domingo, julio 12, 2020
More
    Inicio La mujer Base de datos de mujeres asesinadas... por hombres

    Base de datos de mujeres asesinadas… por hombres

    PLANO, Texas – En febrero de 2017, una enfermera escolar, de este suburbio de Dallas, comenzó a hacer un recuento de mujeres asesinadas por hombres.

    Sentada en su escritorio, junto a estantes de libros de cocina, novelas y textos sobre violencia contra las mujeres, Dawn Wilcox, de 55 años, buscó en Internet noticias de mujeres asesinadas por hombres en los Estados Unidos.

    Durante docenas de horas, cada semana, revisó artículos periodísticos y obituarios, con el fin de contar las historias de mujeres asesinadas por amantes, extraños, padres, hijos, hermanastros, inquilinos y vecinos.

    Dawn Wilcox. Foto cortesía de Dawn Wilcox.

    “Estoy tratando de transmitir el mensaje que las mujeres son importantes, y que las vidas de estas mujeres son importantes, y que esto no es aceptable en el país más grande del mundo”, dijo Wilcox.

    Un catálogo con más que estadísticas

    Su documento, un recurso de dominio público al que llamó Women Count USA, es un catálogo de vidas perdidas: nombres, fechas, edades, lugares donde vivieron, fotos de las víctimas y sus supuestos asesinos, y detalles que no pueden ser capturados por números.

    Para Wilcox, estas mujeres son más que estadísticas.

    Ella quiere que conozcas a Nicole Duckson, de 34 años, de Columbus, Ohio, cuyos amigos “la recordaron como una persona que oraba y como una madre amorosa”.

    Y a la hija de 4 años de Duckson, Christina, quien murió apuñalada junto a su madre, “como a una niña educada y feliz”.

    Wilcox también quiere que sepas la historia de Claire Elizabeth VanLandingham, de 27 años, dentista del Navy que recibió un disparo mortal de su ex novio. VanLandingham había aparecido en un video de Take Back the Night, la organización conocida por combatir la violencia en el noviazgo, la violencia sexual y la violencia doméstica en los campus universitarios a nivel nacional. Su madre dijo: “Su corazón era amable; su espíritu generoso; su alma sabia. Claire le ofrecía una sonrisa a todos los que la necesitaban”.

    Esas son solo dos de las casi 2,500 mujeres que Wilcox ha estado incluyendo en su documento durante los últimos dos años.

    “¿Dónde está la indignación? ¿Dónde están las marchas, los discursos? Sé dónde está el silencio. Está en todas partes y es ensordecedor”, reflexionó Wilcox.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Publicaciones recientes

    Los Misterios del Anáhuac, un poema de Adriana Citlali Brenes-Ríos

    Ave María Purísima...   Primer Misterio Doloroso Huyendo de la madre patria Santa María, ruega por ellos   Segundo Misterio Doloroso El Rio Bravo y la travesía del desierto Nuestra Señora de...

    Comadreando desde Los Angeles

    Eso eran: comadres. En México el concepto puede tener mas de un contexto negativo, sin embargo aquí en donde lo añorado es lo lejano, y donde las bases de lo que la palabra comadre o comadrazgo en términos religiosos y de camaradería significa, fue grandioso tener la oportunidad de ser una de ellas

    Purga de latinos en el comité de distritos electorales de California

    Es inconcebible que un grupo tan vasto como el latino, el mayor del estado, haya quedado totalmente fuera del proceso de determinar la división de los distritos del Congreso federal y la Legislatura estatal

    Estamos en Facebook y Twitter

    8,501FansMe gusta
    2,450SeguidoresSeguir

    Publicaciones al azar

    Cuba: ¿desenlace pacífico o trágico?

    La intolerancia irracional de los Castro prácticamente cierra la posibilidad de un desenlace pacífico del 'problema cubano'; da un portazo a una transición civilizada.

    México estuvo presente en los Oscar 2019

    Roma quizás no ganó el premio a la mejor película. Ni Yalitza Aparicio el de la mejor actriz. Pero levantó tres premios, el otorgado...

    Octavio Paz, la llama invisible

    Suenan las flautas de la noche. El mundo duerme y canta. Canta dormido el mar; ojo que tiembla absorto, el cielo es un espejo donde el mundo se contempla, lecho de transparencia para su desnudez.