¿Es realmente importante el voto latino?

Faltando escasos días para las elecciones de medio tiempo del 8 de noviembre, las grandes asociaciones que apoyan a los latinos y algunos medios de comunicación, tienen entre sus objetivos motivar a los latinos a participar más en la elección de sus representantes.

Pero, ¿cuál es la verdadera importancia de los latinos en el mundo político de los Estados Unidos?

Sesenta y dos millones

La población hispana creció un 23% entre 2010 y el 2020. Pasaron de 50 a 62 millones. Representan hoy el 19% de la población total de Estados Unidos, según el censo del 2020. Son la minoría étnica más numerosa. Se estima que para 2050 podrían alcanzar la marca de 30%. Es decir que uno de cada seis habitantes del país tendrá raíz latina.

Debemos aclarar que los 62 millones de latinos no forman parte de los potenciales votantes. Muchos hispanos no tienen sus documentos en regla. Otros solo tienen permiso de trabajo o permiso de residencia legal pero no están naturalizados. O sea, no tienen el derecho a participar en una elección, reduciendo esta cifra a menos del 60%.

Solo 36.7 millones

En realidad, solo 36.7 millones de hispanos son potenciales votantes, el 11% de la población de Estados Unidos. Este número incluye al medio millón de jóvenes americanos descendientes de latinos, que llegan a la edad de 18 años cada año e ingresan al electorado potencial. Son jóvenes latinos de segunda y tercera generación, de padres o abuelos latinoamericanos.

Lee también:   Esta es la información necesaria sobre el nuevo 'booster' contra el COVID-19

Según las últimas estadísticas, la mayoría de los estadounidenses de origen latino menores de 40 años, son los menos susceptibles a tener una filiación partidaria ya establecida. Es decir, no son fieles a un partido o un candidato. Incluso algunos señalan que su voto está disponible para quien quiera “enamorarlos’ o sea competir por conseguirlo. De otra forma,  prefieren no ir a votar.

Doce millones

Al menos 12 millones de latinos votaran en noviembre del 2022, representando el 9,8% de los votantes totales, (pronostica NALEO). Es el porcentaje más bajo del grupo étnico. Votarán el 65,3% de los blancos, el 59,6% de los afroamericanos pero solo el 31,6% de los latinos.

Indudablemente las organizaciones pro-voto latino hacen su mayor esfuerzo. Pero la abstinencia entre los votantes hispanos se ha estabilizado en los últimos años. En 2006 el índice de participación fue del 32.3%. En 2012 del 30.4% y en 2020 el 31,6%. No han logrado que más latinos se interesen por elegir a sus representantes.

Por quien votan

Como vemos la elección del voto latino (demócratas o republicanos), no es tan previsible.  Recordemos que en 2004 George Bush ganó las elecciones con el voto del 40% de los latinos. Y que el 29% de los latinos apoyaron en 2016 a Donald Trump.
Ante esta tendencia los republicanos buscan ganar los escaños críticos en ambas cámaras para lograr el control del Congreso buscando el voto latino. Por ello incrementaron la publicidad en Colorado, Florida, Nevada y Texas, con el objetivo de aprovechar el enojo de los latinos por los problemas económicos.

Lee también:   El verano de nuestro descontento

Según The New York Times, en noviembre, el 32% de los latinos votara al partido Republicano y solo el 56% a los demócratas (12% no contesta). Esto se debe, fundamentalmente a la alta inflación y la falta de definición en temas inmigratorios.

Perfil del autor

Cesar Leo Marcus, nació en Buenos Aires, Argentina.
Doctor (PhD) en Logistica Internacional y Comercio Exterior, y Máster (MBA) en Sociología Económica, fue profesor de ambas cátedras en las Universidades de Madrid (España) y Cordoba (Argentina).
Periodista, publica en periódicos de California, Miami y New York. Escritor, publico 12 libros, y editor literario, director de Windmills Editions. Actualmente reside en California.

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado