lunes, octubre 18, 2021
Hispanic L.A.PoliticaAmérica LatinaRiesgos funcionales en MERCOSUR,...

Riesgos funcionales en MERCOSUR, a 30 años del Tratado de Asunción

Estos son tiempos de resistencia para MERCOSUR. Se trata de defender los logros alcanzados luego de tantos años de esfuerzos y recursos invertidos. Son los avances en integración regional los que ahora debemos salvaguardar

El Tratado de Asunción hizo posible la constitución del Mercado Común del Sur -MERCOSUR- integrando de esa manera a Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, que lo firmaron el 26 de marzo de 1991.

Desarrollo económico y social

Hace ya treinta años se conformó una esperanza que tenía la perspectiva de acelerar el desarrollo económico y social de los países signatarios.

Sin embargo, las aspiraciones eran mayores. Se apostaba desde ese entonces a que ocurriera un efecto de arrastre respecto al desarrollo de la región latinoamericana y caribeña. Aún se mantienen esos anhelos, en particular cuando se reconoce que el tratado en referencia une a dos de las tres economías más grandes en la región -Brasil y Argentina, con pesos del 44% y del 7% del total de producción latinoamericana, respectivamente.

Un mayor optimismo podría emerger a partir de la coordinación de MERCOSUR con otro bloque, el de la Alianza del Pacífico -AP. Esto permitiría unir a la segunda economía regional, México -con 28% de la producción latinoamericana- además de Chile, Colombia y Perú.

Varios son los logros de MERCOSUR. Al menos no se ha desbaratado el Tratado original. Aunque actualmente existen amenazas, para nada disimuladas, con epicentro en Brasilia, a raíz de propuestas de Jair Bolsonaro.

Reunión cancelada

En medio de todo esto, de manera inmediata, hay un dato último que aparece como un indicador nada halagüeño sobre MERCOSUR. Para este miércoles 16 de junio se tenía programada una reunión de cancilleres de los países miembros y no se llevó a cabo. Se pospuso por segunda vez y no se tiene fecha prevista de realización. La elocuencia de los hechos en la vida puede ser estridente, como en este caso: esta actividad de coordinación no parece ser prioritaria para los gobiernos actuales de los países integrantes del bloque.

Quizá, desde otra perspectiva, no sea tan contraproducente este postergación de actividades. Existen peligrosas propuestas de Brasil y Uruguay que pueden comprometer la operatividad del grupo. En concreto, las iniciativas de estas dos naciones buscan “establecer que cada país integrante del bloque comercial pueda negociar por sus propios medios, con sus objetivos particulares, guiándose por estrategias e intereses nacionales” tal y como se ha dado a conocer.

De concretarse esa “iniciativa de flexibilización”, como oficialmente se le ha dado en llamar a este cambio, pregonado entusiastamente desde Brasilia, habría un serio retroceso. Precisamente porque tal “idea” atenta contra el mayor poder de negociación externa del bloque, un aspecto medular que justifica la constitución de procesos de integración económica.

Las ventajas que ofrecen los bloques de integración las conocemos en especial desde la obra clásica “Teoría de la Integración Económica” (1961) de Bela Balassa (1928-1991). Además, de los aportes que al respecto hiciera el primer Nobel en Economía (1969) Jean Tinbergen (1903-1994) y las aplicaciones del teorema Balassa-Samuelson.

MERCOSUR: ventajas de la integración

Otras de las ventajas de la integración económica y social, además del mayor poder de negociación, ya mencionado, se refieren a: (i) al integrar mercados, los países pueden aumentar la demanda interna; (ii) mayor competitividad para captar fondos de inversión extranjera directa; (iii) se pueden utilizar, con mayor efectividad, mecanismos de producción basados en economías de escala.

Esto ya se debería saber, pero evidentemente estos conceptos no son válidos en las prioridades de los gobiernos, al menos de quienes están en Montevideo y Brasilia. Véase como el subdesarrollo no es de gratis; la lógica en la vida es inexorable.

Existen ocasiones en las cuales uno recuerda una frase que se atribuye a André Gide, escritor francés y Nobel de Literatura 1947: “todo ya está dicho, pero como nadie escucha, es necesario volver a empezar”. Con mucho, es precisamente nuestra falta de conocimientos lo que nos hace cometer errores. En determinadas condiciones pueden resultar en altos costos individuales y más aún, procesos altamente lesivos para las condiciones de vida de grandes conglomerados sociales.

Nótese además que estamos abordando el tema de MERCOSUR, un acuerdo de integración muy importante. Algunos datos: los países que integran este tratado tienen una cobertura de 12.8 millones de kilómetros cuadrados, algo significativo cuando se estima que la extensión de Estados Unidos es de 8.5 millones de kilómetros cuadrados. Tiene un total de casi 275 millones de habitantes, es decir un 70% de la población de Sudamérica.

Además, MERCOSUR representa el 82% del producto interno bruto de Sudamérica, con 4.6 millones de millones de dólares, es decir que es la quinta economía mundial. Su territorio tiene amplias reservas energéticas, minerales, de recursos naturales, de agua, de petróleo. Allí se ubica uno de los pulmones del planeta: la Amazonía. Provee el 63% de la soya del mundo, y es el principal exportador de carne vacuna, avícola y del café. Es el octavo productor global de autos y principal proveedor mundial de hierro.

A treinta años de la firma del Tratado de Asunción se hubiera esperado que MERCOSUR pudiese tener nexos funcionales con la Alianza del Pacífico. En lugar de ello, se ciernen serias amenazas contra el tratado de integración. Esos son los costos que conlleva la elección de liderazgos como el del excapitán Bolsonaro al frente de Brasilia. Populismo puro y duro, a prueba de kriptonita. Estos son tiempos de resistencia. Se trata de defender los logros alcanzados luego de tantos años de esfuerzos y recursos invertidos. Son los avances en integración regional los que ahora debemos salvaguardar.

Lee también

Para regresar al poder en México están dispuestos a todo

Desde Honduras: Pacto de Tegucigalpa

DESDE HONDURAS: Una semana más de resistencia

 

Visitas de hoy a esta página: 226
Ultima hora 2
Hispanic L.A. últimos 30 días: 634757
Giovanni E. Reyes
Giovanni Efrain Reyes Ortiz, Ph.D. en Economía para el Desarrollo y Relaciones Internacionales, de la Universidad de Pittsburgh, con post-grados de la Escuela de Altos Estudios Comerciales -HEC- en París, Francia, y de la Universidad de Harvard. Ha sido Director de Integración Latinoamericana y del Caribe en el Sistema Económico Latinoamericano y Director de Informe en Naciones Unidas. Google Scholar: https://scholar.google.com/citations?user=lr_tofcAAAAJ&hl=en Academia Edu: https://urosario.academia.edu/GiovanniEReyes

Comenta aquí / Comment here

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe una revista semanal con lo más nuevo de HispanicLA y con los artículos que hicieron historia.

Hispanic L.A. en Twitter

El mensaje de los trabajadores es de sentido común: volverán a trabajar como antes si se les ofrece seguridad contra el virus y condiciones plausibles. https://hispanicla.com/renuncias-y-desempleo-apuntan-a-un-mercado-de-trabajo-inestable-58879

Load More...

Desde Los Angeles

Lo más reciente

Relacionado

Los 5 temas más buscados