Basta de usar palabras que dan miedo, por Agustín Durán

Para justificar la represión de la policía y el ejército contra los pueblos, los grupos de poder ahora siguen mintiendo: d icen que fueron los cubanos o los nicaragüenses o venezolanos; que seguramente fueron los rusos y el socialismo

En pleno 2019 se sigue escuchando en los discursos de derecha, de conservadores o el pensamiento de la vieja guardia calificar cualquier movimiento de protesta, de lucha por una sociedad mejor y más justa, el argumento que dice: “seguramente son los cubanos, los nicaragüenses, los venezolanos, los rusos, o los socialistas, o los marxistas“.

Términos demonizados

Esos términos fueron demonizados y algunos robados por los pequeños grupos de derecha en América Latina para justificar cualquier invasión directa o indirecta de Estados Unidos.

Creo que la historia nos ha enseñado en más de una ocasión que en la mayoría de los casos esos motes y generalizaciones fueron falsos. Pero se difundieron, gracias a la oligarquía de cada país, dueños de medios de comunicación masiva y con el apoyo de EEUU.

Lo único que buscaban era mantenerse en el poder a cambio de entregar sus recursos naturales a corporaciones estadounidenses, inglesas o canadienses entre otras.

El caso de Bolivia

Bolivia es uno de los ejemplos más claros. El gobierno de Evo Morales sacó de la pobreza y extrema pobreza a millones de bolivianos. Luego de ser un ejemplo a seguir en cuestión de crecimiento económico, ahora el presidente es perseguido como si fuese un criminal. Mientras un pequeño grupo conservador, una vez más, apoyado por EEUU, toma el control del gobierno, asesina y atemoriza a su población.

Lea también / Read Also
Homeless as hit men

Situación similar sucedió en Brasil con Lula da Silva y Dilma Rousseff. En Ecuador, Colombia y Chile los pueblos se han levantado a consecuencia de esas desigualdades y crisis económicas generadas por las políticas neoliberales. Lo único que estas han demostrado es que benefician a unos cuantos, pero no al pueblo en general.

Siguen mintiéndonos

Desafortunadamente, para justificar la represión de la policía y el ejército contra los pueblos, los grupos de poder ahora siguen mintiendo. Dicen que fueron los cubanos o los nicaragüenses o venezolanos; que seguramente fueron los rusos y el socialismo. Hasta utilizan términos como el comunismo que prácticamente ya es una palabra en desuso.

No podemos seguir calificando o justificando con esos términos las acciones de la oligarquía de América Latina. Especialmente si eres latino y vives en Estados Unidos.

Utilizar esas palabras para tratar de justificar sus acciones, es simplemente convertirnos en el primer muro o bloque de resistencia de esas políticas, que lo único que han hecho es llevado desigualdad y pobreza para la mayoría de la gente en América Latina.

Lea también / Read Also
Los libros, víctimas del terremoto en Chile

Agustín Durán es editor de la sección de Metro de La Opinión.

Se me acabó la fuerza…

Venezuela: la oligarquía mexicana añora a Pinochet

Veteranos deportados deben volver a sus casas