ARIZONA – Qué miedo, sí, miedo, que a uno le falten pantalones y que al otro le sobren. Qué ironía que en este circo electoral dos hombres mayores blancos privilegiados hablen de un país al que la raza le arde y le incomoda.

No me convencen

Qué horror que hablen por mí y por ti, como si nos conocieran, como si nuestras vidas hubieran sido iguales, como si fuéramos por el mundo en burbujas vecinas especiales… y no.  No nos parecemos. No me convencen.

No quiero admitirlo, pero me cuesta resignarme a pensar que nuestro futuro depende del que creamos que es el menos de los males… ¿y quién es el menos peor? No sé. Esto aplica en cualquier elección en cualquier lugar del mundo. ¿Será que en verdad sí tenemos el gobierno que nos merecemos?

El debate presidencial entre Donald Trump y Joe Biden convirtió la política nacional en un hazmerreír mundial; ataques personales, interrupciones sin sentidos, berrinches, quicios exaltados y mucha prepotencia, a veces sumisión. También me dejó este sentimiento de vacío al pensar que no hay más remedio. La contienda se ha convertido en el circo electoral de desastre: el mano a mano del “payaso” y el “bad hombre”.

Circo electoral

El primer asalto nos dejó traumatizados y quizá con la idea de lo absurda, sucia y miserable que puede ser eso que algunos llaman diálogo democrático. No lo hemos visto todo. No hemos tocado fondo. Esto no se acaba.

Las promesas se esfuman

Falta un mes para las elecciones y las campañas se intensifican, no solo la de los candidatos, sino las de grupos con intereses especiales que quieren que votes y lo hagas por quien ellos quieres. Nos atarantan.

Nos tocan un son y bailamos, luego nos cambian la música. Después del voto, se apagan… a veces desaparecen. Las promesas se esfuman con ellas y nos quedamos mareados bailando con el enemigo.

Cuando llega la hora de tachar la boleta, recordamos todo lo que hemos recogido en el camino, lo que tenemos sembrado en la cabeza: la esperanza, la emoción, la apatía, la venganza, la indiferencia, la historia, los recuerdos, los miedos, las ganas y la necesidad.

Circo electoral repetido

Pero la apatía no es la respuesta. Hay millones de votos silenciosos que se van a la basura por la mera indiferencia.  Y lo repetimos en cada elección, grande o pequeña. Hasta que nos hartemos o despertemos, quizá hasta que no nos convenga.

Debate presidencial, debate Trump Biden, primer debate presidencial
Las caras del primer debate presidencial

El primer debate presidencial fue un desastre, un circo electoral, un caos sin control que ejemplifica lo que hemos vivido este 2020. ¿O será una premoción de lo que viene? Lo que venga, lo sobreviviremos, porque lo hemos hecho siempre, en Estados Unidos, México y el mundo. Quizá en este noviembre nos atrevamos a romper el circulo vicioso… quizá.

Maritza L. Félix es una periodista, productora y escritora independiente galardonada con múltiples premios por sus trabajos de investigación periodística para prensa y televisión en México, Estados Unidos y Europa. Twitter: @MaritzaLFelix Facebook e Instagram: @MaritzaFelixJournalist / maritzalizethfelix@gmail.com

 

87 / 100
Artículo anteriorUn voto en contra de la Proposición 23
Artículo siguienteLa Proposición 21 ya fue rechazada
Maritza Félix
Maritza Lizeth Félix es una periodista, productora y escritora independiente en Arizona. Nació en Magdalena de Kino, Sonora, México. La frontera ha sido su hogar y su inspiración por más de 15 años. Su trabajo ha sido publicado en importantes periódicos de Estados Unidos, México y otros lugares del mundo, así como en las principales cadenas de televisión de habla hispana Univisión y Telemundo. Actualmente trabaja de manera independiente para la Organización Editorial Mexicana, Channel 4, Proyecto Puente, Uniradio Noticias, Telemax y Prensa Arizona. Fue reportera en el documental “Misterios de la Fe”, de Discovery Channel y fungió como productora del documental de la frontera de Estados Unidos y México para la serie televisiva “The Wall”, un trabajo investigativo mundial realizado por Rondo Media, del Reino Unido. También ha sido productora de proyectos especiales como coberturas políticas, electorales y de inmigración para Al Jazeera y fue la productora de investigación en el galardonado reportaje “Risking It All For America – Riding The Train Of Death”, de Channel 4 en Inglaterra. En 2011 fue nombrada por Chicanos Por La Causa como una de los “40 Líderes Hispanos menores de 40 años” en reconocimiento a su trabajo periodístico e influencia en el estado. Félix ha ganado cinco premios Emmy y fue la primera ganadora del premio a la “Mejor Crónica Escrita en Estados Unidos”, de Nuevas Plumas. También ha recibido múltiples galardones del Arizona Press Club por sus reportajes. En 2012 y 2013, la revista Phoenix New Times la nombró como la “Mejor Periodista de Habla Hispana” en Arizona. Maritza está felizmente casada y es mamá de unos mellizos curiosos que retan y alimentan su imaginación todos los días y llenan su vida de alegría, amor y carcajadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.