Violencia en el noviazgo adolescente

Bajo el título “Teen Dating Violence” (Violencia en el noviazgo adolescente), Ethnic Media Services (EMS) organizó una conferencia de prensa en la que participaron adolescentes, víctimas de abusos y especialistas de la organización California Partnership to End Domestic Violence.

“Febrero es el mes de prevención de la violencia de parejas adolescentes, un tema muy duro de abordar. A los padres les preocupa mucho que los adolescentes que salen en una cita romántica beban mucho, tomen drogas o tengan un accidente. Pero jamás mencionan como factor de riesgo la violencia; siendo que uno de cada dos adolescentes sufre algún tipo de violencia de pareja, ya sea física o sexual», dijo Sandy Close al abrir la conferencia. «Por su parte, los jóvenes LGBTQ tienen una tasa de vulnerabilidad mucho más alta. Esto significa gente joven haciendo bullying, intimidando, violentando, humillando y dañándose entre sí cuando salen para divertirse. Las consecuencias pueden ser graves y duraderas, estableciendo el escenario para problemas de relaciones futuras¨

Micrófono abierto para las víctimas

Megan Tanahashi, directora de comunicaciones de la California Partnership to End Domestic Violence, comentó que “en realidad, somos una coalición de organizaciones para defender a sobrevivientes y prevenir la violencia doméstica. Somos parte de una red y estoy aquí para hablar de lo que estamos haciendo en California. Mi primer año fue el 2021 y empezamos con el comité de consejería para con los jóvenes. Uno de los trabajos que hacemos con ellos es pasarles el micrófono, pidiéndoles que nos den consejos para la prevención. Amplificamos los mensajeros auténticos y valoramos que nos den un testimonio directo, sin intermediarios. También suelen ser muy claros para hablar con autoridades o legisladores. Sin embargo, la prevención suele ser el modo más efectivo para cortar con el círculo de violencia. Y por eso queremos darles a los adolescentes las herramientas necesarias para que hagan ese corte. Las niñas son particularmente vulnerables a la violencia sexual, y es importante tener una plataforma de información y prevención”.

Respecto a sus comienzos, Tanahashi comentó que “yo me crié en un pueblo bastante conservador en California del Norte y teníamos un club gay y homosexual; pero nada de prevención de la violencia. Este es un ítem nuevo y absolutamente necesario. Por suerte, es bastante común encontrar este activismo en la juventud actual, sobre todo en las grandes ciudades”.

“LA PREVENCIÓN SUELE SER EL MODO MÁS EFECTIVO PARA CORTAR CON EL CÍRCULO DE VIOLENCIA. Y POR ESO QUEREMOS DARLES A LOS ADOLESCENTES LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS”.
MEGAN TANAHASHI

Las banderas rojas que parecen verdes

Tras esto, se presentaron testimonios de jóvenes que sufrieron violencia de pareja y ahora prestan ayuda a las víctimas. La primera fue Ana Campos, de 17 años, residente en el condado de Orange, California.

“Me adentré en este trabajo por ser sobreviviente de violencia de pareja. Me pareció súper importante ayudar a otra gente que me rodea y no puede ayudarse a sí misma. Yo estuve en una relación muy tóxica con mi pareja y no vi las señales previas a la violencia. Estaba cegada por un amor que, ahora lo veo, era falso. De hecho, pensaba que todo lo que pasaba estaba bien; pero claramente no lo estaba. Mi novio era muy manipulador, revisaba todo el tiempo mi teléfono y se enojaba por las cosas más pequeñas. Mi hermana me decía: “lo que te pasa no es saludable; no es normal que él haga esas cosas, eso no está bien”. Yo no veía esas banderas rojas, pensaba que eran banderas verdes; que en realidad yo a él le importaba mucho o que le gustaba. Luego ves que son cosas pequeñas que conducen a otras, más grandes. Creo que gran parte de los problemas de violencia que sufrimos los jóvenes, se debe a que no sabemos distinguir las banderas rojas de las verdes. Y si esto no se enseña en la casa o en la escuela, ¿cómo se supone que sepas? Muchos reciben información de las redes sociales, pero ese no es el mejor lugar. Allí se romantizan situaciones de abuso o violaciones, como en muchas películas. Y eso no está bien. Las redes sociales no son la realidad. Mi hermana fue muy importante para abrirme los ojos y enseñarme que mi relación no era saludable. Es crucial tener gente de confianza como ella. Y si no es en la familia, que sean consejeros de la escuela o adultos confiables. Yo hace dos años que hago terapia y tengo ese adulto profesional de confianza. Y ha sido muy fructífero para mí”.

