martes, diciembre 1, 2020
Más

    2020, el año terrible

    Al entrar en el último trimestre de el año terrible 2020 es imposible no concluir que ha sido efectivamente terrible a nivel personal, colectivo y mundial, y todavía no podemos predecir qué ocurrirá en la elección presidencial del 3 de noviembre y cómo cerrará este fatídico año que tanto dolor y angustia ha generado.

    Calamidades

    Recuerdo que enero de este año fue tan traumático para los puertorriqueños, entre otras cosas, por producirse terremotos de los cuales todavía el sudoeste de la Isla no se recupera; que el pueblo decidió partir de cero y decirle adiós a enero como como si el año comenzara en febrero con fuegos artificiales y toda la cosa.

    Lo que no sabíamos era que a la vuelta de la esquina, en marzo, comenzaría el desmadre del Covid-19 donde todavía nos encontramos. La pandemia sigue azotando al mundo entero, aunque Estados Unidos ocupa el primer lugar en casos, 6 millones, y en muertes, 183,000 y sumando.

    En medio de la pandemia han sido cientos de miles de personas las que han perdido seres queridos por el virus, pero también por otros padecimientos en muchos casos mal atendidos por las cuarentenas y las crisis en los hospitales.

    A nivel personal, en este maldito año perdí a mi padre víctima de cáncer, de manera que 2020 quedará grabado en mi mente y en mi corazón por siempre, por más que quisiera borrarlo cuando pase.

    Y más crisis

    Pero el Covid no solo está cobrando vidas literalmente. Ha dejado a millones de personas sin trabajo que batallan por el sostenimiento de sus familias en medio de un panorama que, lejos de mejorar, empeora. Las noticias diarias sobre la lucha por beneficios de desempleo o la espera por ayudas extra que no llegan se suman a las noticias de todos los negocios que poco a poco han dejado de existir, lastimando la economía a todos los niveles.

    La crisis económica exacerba a su vez la salud mental en los hogares, vecindarios, ciudades, en el país entero.

    Y si a eso le sumamos viejos flagelos que durante décadas nos han aquejado, como el racismo sistemático e institucionalizado, o la violencia policial, no es de extrañar que se intensifiquen las manifestaciones a través del país.

    Sin líder

    Pero uno de los problemas centrales para encarar todas estas crisis es la falta de liderazgo desde la Casa Blanca, partiendo de la irresponsable respuesta del gobierno federal a la pandemia, que resultó en que la cifra de muertos sea tan elevada.

    El momento histórico que vivimos requiere de líderes a quienes realmente les preocupe el bienestar de sus gobernados y de la nación; líderes capaces de sentir empatía por los demás; líderes que no solo quieran estar en gracia con un segmento de la población, el anglosajón, en detrimento de los demás. Líderes que traten de calmar a la nación y no fomentar la división y explotar todas las situaciones políticamente y a su favor.

    Lamentablemente en este año terrible nos gobierna un presidente terrible que sigue haciendo exactamente lo contrario, y que en lugar de denunciar la violencia, favorece a un bando y fomenta más tensiones. Ahora anuncia que irá a Kenosha, Wisconsin, la ciudad donde el afroamericano Jacob Blake recibió 7 disparos en la espalda a manos de un policía anglosajón, dejándolo parapléjico, y donde un seguidor de Trump de 17 años de edad mató a dos manifestantes e hirió a un tercero, sin que el presidente haya hecho referencia alguna al incidente. ¿A qué va? ¿A hacernos creer que le importa lo que está pasando o a atizar la leña? O quizá a firmar autógrafos como hizo en la Costa del Golfo azotada por el huracán “Laura”, donde sugirió que los vendieran en E-bay por 10,000 dólares.

    Y a poco más de 60 días para las elecciones generales es de anticiparse que Trump fomente todavía más la división porque su campaña basada en el miedo está sembrando el espectro del “fraude” para movilizar a sus huestes.

    Quisiera pensar que una mayoría añora el cambio y que este año terrible quizá nos sorprenda de salida con una buena noticia en las urnas. Quisiera.

    El 3 de noviembre sabremos si para muchos de nosotros 2020 termina tan estrepitosamente como comenzó, o si se abre una puerta para la esperanza.

    Maribel Hastings
    Maribel Hastings
    Maribel Hastings is a Senior Advisor and columnist at America’s Voice and America’s Voice Education Fund. A native of Puerto Rico, Maribel is a graduate of the University of Puerto Rico with a major in public communications and a history minor. She worked for La Opinión, and became La Opinión’s first Washington, D.C. correspondent in 1993. Maribel has received numerous awards, including the 2007 Media Leadership Award from the American Immigration Lawyers Association (AILA) for her coverage of the immigration debate in the U.S. Senate.

    Notas relacionadas

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    quince − 1 =

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Lo más reciente

    Los dos Diegos, por Liza Rosas Bustos

    A los Dos Diegos: Ahora que caminas libre de tu cuerpo que se hizo esclavo del ritmo de la adicción y no pudo esquivar los goles que hizo a tu cuerpo, tu ejemplo es nuestro de todo y de todos

    8 poemas de César Vallejo para días de soledad y muerte

    HispanicLA presenta ocho poemas de César Vallejo, entre los más queridos del escritor peruano, con el texto completo y cada uno leído por artistas; para gozar en estos días taciturnos de soledad y muerte

    Coronavirus en México: los cabalísticos 100,000 muertos

    La andanada de críticas al gobierno por su gestión de la pandemia del coronavirus en México no tiene mucha base real, es alboroto político, cacerolismo puro y, aunque ocupe un lugar prominente en los medios, dudo que sea una mayoría la que piensa así

    El velatorio de Diego Armando Maradona, en directo

    Velatorio de Diego Armando Maradona: Cientos de seguidores comenzaron en la noche del miércoles a agruparse en las inmediaciones de la Casa Rosada para despedir a Diego Armando Maradona, velado desde las 6 en un salón de la Casa de Gobierno. La ceremonia pública se extenderá hasta las 16, hora de Buenos Aires.

    Estamos en Facebook y Twitter

    4,572FansMe gusta
    1,974SeguidoresSeguir

    Los 5 populares de la semana

    Esta fue la literatura precolombina: aztecas, mayas, incas (imágenes)

    Todavía queda algo, muy poco, de esos escritos aztecas, mayas e incas, que podemos leer y analizar

    Navidad o la historia del Dios Sol

    Los romanos festejaban el 19 de diciembre el Saturnal Romano en honor de Saturno, dios de la agricultura, que se celebraba durante siete días de bulliciosas diversiones, esta fiesta comenzaba el 17 y terminaba el 23 de diciembre, con grandes banquetes, donde la comida, el vino y el sexo, tenían un protagonismo importante, y el día 25 de diciembre era la fiesta de la exaltación del Sol

    El Cuervo de Edgar Allan Poe, traducción de Julio Cortázar

    “Es —dije musitando— un visitante tocando quedo a la puerta de mi cuarto. Eso es todo, y nada más.”

    Peronismo: democracia de masas o fascismo posible

    Si hay algo en lo cual detenerse a la hora de intentar comprender el fenómeno del peronismo es, a nuestro juicio, la heterogeneidad de sus componentes y de ideas propugnadas, según el problema que se enfrente y la coyuntura histórica por la que se atraviese

    Comunismo y fascismo, el mismo perro

    Parafraseando a José Martí –y salvando las circunstancias y el simbolismo patriótico de la frase martiana—es evidente que el comunismo y el fascismo son del totalitarismo las dos alas. O dicho popularmente, son el mismo perro con diferente collar.