Hispanic L.A.PortadaLas memorias que honramos

Las memorias que honramos

Hay mañanas en las que amanezco pensando en Chale Rochín y su manera de leer el periódico al aire en el noticiero radiofónico de mi natal Magdalena de Kino, Sonora. Cierro los ojos y puedo escuchar esa voz argentina repasar las notas más importantes del día; recuerdo las pausas que hacía para mojarse los dedos y pasar página. Lo oíamos sorber su café y adivinábamos su muecas cuando hablaba de política y elecciones. Él fue, sin que él o yo lo supiéramos, mi primer maestro de periodismo.

Era paciente y pausado; leía el periódico completo sin saltarse un renglón y se divertía hasta con los Clasificados. Pocas veces dejaba que la emoción se le desbordara por el micrófono y cuando lo rebasaba, reaccionaba con una mesura envidiable. Lo recuerdo con los lentes a media nariz y el cabello alborotado. Yo lo veía con ojos de admiración empañados de cariño. Sé que fui algo más que una alumna para él, me convertí en parte de su familia y me heredó lo más lindo que podría dejarme: una pasión encausada y unas hermanas a las que amo como si lleváramos la misma sangre.

Aún conservo el mensaje que me envió el día que vio mi firma en la portada del periódico en español más importante de Arizona: Prensa Hispana. Lo leí por casualidad esta semana cuando limpiaba mis mensajes en Facebook. Me hizo sentir todo. El orgullo se le colaba entre enunciados.

Hoy pienso en lo mucho que ha pasado desde ese 2009 y quisiera pensar que estaría fascinado con el camino que hoy recorro. Después pienso en otro hombre que, como él, me ayudó a descubrir mi periodismo: Don Manny.

El dueño de Prensa Hispana me abrió las puertas el mundo del periodismo comunitario que no conocía y no entendí hasta mucho después. Don Manny me desafiaba sin saberlo y quizá ni notarlo. Hoy le agradezco por cada vez que me obligó a replantearme las historias y la audiencia; los días en los que yo sentí que perdía el tiempo entre una junta y otra, cuando en realidad estaba sembrando relaciones humanas.

Don Manny era una persona contradictoria: siempre rodeado de gente, pero vivía en soledad; odiaba el café y el internet y amaba la música y los corridos. Era de esos que olía el periódico cuando salía de la imprenta antes de repartirlos y lo ojeaba rápidamente. Poco leía. Confiaba en mí y mi criterio editorial; por unos años, no necesitó más.

Me gustaría pensar que estaría orgulloso de la “señorita Marisa” a la que le enseñó en dónde estaba el Capitolio Estatal o cuáles eran los grupos de moda en el Gran Mercado. Me encantaría que viera lo que hemos logrado con su ejemplo. Sé que me llevaría al Comedor Guadalajara a celebrar mi graduación y me compraría un pastel de dibujos animados, porque por más exitosa que fuera, siempre me vio como una niña. Él también me heredó algo muy preciado: una casa editorial que siento mía.

Me consuela saber que sigo honrando sus memorias con cada programa de radio o cada columna publicada, con el aniversario de su legado en Prensa Arizona, con el podcast que estoy cocinando y con la maravilla de saber que hemos llegado lejos juntos.

Maritza Félix
Maritza Félix
Maritza Lizeth Félix es una periodista, productora y escritora independiente en Arizona. Nació en Magdalena de Kino, Sonora, México. La frontera ha sido su hogar y su inspiración por más de 15 años. Su trabajo ha sido publicado en importantes periódicos de Estados Unidos, México y otros lugares del mundo, así como en las principales cadenas de televisión de habla hispana Univisión y Telemundo. Actualmente trabaja de manera independiente para la Organización Editorial Mexicana, Channel 4, Proyecto Puente, Uniradio Noticias, Telemax y Prensa Arizona. Fue reportera en el documental “Misterios de la Fe”, de Discovery Channel y fungió como productora del documental de la frontera de Estados Unidos y México para la serie televisiva “The Wall”, un trabajo investigativo mundial realizado por Rondo Media, del Reino Unido. También ha sido productora de proyectos especiales como coberturas políticas, electorales y de inmigración para Al Jazeera y fue la productora de investigación en el galardonado reportaje “Risking It All For America – Riding The Train Of Death”, de Channel 4 en Inglaterra. En 2011 fue nombrada por Chicanos Por La Causa como una de los “40 Líderes Hispanos menores de 40 años” en reconocimiento a su trabajo periodístico e influencia en el estado. Félix ha ganado cinco premios Emmy y fue la primera ganadora del premio a la “Mejor Crónica Escrita en Estados Unidos”, de Nuevas Plumas. También ha recibido múltiples galardones del Arizona Press Club por sus reportajes. En 2012 y 2013, la revista Phoenix New Times la nombró como la “Mejor Periodista de Habla Hispana” en Arizona. Maritza está felizmente casada y es mamá de unos mellizos curiosos que retan y alimentan su imaginación todos los días y llenan su vida de alegría, amor y carcajadas.

Comenta aquí / Comment here

“Los educadores californianos son el corazón de nuestra comunidad. Y la razón por la que la Asociación de Maestros de California sabe que escuelas públicas de calidad son lo que hace una California mejor para todos nosotros”.


“California Educators are the heart of our community. And why the California Teachers Association knows quality public schools make a better California for all of us.”

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

En portada

El después de la migración

Migrar es complejo. Cruzamos la frontera, con visa o sin ella. Migrar es renacer y fecundar; es entender que la ida casi nunca lleva vuelta. Migrar es el día después.

EDITORIAL

Biden y los inmigrantes: desconcierto y desilusión

Plan migratorio de Biden
0
Llamamos a la anulación inmediata del uso del “Título 42” para impedir que migrantes refugiados soliciten legalmente asilo en Estados Unidos. Y que esta anulación abra el camino para avanzar la esperada reforma migratoria

Lo más reciente

Relacionado