“MI NOVIO ERA MUY MANIPULADOR, REVISABA TODO EL TIEMPO MI TELÉFONO Y SE ENOJABA POR LAS COSAS MÁS PEQUEÑAS. MI HERMANA ME DECÍA: “LO QUE TE PASA NO ES SALUDABLE; NO ES NORMAL QUE ÉL HAGA ESAS COSAS, ESO NO ESTÁ BIEN”. YO NO VEÍA ESAS BANDERAS ROJAS, PENSABA QUE ERAN BANDERAS VERDES”.
ANA CAMPOS

Trabajar con las víctimas y los victimarios

El segundo testimonio fue de  Maya Henry. “Tengo 16 años y estoy en el penúltimo curso del secundario en Los Ángeles. Soy organizadora juvenil de un centro de prevención y recuperación de la violencia y me inicié trabajando por los derechos de LGBTQ. A medida que seguía aprendiendo sobre violencia de género, quería poder evitarla y ayudar, sobre todo a las niñas que se las violaba y que eran quienes más sufrían. Yo soy una persona “queer”; y tanto a mí como a mis compañeros se nos dice que sería un milagro si encontramos el amor. Ese tipo de discursos tóxicos hace que las relaciones no sean saludables o duraderas. Si nunca ves películas no oís testimonios que te digan que ese vínculo puede ser positivo, se hace muy difícil; porque en realidad se genera un ambiente hostil. Y eso te da miedo, te cuesta apostar por una relación cuando te dicen que nadie te va a amar o aceptar por tu condición “queer” o por tu modo de ser. Yo ayudo con el grupo en mi escuela, y es increíble la cantidad de chicos que han dicho ser abusados; no siempre físicamente pero sí emocional o psicológicamente. Es increíble que quien no haya terminado la escuela ya haya propinado tanta violencia al otro, en ciclos interminables que se retroalimentan”.

Lee también:   Cruzando Líneas: Pásale a mi WhatsApp

Maya Henry afirmó que “cuando uno no ha recibido más que traumas, es difícil que se imagine una relación sana. En mi experiencia, mi trabajo de ayuda empieza con hacer un esfuerzo consciente y tratar a los agresores para que busquen un lugar desde el cual revertir la violencia. Debemos pensar que esa persona puede dar cosas luminosas, aprender a pedir disculpas y cumplir lo que dijo que iba a hacer para recuperarse. No se logra mucho con regañar al otro, pero teniendo sí instando a que los agresores sean responsables. Y, sobre todo, empoderando a las víctimas. De este modo, puede lograrse mucho. Yo siempre he encontrado apoyo en amigos. La violencia te roba la inocencia para siempre y, acaso, es algo que nunca te puedan devolver. Después de los abusos sufridos, siento que hay personas con las cuales no me puedo sentir segura, pero es algo que estoy trabajando”.

“YO SOY UNA PERSONA “QUEER”; Y TANTO A MÍ COMO A MIS COMPAÑEROS SE NOS DICE QUE SERÍA UN MILAGRO SI ENCONTRAMOS EL AMOR. ESE TIPO DE DISCURSOS TÓXICOS HACE QUE LAS RELACIONES NO SEAN SALUDABLES O DURADERAS. SI NUNCA VES PELÍCULAS NI OÍS TESTIMONIOS QUE TE DIGAN QUE ESE VÍNCULO PUEDE SER POSITIVO, SE HACE TODO MUY DIFÍCIL».
MAYA HENRY

