su vida: Estudió Ciencias de la Comunicación en el Tecnológico de Monterrey, donde además actuó en diversos montajes teatrales. Compartió escenario con la escritora Ángeles Mastretta y los ahora desaparecidos actores Ofelia Guilmain y Eduardo Palomo. Fue editora por 10 años de las secciones local, nacional, cultural y de espectáculos, entre otras, del periódico Frontera, en Tijuana. Cristina tiene, además de la lectura, un gran gusto por la música. Su iPod es bastante ecléctico, pero denota una leve inclinación al rock. Tras salir con una serie de patanes, le llegó su Waterloo y descubrió que el amor no es un convencionalismo social, sino algo real y gratificante. Planea formar una familia con un maravilloso hombre, bajista del grupo Madame Ur y sus Hombres y el hijo de éste, un guapo muchacho de 13 años. A la par de su labor como periodista, impartió clases en dos universidades de Tijuana. Actualmente trabaja en proyectos independientes, como editora y correctora, pero planea volver a las aulas en marzo, con un taller de periodismo.

    Entrevista con una jueza de boxeo

    Sandy Flores de los Santos eligió ignorar el hecho de que el boxeo es aún, en la mayor parte, un mundo masculino

    Publicaciones recientes

    Cruzando líneas: Los latinos que se sientan en la mesa

    Los "Latinos por Trump" se radicalizan para sentirse identificados, en medio de una multitud que finge aceptarlo.

    Sube 20% la tasa de muertes en las carreteras 

    Por asombroso que parezca, la tasa de muertes por accidentes de tránsito aumentó, debido a la pandemia de Covid-19, un 20% ante las cifras del 2019

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC): entrevista con Benny Díaz...

    Por primera vez en sus 82 años de historia LULAC cuenta con un entusiasta director que no nació ni en Estados Unidos ni en México: Benny Diaz, de orígen peruano, quien amablemente accedió a conversar con nosotros.

    Frankenstein cumple 200 años

    La historia, supuestament...

    Latinos excavan túnel del tiempo entre Hollywood y Guatemala

    Al fin y al cabo estamos a un trecho de autopista de Los Angeles, cuna del cine y meca de la inmigración mundial, cuyo pulso vital son los hispanohablantes desde el tiempo en que Ramón Novaro y Lupe Vélez salieran de Durango y San Luis Potosí dejando atrás un país conmocionado por la Revolución.
    Avatar
    1 Publicaciones0 COMENTARIOS
    María Cristina González Madín nació en Tijuana, Baja California México el 1 de enero de 1971. Aunque se crió en Mexicali, Baja California y estudió en Monterrey, Nuevo León, Tijuana es la tierra que fue buena con sus abuelos y su madre, de manera que hace ya 15 años vive de manera permanente en la esquina donde inicia América Latina (si se lee de izquierda a derecha y se piensa que en verdad el Polo Norte está al Norte). Cristina aprendió a leer a los 4 años, sola. La primera línea que leyó fue ‘es un tonto’, en un cómic de Disney que relataba la historia de Gulliver, pero con Tribilín y Mickey Mouse. Ese fue sin duda el día más feliz de su vida: Estudió Ciencias de la Comunicación en el Tecnológico de Monterrey, donde además actuó en diversos montajes teatrales. Compartió escenario con la escritora Ángeles Mastretta y los ahora desaparecidos actores Ofelia Guilmain y Eduardo Palomo. Fue editora por 10 años de las secciones local, nacional, cultural y de espectáculos, entre otras, del periódico Frontera, en Tijuana. Cristina tiene, además de la lectura, un gran gusto por la música. Su iPod es bastante ecléctico, pero denota una leve inclinación al rock. Tras salir con una serie de patanes, le llegó su Waterloo y descubrió que el amor no es un convencionalismo social, sino algo real y gratificante. Planea formar una familia con un maravilloso hombre, bajista del grupo Madame Ur y sus Hombres y el hijo de éste, un guapo muchacho de 13 años. A la par de su labor como periodista, impartió clases en dos universidades de Tijuana. Actualmente trabaja en proyectos independientes, como editora y correctora, pero planea volver a las aulas en marzo, con un taller de periodismo.