La exploración espacial: por qué lo hacemos, qué aprendemos

En el marco de la conferencia de prensa nacional de Ethnic Media Services, la semana pasada un equipo de expertos presentó ante reporteros y editores de medios étnicos la última información y análisis sobre el apasionante tema de la exploración del universo y sus recientes y dramáticos avances. El tema generó especial interés por la popularización de eventos como el lanzamiento y despliegue del telescopio James Webb. Las imágenes enviadas por Webb en las pocas semanas transcurridas revolucionaron la comprensión del Universo  

La reunión con expertos fue moderada por la periodista Pilar Marrero. 

Los participantes formularon preguntas sobre la edad del universo, su comienzo, si hay otra vida, y los anunciados viajes de astronautas de regreso a la Luna y posteriormente, a Marte. 

Pero el interés mayor es comprender cuál es la contribución de la exploración espacial a la vida cotidiana de nuestra sociedad.

Participantes 

  • Alexandra de Castro, Comunicadora de Ciencia y Tecnología en el instituto de investigación científica Pasqual quien se presentó desde La Haya, Holanda.
  • Marcio Meléndez, Científico Principal de Óptica Astronómica, Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial (STScl), en Baltimore, Maryland, quien de hecho trabaja en un telescopio.
  • Nicole Arulanantham, becaria postdoctoral, también en el Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial y una estudiosa en el campo de los planetas.

Alexandra de Castro

¿Qué es lo que la astronomía y la exploración del espacio hacen por nosotros?, es el título del trabajo presentado por De Castro, quien informó sobre  el proyecto de establecer una base permanente en la Luna y en Marte, y para lo cual muchas personas ya están trabajando. Es el programa Artemis. 

Las misiones Apolo fueron muy breves: llegar, caminar, volver, dijo De Castro. Esto es diferente. 

Artemis 1 ya se encuentra listo para partir, quizás a mediados de noviembre, en una misión de 25 días con dummies y sin astronautas, lo cual se hace con fines de detectar la radiación y proteger a la tripulación.  

Lee también:   Desafíos tecnológicos y desarrollo sostenible en Latinoamérica

En el futuro, dijo, el plan incluye el envío de mujeres astronautas, que faltaron en los vuelos del programa espacial Apolo. 

El módulo Orion está diseñado para llevar a hasta seis personas durante un máximo de 40 días. Cuando se lanzaron los Apolo no se sabía cuánto tiempo se podía estar en el espacio, pero con la estación espacial ya han aprendido a extender este lapso. 

Incluye el plan una enorme estación espacial que orbitará alrededor de la Luna, llamada Gateway. Allí estarán los astronautas, viviendo y trabajando hasta seis meses. 

Tendrán módulos de alunizaje para bajar a la Luna y varios vehículos más pequeños (Rovers) para el trabajo pesado. La misión consiste en averiguar si es posible establecer una base humana permanente en la Luna. 

De Castro justificó la inmensidad del proyecto mostrando una ilustración del navío Beagle, donde Charles Darwin exploró numerosos lugares y halló información abundante sobre la vida en la tierra. 

“Esto no es diferente”, dijo la panelista. “Queremos saber qué es lo que nos rodea”. 

“Lo hacemos por la sed de información más que por el bien de la humanidad”. 

A continuación, enumeró lo que llamó los beneficios reales de la astronomía y la exploración del espacio.

“El primero es conocimiento, que podemos usar para nuestro beneficio de la comunidad, las naciones y la humanidad”. Como ejemplo, mostró el video de un experimento en el Apolo 15 cuando un astronauta dejar caer un objeto, midiendo la gravedad. 

Otro ejemplo: el elemento helio, que fue descubierto en 1868 en el Sol, por observación, y que sólo después se halló en la tierra. El helio tiene numerosas aplicaciones, especialmente en medicina. 

Otro beneficio es que gracias a la exploración espacial comprendemos cuál es nuestro lugar en el Universo. 

