MAXIMAS Y MINIMAS: No hay nada más distinto a uno que nuestros semejantes

Maximas y minimas: no hay nada más distinto a uno que nuestros semejantes
Esta es la parte 33 de un total de 101 partes en la serie Aforismos / Rafael Carvajal
Lea también / Read Also
Una vergüenza: los latinos que no votan

No hay nada más distinto a uno que nuestros semejantes.

Cuando se pierde la fe se cree hasta en los demás. Clic para tuitear

Pensándolo bien, es divertido ser mal pensado.

Se dicen tonterías cuando menos se piensa.

Mi madre me enseñó fuerza de voluntad cuando decía: “no te levantas de la mesa hasta que te comas todo”.

Cuando el hombre se casa luce de frac. Cuando se divorcia luce fracasado.

En los países pobres devuelven los billetes por falta de fondos.

Cómo explicarle a un niño que cuando las grandes corporaciones quiebran, las deudas las tenemos que pagar todos con nuestros impuestos pero que, cuando esas mismas corporaciones ganan millonadas de dólares, son privadas y no las comparten con nadie.

Mientras que el agua aspira a ser hielo, el hielo se deshace por ser agua.

Para el puercoespín la cosa está muy espinosa.

Definición de Diccionario: sólo palabras.

Rafael Carvajal
Acerca de Rafael Carvajal 167 Articles
Rafael Carvajal nació en Bogotá, Colombia. Tras cursar estudios de periodismo en su país, se radicó en Los Angeles, California. Sus escritos han sido publicados en revistas y periódicos tanto en Estados Unidos como en Colombia. Su forma de esribir denota una mezcla de filosofía lógica con humor absurdo. Es miembro fundador de la peña literaria La Luciérnaga de Los Angeles.