¿Quién envió al asesino de Thousand Oaks?

En Estados Unidos basta que se reúnan cinco personas con un cartel que diga: «Dios odia a los maricones», o «Dios envió al asesino de Thousand Oaks», para que el incidente esté en las noticias.

¿Por qué?  Porque el odio a minorías ya no se considera «normal» en una sociedad avanzada. Y porque no deja de sorprendernos, cada vez que miembros la Iglesia Bautista de Westboro (con sede en Kansas) hacen este tipo de enunciados en protestas públicas o en funerales de militares estadounidenses.

Ahora, estos manifestantes dicen que Dios envió al asesino de la masacre en el bar Bordeline en Thousand Oaks. El 8 de noviembre pasado Ian David Long, de 28 años, mató allí a 12 personas, entre ellos varios alumnos de la escuela secundaria local.

Pero esta semana a las puertas de esa escuela, el amor hizo más ruido que el odio. Sólo siete miembros de la iglesia adventista llegaron para hacer una fugaz aparición. Pero al cabo de pocos minutos, sus provocativos carteles desaparecieron entre decenas de mensajes de amor y paz.

«Tú también eres un hijo amado de Dios».

«Dios ama a todos por igual».

En menos de 15 minutos, los manifestantes de Westboro se esfumaron como el humo. La comunidad de Thousand Oaks se plantó firme con sus ideales de amor y tolerancia, desde muy temprano. Allí estuvieron desde las seis de la mañana esperando al otro grupo.

Lee también:   La retórica racista siempre generará violencia y muerte

Los miembros de la iglesia bautista, como acostumbran, habían hecho un anuncio la semana pasada en su sitio de internet  anunciando su presencia este lunes en Thousand Oaks.

Su propósito era clamar que Dios envió al autor de la masacre que sufrió la ciudad. Y aprovechar que doce personas murieron en unos de los bares locales, para predicar la palabra de Dios tal como ellos la comprenden. El lugar que eligieron para su demostración sería afuera de la escuela secundaria. Allí, dijeron,  invitarían a los jóvenes que asisten a bares donde «reside el pecado» a arrepentirse. Pero la fórmula no les funcionó y su mensaje se esfumó sin crear eco.

Nadie se los pidió, pero ellos están convencidos de tener una respuesta a la tragedia de los tiroteos en este país. La quieren compartir.

Y pueden hacerlo. Los ampara la ley.

Así es. Nadie puede impedir que difundan sus mensajes intolerantes, es su derecho a la libre expresión amparado en la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, que es muy específica.

El Congreso no podrá legislar ninguna ley con respecto al establecimiento de la religión, ni prohibir la libre práctica de la misma; ni limitar la libertad de expresión, ni la de prensa; ni el derecho a la asamblea pacífica de las personas, ni impedirles solicitar al gobierno una compensación de agravios.

Gracias a la Primera Enmienda, estas personas podrán seguir expresando sus discursos inflamatorios, sin pelos en la lengua contra las comunidades gay, en funerales de soldados, y contra otras religiones. Todo lo que quieran.

Lee también:   Robb Elementary: Somos cómplices
Perfil del autor

Periodista y Emprendedora
María Leonor Inca cuenta con 10 años de experiencia en periodismo entre Ecuador y EEUU. Actualmente es reportera y presentadora de noticias para Vision Latina, como también lo hizo en Estrella Media, medios televisivos en espanol con cobertura para California y a nivel Nacional para Estados Unidos. Ademas es bloguera y creadora de contenido digital. Cuando tenía 18 años, cofundó su propio periódico que servía a todo el estado de Guayas, en su pais natal Ecuador, empezando como emprendedora en medios escritos a temprana edad.
A los 19 años logro ingresar al reconocido periodico nacional, Diario Hoy, para el que cubrio eventos históricos en el país, como la nueva reforma constitucional del país del presidente Rafael Correa.
A los 20 años, comenzó a trabajar en television, como reportera de investigación y productora de varios segmentos en horario estelar en el programa de Noticias, “Ecuador Insólito” de TC Television, canal National.
María Leonor hizo una breve pausa al periodismo en Ecuador en el año 2012, para viajar por Europa, América y el Medio Oriente para aprender inglés comenzar a bloguear sus experiencias, con entrevistas a celebridades, estilo de vida, moda, entretenimiento y opinión política. Esto antes de continuar su carrera televisiva en EEUU.

Lee también:   Las armas y el terror

En portada

EDITORIAL

Lo más reciente

Relacionado