Para ello muestra la Tierra fotografiada de una distancia de 3,700 millones de millas como un puntito en el área cósmica. Como dijo Carl Sagan en The Pale Blue Dot, “nuestra idea de importancia propia es una ilusión”.

Lee también:   Cuadernos de la Pandemia: Los sin techo y los nuevos laberintos de la soledad

De eso derivan cuestiones como cuál es el origen del sistema solar, si somos nosotros y el planeta únicos en el Universo, o si existe vida en otra parte. 

Siguiendo esta línea de exploración se han hallado miles de exoplanetas con condiciones similares a las de la Tierra y en donde se podría generar vida. 

“En 1925 Edwin Hubble descubrió la galaxia Andrómeda. Antes pensábamos que la Vía Láctea era todo el Universo. Muchos años después” – muestra una foto reciente del observatorio Hubble – “vemos como hay millones de galaxias en una sola foto de un pequeñísimo sector”. 

Además, el beneficio de borrar fronteras, de trabajar juntos para una sola meta, con miles de científicos de decenas de países, como en el ejemplo de los acuerdos que hacen posible el proyecto Artemis. 

Por último están la innovación y las nuevas tecnologías. Mucha gente piensa que es lo más importante. Ejemplos más recientes serían el monitor del cambio climático que desde el espacio mide el nivel del mar, o los robots desarrollados para la Estación Espacial y que ahora son utilizados en salas de operación. O los satélites que pronostican huracanes, todas ellas tecnologías originales de NASA luego adoptadas por el mundo, como el GPS, los tanques presurizados de oxígeno y mucho más. 

Marcio Meléndez

El científico se refirió a la historia del Universo, formulando preguntas tales como de dónde venimos, cómo se formó el universo, o cómo llegamos al sistema solar. 

Su entusiasmo está centrado en los logros del observatorio espacial James Webb. 

¿Por qué es importante medir la luz infrarroja? permite penetrar a través de los materiales. Muestra cómo se construye a partir de 18 segmentos, uno por cada espejo, una sola imagen. 

“Estamos limitados por el tamaño de los espejos y el telescopio”, dice Meléndez. Por eso, en el futuro habrá otros telescopios cuyos espejos se agregarán, armarán y desplegarán en el espacio. 

Lee también:   Día de la Memoria: Homenaje a un héroe de la familia

Como demostración del poder del telescopio Web, muestra una imagen de un punto cuyo tamaño para el ojo humano es el de un grano de arena mirado desde un metro de distancia. Le llevó al Web 12 horas colectar su luz, pero hubiese llevado muchas semanas en el telescopio Hubble. 

En la imagen se ven miles y miles de galaxias. Entre ellos, un grupo de galaxias está a una distancia de 4,000 millones de años luz (Desde entonces, Webb captó una galaxia a una distancia de 35,000 millones de años luz).

La luz que proviene de detrás de ese cluster de galaxias está curvada por la gravedad.  

También responde a la pregunta de cómo se formaron las estrellas y los planetas. Vemos una imagen de Carina Nebula con todos los elementos de estas nuevas estrellas que se están formando. 

También vemos cómo interactúan varias galaxias, que están a 290 millones de años luz

Son como colisiones, fusiones entre las distintas galaxias.  

La investigación está sólo limitada por la imaginación. 

 

Nicole Arulanantham 

“Mi área”, dijo la científica, “es la formación de estrellas y planetas que orbitan a su alrededor”. 

Muestra en una imagen un disco que es, dice una nueva estrella rodeada por gas y polvo, todo  lo que se convertirá en la estrella y los planetas. 

Las estrellas se forman del colapso de enormes nubes de polvo, por diversos motivos. 

Se convierten en un bola que se encoge y se derrumba en sí misma, incrementando su densidad y temperatura. Esto produce luz ultravioleta que es detectada por el telescopio Hubble. 

“Me interesa el tema de  cómo influye la luz ultravioleta en la química de los materiales. Convierte el gas y polvo en materia sólida. Metano y amoniaco son muy sensibles a la luz ultravioleta. 

 

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado