El futuro de los ‘Dreamers’ en la Corte Suprema

Algunos expertos se mostraron pesimistas sobre el futuro de DACA debido a las preguntas de algunos jueces, aunque tradicionalmente esto no sirve para predecir cómo terminan votando.

0
33

Entre los abogados que representan a casi 700,000 beneficiarios de DACA frente a la Corte Suprema se encontraba Ted Olson, un veterano que ha argumentado frente a los altos magistrados tantas veces que incluso el personal de limpieza del edificio y el que opera el ascensor lo saludaron por su nombre ese día.

Acompañando a Olsen estaba el Soñador (Dreamer) Luis Cortés, de 31 años, también abogado.

“Cuando entramos al edificio sentí la solemnidad del lugar”, dijo Cortés en una entrevista. “Este es el mismo espacio que ha cambiado la historia, desde decisiones sobre la desegregación a los derechos de la mujer.  Olson ha hablado frente al tribunal un total de 65 veces. Para mi fue la primera vez que entré allí”.

Mientras se acomodaban en sus asientos dentro de la sala de audiencias, Olson le presentó a Cortés al hombre que argumentaría en contra de su caso: Noel Francisco, fiscal de los Estados Unidos, quien representó al gobierno de Trump contra DACA.

“Olson se aseguró de decirle a Francisco que yo era parte del equipo de abogados y un beneficiario de DACA, el tema que estaba en la palestra frente a los jueces”, dijo Cortés. “Nos dimos la mano y dijo algo como” genial “y luego se alejó. Creo que estaba un poco incómodo después de eso”.

Las preguntas no predicen el resultado

Tras los argumentos ante el tribunal supremo, algunos expertos se mostraron pesimistas sobre el futuro de DACA debido a las preguntas de algunos jueces.  En particular, citaron algunas interrogantes del Presidente de la Corte Suprema John Roberts, quien se espera que sea el voto decisivo en un tribunal que a menudo falla 5-4.

Ni Cortés ni otros expertos entrevistados para esta historia consideran que las preguntas de los jueces no pueden predecir su voto.

Thomas A. Saenz, presidente y abogado general del Fondo Mexicano Americano de Defensa Legal y Educación (MALDEF), se refirió a similares analisis de un caso anterior, la lucha sobre la pregunta de ciudadanía en el Censo 2020, que se equivocaron completamente al predecir el resultado.

“Permítanme recordarles a todos que hace siete meses, mucha gente decidió que íbamos a perder la demanda contra la pregunta de ciudadanía debido a las cosas que Roberts preguntó durante la audiencia”, dijo Saenz. “No creo mucho en eso.  Los jueces, en particular Roberts consideran cuidadosamente las implicaciones de una decisión. Y las implicaciones aquí son enormes”.

Roberts es un conservador pero en junio pasado se unió a los cuatro jueces liberales para fallar en contra de los deseos del gobierno de Trump de agregar una pregunta de ciudadanía al Censo 2020, un resultado que nadie predijo meses antes.

Hay quienes confían que, en esta ocasión, Roberts de una sorpresa similar, aunque nadie puede decir realmente qué va a pasar.

Después de la audiencia de DACA del 12 de noviembre, Cortés y Olson salieron de la sala optimistas sobre los resultados, dijo Cortés.

“Muchas veces los jueces usan las preguntas o la conversación para enviar un mensaje a uno de los otros jueces”, dijo. “Nosotros salimos muy optimistas: tuvimos la mejor respuesta con cada pregunta que se hizo y dejamos todo sobre la mesa”.

¿Qué puede suceder con DACA?

El programa DACA, un programa que difiere (retrasa) la deportación y otorga estatus temporal a cientos de miles de inmigrantes que llegaron a los EE. UU. cuando eran niños, fue implementado por el ex presidente Barack Obama en 2012. En 2017, la administración Trump anunció que se eliminaría gradualmente, alegando que era ilegal desde el principio.

Tras la decisión, diversos grupos presentaron demandas legales, acusando al gobierno de transgredir a ley federal que requiere ciertos procesos al cambiar las reglas, y alegando violaciones constitucionales a la igualdad de protección y las garantías del debido proceso.

Los tribunales federales emitieron medidas cautelares en todo el país, bloquearon los planes de la administración para terminar con DACA y forzaron la continuación de las renovaciones del programa. SCOTUS anunció la poco común intervención en los casos antes que los tribunales inferiores los airearan por completo.

Los jueces podrían fallar en cualquier momento antes del próximo junio, y todo caería en medio de un año de elecciones presidenciales. Este hecho podría muy bien afectar lo que haga el presidente Trump a continuación, especialmente tomando en cuenta sus cálculos políticos, dijo Frank Sharry, un veterano observador de Washington y director ejecutivo de America´s Voice, un grupo de reforma a favor de la inmigración.

Sharry cree que es menos probable que Trump continúe con la finalización de DACA si el tribunal dice que debe hacerse de manera diferente.

“Si el tribunal dice que la administración Trump tenía la autoridad para terminar pero que lo hizo de manera incorrecta, entonces existe la posibilidad de que no lo haga en absoluto”, dice Sharry.

“Creo que Trump entiende que los dreamers tienen mucho apoyo por la reacción que hubo al anunciar la revocación en 2017″, agregó Sharry. “Podría tratar de salirse con la suya anunciando que esperará hasta después de las elecciones, y así convencer a su base de que ganaron el tema mientras no aliena del todo a los votantes moderados que apoyan el programa”.

“Pero él no sabe si estará allí después de las elecciones “, añadió el analista.

Para Nico Espíritu, un abogado del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC), un fallo como el de SCOTUS le daría a los Soñadores más tiempo para permanecer en el país.

“Si se envía de vuelta a los tribunales inferiores diciendo que no se hizo bien, SCOTUS tendrá que emitir otra regla para cerrar el programa”, dijo Espíritu. “Esto permitiría que quienes aún reciben DACA continúen quedándose, con autorización de trabajo y protegidos contra la deportación”.

Sharry agregó que los Dreamers pueden solicitar dos años adicionales incluso si su DACA actual no ha expirado. “Habrá un gran impulso para que lo hagan lo antes posible”, dijo.

Si SCOTUS dictamina que la administración Trump hizo todo bien y DACA puede expirar, es probable que los destinatarios de DACA puedan finalizar su período actual en el programa y luego ser deportados, pero aún podrían luchar individualmente, dijo Saenz. Estas deportaciones individuales en los tribunales de inmigración atrasados ​​podrían llevar mucho tiempo.

En ese caso, un futuro nuevo presidente podría reiniciar el programa nuevamente, emitiendo otra regla, o un nuevo Congreso podría adoptar la Dream Act. Sin embargo, si Trump sigue siendo presidente, todas las apuestas están canceladas.

Bill Hing, profesor de derecho en la Universidad de San Francisco, espera grandes protestas y movilizaciones de los Dreamers, el grupo de inmigrantes mejor organizado del país si la decisión SCOTUS permite que DACA expire.

“Creo que veríamos algunas de las mayores protestas en el movimiento hasta ahora”, dijo. “Tienen mucho apoyo”.

Para el abogado soñador Luis Cortés, que practica la ley de inmigración, la vida futura de sus clientes está en juego, así como la suya.

“Me preocupan mis clientes, pero mi futuro está ligado al de ellos”, dice Cortés. “Una de las razones por las que he luchado en este caso es para evitar que deporten a mis clientes y a mí junto con ellos”.

Este articulo fue originalmente publicado por Ethnic Media Services.

Comenta / Comment