La salud mental como pilar

Armaan Sharma dio el último testimonio. “Soy del sur de la bahía y me crié en un hogar ascético americano; en un suburbio donde más del 40 por ciento es asiático. A diferencia de mis amigos, nuestros padres no me dieron mucha libertad. Pero no hace mucho, fui a India a visitar el pueblo de mi padre y pude charlar con mis primos adolescentes. Surgió el tema de las relaciones románticas y me dijeron que las tenían, pero que era un secreto, ya que nunca lo hablaban con sus padres. Por el contrario, los padres hindúes en Estados Unidos son más abiertos, pero no hablan mucho. Y esa falta de diálogo, lleva a que se desconozcan las consecuencias negativas que pueden acarrear las citas románticas. Y esos adolescentes van a tener que ir a otros sitios para obtener esa información. Los problemas de violencia en adolescentes suelen ser dejados de lado y este es un problema. Todos los padres tienen trabajo que hacer. Algunos, si bien nos dieron libertades, también nos aislaron de experiencias que, según ellos, no deberíamos tener”.

Lee también:   36 aforismos para esperar lo inesperado mientras se sueñan los sueños

En cuanto a la violencia adolescente y las escuelas, Armaan comentó que “en las escuelas pequeñas, se suele crear un concepto erróneo del mundo exterior, ya que se piensa que no existirán los problemas de las grandes escuelas y que habrá experiencias homogéneas. Pero la falta de experiencias diferentes, precisamente, dificulta el modo de relacionarte después; ya que a veces no estás preparado. Para mí ha sido muy difícil porque me encanta interactuar con distintos tipos de personas”.

Respecto a la responsabilidad en el colegio secundario, Armaan afirmó que: “deberíamos enseñar más sobre relaciones en la escuela. Todos pensamos que eso es algo natural en los seres humanos, pero no lo es. Dicen que las relaciones entre adolescentes son sanas, pero si es así, ¿por qué vemos uno de cada tres adolescentes sufriendo violencia? Por eso me involucré en esta área de prevención e intervención, porque me gusta la gente y porque nuestra generación tiene temas insoslayables. Uno de esos es la influencia de los medios de comunicación, que alimentan las tasas de violencia, romantizando esas situaciones. Otro es la salud mental de los adolescentes; algo que ha estado en serio deterioro tras la pandemia; sentimientos de aislamiento y soledad que alimentan la probabilidad de acrecentar la violencia o ser vulnerable a ella. Debemos financiar la salud mental y tener programas específicos e innovadores alrededor de la violencia. La violencia adolescente involucra a todos, no sólo a los jóvenes”.

“DICEN QUE LAS RELACIONES ENTRE ADOLESCENTES SON SANAS, PERO SI ES ASÍ, ¿POR QUÉ VEMOS UNO DE CADA TRES ADOLESCENTES SUFRIENDO VIOLENCIA? POR ESO ME INVOLUCRÉ EN ESTA ÁREA DE PREVENCIÓN E INTERVENCIÓN, PORQUE ME GUSTA LA GENTE Y PORQUE NUESTRA GENERACIÓN TIENE TEMAS INSOSLAYABLES. UNO DE ESOS ES LA INFLUENCIA DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN, QUE ALIMENTAN LAS TASAS DE VIOLENCIA. EL OTRO ES LA SALUD MENTAL, QUE HA ESTADO EN SERIO DETERIORO TRAS LA PANDEMIA”.
ARMAAN SHARMA

Los padres, los adultos más confiables

Finalmente Kandee Lewis, directora ejecutiva del Positive Results Center y miembro de la Comisión de Derechos Humanos y Civiles de esa ciudad, comentó el trabajo que lleva a cabo desde aquella organización.

“En nuestro centro, abordamos el trauma alrededor de la violencia de parejas íntimas y también el bullying. Es crítico, para entender este punto, que consideremos el hecho de no estar teniendo las conversaciones suficientes en nuestra casa. Los padres están preocupados de que, si hablamos sobre relaciones sanas, les estemos dando permiso a nuestros hijos para que tengan una relación. Debemos hablar con los niños sobre lo que es una relación sana y enferma, sin miedo. Y si los padres no lo pueden hacer, deberían buscar una agencia de asesoramiento. Nosotros entrenamos adultos para que hablen y aboguen por sus hijos. Los padres tienen que recordar que las relaciones y las citas que tuvieron, son muy distintas a las de hoy. Cuando yo era joven, mis padres me decían “yo no podía salir hasta los 17 años”. En mi caso, yo no tenía problemas en quedarme en casa. Pero había chicas o chicos que salían por la ventana y se escapaban en citas. Y si esos chicos sufrían algún tipo de abuso, no lo podían decir”.

Lee también:   "Dime con quién andas" y te diré por quién votaré

Respecto al rol de los medios, Lewis comentó que “hoy, la televisión, los videos y los medios, están enseñando relaciones muy poco saludables; relaciones abusivas o tóxicas como algo positivo. Les tengo que dar crédito a los jóvenes que hablaron antes pero también voy a regresar a los padres. A ellos les digo: aprendan a tener con sus hijos conversaciones desde un lugar de aceptación y amor en vez de avergonzarlos o culparlos. Quien se siente culpable, no puede tener una receptividad óptima. Es muy difícil encontrar un adulto confiable fuera de los padres, y hay que tener cuidado con eso. Quiero alentar a los padres a que se hagan tiempo para hablar con sus hijos, aunque sea un día asignado, que hablen 15 minutos preguntándoles realmente qué hicieron de su día. Si sus hijos no hablan con ustedes, lo harán con otro adulto confiable o acaso no tan confiable; y quizás ese adulto sea quien los abuse”.

Algo más que educación sexual

Finalmente, llegó la rueda de preguntas vía “zoom” de los participantes y una pregunta fundamental: cuál es el rol de la educación sexual en las escuelas. Este es un resumen:

Armaan: – La escuela debe enseñar a construir las bases de las relaciones sanas, no sólo con la pareja sino también con los padres. Las relaciones sanas no están siendo un tema en la escuela y debieran serlo; amén de la educación sexual.

Tanashi: -En la educación sexual no entra en el tema los comportamientos saludables o las relaciones interpersonales saludables. Y estos temas son básicos para que se rompa el círculo de la violencia sexual que existe en la pareja. Hay que hablar de los factores sociales o emocionales de una relación saludable, para que sirvan de parámetro.

Kandee: -A causa de la pandemia, muchas escuelas han recortado las clases de educación sexual, así que esa conversación ni siquiera está sucediendo; mucho menos sobre violencia en las citas románticas. Y, por cierto, no hay especialistas. Es fundamental traer organizaciones profesionales a las escuelas para tratar esos temas y formar no sólo a los jóvenes, sino también a padres y docentes. En cuanto a las estadísticas, no estamos captando todos los datos de jóvenes abusados; sólo vemos a quienes han declarado. Aún así, descubrimos que una de cada dos niñas ha sido abusada de alguna manera, y uno de cada tres varones. Esto implica que es muy probable que haya más casos, los de quienes no han denunciado nunca. Este es un problema crítico, y necesita una respuesta urgente.

“A CAUSA DE LA PANDEMIA, MUCHAS ESCUELAS HAN RECORTADO LAS CLASES DE EDUCACIÓN SEXUAL, ASÍ QUE ESA CONVERSACIÓN NI SIQUIERA ESTÁ SUCEDIENDO; MUCHO MENOS SOBRE VIOLENCIA EN LAS CITAS. Y, POR CIERTO, NO HAY ESPECIALISTAS. ES FUNDAMENTAL TRAER ORGANIZACIONES PROFESIONALES A LAS ESCUELAS PARA TRATAR ESOS TEMAS Y FORMAR NO SÓLO A LOS JÓVENES, SINO TAMBIÉN A PADRES Y DOCENTES”.
KANDEE LEWIS

Escuelas comunitarias de California
Botón volver arriba

Descubre más desde HispanicLA: la vida latina desde Los Ángeles

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

Verificado por MonsterInsights